12:41 h. lunes, 22 de abril de 2024

Historias del balonmano en Lanzarote

EN TITERROY: CINCINATI, KAS Y CONDAL,... Y LA GRAN GENERACIÓN DEL 63

 |  02 de octubre de 2023 (09:36 h.)
Lorenzo Lemaur
LORENZO LEMAUR

Antes de que Manolín Fuentes, Rafael Tejera, Eloy Perdomo, Agapito de León y otros jóvenes de Santa Coloma que estudiaban en el Instituto de Arrecife formaran un equipo juvenil al que llamaron "San José", ya había llegado la epidemia del balonmano al barrio. En el Colegio Sanjurjo Maneje se había formado el mítico Cincinati,  con las muy recordadas camisetas color naranja. Herederos del Timanfaya, con José Francisco Crespo como líder y Santiago Bolaños de portero, lo formaron Carlos Tejera Bonilla, Pepito Parrilla, los hermanos Miguel Angel y Toñito Hernández, Julián Morales, Toni Robayna... y ya hicieron de las suyas en el campeonato infantil de los Juegos Escolares del curso 1974-75.

Paralelamente, muestra de que ya el balonmano se había hecho importantemente presente en el hoy Titerroy; en el Colegio Benito Méndez, los alumnos de 7⁰ y 8⁰ de la entonces EGB habían sido en aquel curso 74-75 campeones en cadetes, empatados con el hasta entonces invencible Generalísimo. Mientras, los más pequeños de 4⁰, 5⁰ y 6⁰ habían formado sendos equipos a los que llamaron Kas, con camisetas blancas, y Condal, con uniforme amarillo. Rafael Ángel Domínguez Schwartz, como portero, José Domingo Morera, Miguelo Páez, los gemelos Javier y César Curbelo, Juan Francisco Cabrera Suárez, los hermanos Matías y Romanín Cabrera, Tiburcio Garrido, Juan Carlos Rodríguez Negrín, Marcelo Merino, José Antonio Machín, Francis Aboid, Ye Cabrera, entre otros, amén de los más granditos que luego fueron con el San José Obrero subcampeones provinciales de la categoría juvenil en la temporada 1976-77, fueron el grueso de la primera generación en la que todos los niños de Santa Coloma jugaban a balonmano.  Paralelamente ocurría lo mismo con las chicas. Esa historia ya se la conté hace algún tiempo.

Sobre el nombre del Kas, que eran los más pequeños, Francis Aboid me contó la historia que no conocía. Además de recordarme que Tiburcio Garrido y Poyato "también bien fueron fundadores", me apunta que, "aunque no estoy seguro de todos los que estábamos, fundamos el equipo con un libro de enciclopedia para poner el nombre, abriendo sin mirar y poniendo el dedo; y cayó sobre el KAS, que era un equipo de ciclismo. Ahí nació el KAS, con una ilusión tremenda".

Sobre el Condal, los más grandes, me cuenta Ye Cabrera que "en los comienzos estábamos Matías Cabrera Curbelo (qepd, el hijo de Román Cabrera y Lolina Curbelo), Suso Umpiérrez, Luis Manuel Garrido, Antoñillo el Castañuela, Juan Pedro. También estaba en el equipo Valido, hijo de militar. Zurdo, jugaba de lateral derecho. El portero era Paco el Negro que empezó muy pronto con nosotros. No recuerdo si desde el principio. Todo eso fue con Don Félix (García  Déniz, qepd) de profesor de educación física, en el patio del Benito Mendez. Luego Matías fue nuestro entrenador". Seguramente Juan Carlos Rodríguez, Marcelo y José Antonio Machín, los tres nacidos en 1962, igual que Ye, que vivían en los alrededores del Colegio, también estarían en el equipo. Por lo menos, en el curso 1975-76, que fue cuando yo los conocí al incorporarme al CB San José Obrero, ya estaban en el equipo. 

Todo esto, como ya dije, en el curso escolar 1974-75, cuando de la mano de Guillermo González Raviña se organizaron los primeros Juegos Escolares en Lanzarote.

Precisar que yo promoví la Escuela de Balonmano San José Obrero desde el Colegio Sanjurjo Maneje, al inicio del referido curso 1975-76. Aquel años, en chicos hicimos cuatro equipos para el campeonato infantil: el Cincinati, que era el A, con los ya citados, que entrené personalmente. El Fieras de Goyo, que como su nombre indica entrenaba Goyo García Luzardo, en el que la mayoría eran alevines. Los Rateros, que entrenaba Juan Deniz de Leon, y el San José D, que entrenaba Emeterio Hernández, y que eran todos benjamines. Entre ellos el propio David Robayna. La incorporación de los alumnos del Colegio Benito Méndez Tarajano a la Escuela de Balonmano San José Obrero se produjo en el curso escolar siguiente, 1976-77, cuando el APA del centro me contrata como profesor de educación física. 

Precisar que en aquellos tiempos, en los Juegos Escolares solo habían dos categorías: cadete e infantil. 

Esto es solo una puesta en situación. La semana próxima les cuento, propiamente, sobre la gran generación de jugadores de balonmano del 63.