17:55 h. sábado, 20 de julio de 2024

Tras obviar el soterramiento, la alternativa más económica y menos destructiva con el medio ambiente, el consejero de Obras Públicas aprueba la expropiación de enormes cantidades de suelo protegido "a precio de oro", según denuncian los colectivos sociales

Sebastián Franquis adjudica la destrucción de 345.800 m2 de suelo virgen (y protegido) al grupo de empresas del exconsejero (también socialista) José Carlos Henríquez

 |  20 de abril de 2023 (11:19 h.)
Autovía prevista
El consejero de Obras Públicas del Gobierno canario, Sebastián Franquis, desoyendo los informes técnicos desfavorables e "ignorando" el impacto medioambiental que supone la destrucción de 345.800 m2 de Suelo Rústico de Protección de Jable (o sea, suelo protegido), ha adjudicado la construcción de una autovía de 6 carriles que enlace Argana con el aeropuerto, al grupo de empresas del que forma parte el exconsejero (también socialista) José Carlos Henríquez (en su día investigado por la llamada trama de Parques Eólicos). Con un añadido alarmante: se permite la expropiación (por cantidades millonarias) de grandes cantidades de parcelas de escaso valor económico hasta ahora, preguntándose los colectivos sociales, ¿a quién pertenecen esas parcelas?

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, que dirige Sebastián Franquis, ha publicado este miércoles 19 de abril, en la Plataforma de Contratos Públicos "la resolución por la que se propone a la UTE Grusamar-GIPIC-HSIA como adjudicataria, con una inversión de 1.128.965 euros, del contrato para la redacción del proyecto de trazado y construcción de la nueva autovía entre el aeropuerto de Lanzarote y el enlace de Argana, en la LZ-3, que da acceso al Hospital Universitario Doctor José Molina Orosa". Tras esta propuesta, la UTE tiene 15 días "para presentar todos los avales necesarios antes de firmar el contrato con el que se va a proyectar una nueva vía que permitirá una conexión más ágil y fluida a los automovilistas del sur de la isla y de la capital entre dos infraestructuras insulares esenciales como son el aeropuerto y el hospital".

- "La proyectada Autovía JAMÁS ha estado contemplada en el Plan Insular vigente"

Para comprender mejor la trama que se ha montado alrededor del proyecto de construcción de una Autovía que enlace la zona de Argana con el Aeropuerto de Guacimeta, hay que remontarse al año 2007 (hace 16 años). Entonces, acababa de conformarse el nuevo Gobierno autonómico entre Coalición Canaria (Paulino Rivero) y Partido Popular (José Manuel Soria), alianza que dejó fuera de gobierno al mayoritario (en votos) Partido Socialista de Fernando López Aguilar.

Ya por esa época, la carretera LZ-2 a su paso por Playa Honda, dividía drásticamente la localidad en dos zonas, separando el núcleo residencial del industrial. Con el añadido del intenso tráfico rodado que circulaba por la vía (era la más frecuentada por los vehículos que se dirigían al sur, y viceversa), provocando grandes atascos con colas kilométricas, y los consiguientes accidentes. Y la situación amenazaba con ir a más por el aumento del parque automovilístico, y por su cercanía al Aeropuerto de Guasimeta donde a diario aterrizaban centenares de turistas, que rápidamente alquilaban vehículos en la misma zona.

Siendo consejero de Obras Públicas del Ejecutivo, Juan Ramón Hernández Gómez, la Dirección General de Infraestructura Viaria del Gobierno de Canarias planteó en un anteproyecto la creación de una nueva Autovía de Circunvalación a Playa Honda. En ese momento no había ninguna alternativa viable conocida, por lo que se trasladó dicho Informe a la entonces presidenta del Cabildo de Lanzarote, la socialista Manuela Armas. Y ella a su vez se lo entregó para su estudio, al arquitecto José María Ezquiaga, encargado en ese momento de la redacción del nuevo Plan Insular de Ordenación del Territorio (PIOT).

Ezquiaga propuso en aquel entonces, que la prevista circunvalación “se adentrara en el municipio de Tías, girando hacia Puerto del Carmen, más allá de la empresa Indelasa”. Y dichas apreciaciones se registraron en el borrador del previsto Plan Insular, que al final acabó en una gaveta.

Dos años después, llegó a la Presidencia del Cabildo Pedro San Ginés (CC), a través de una moción de censura. Y tras tener conocimiento de la existencia del anteproyecto de la nueva Autovía de Circunvalación, les consultó a los técnicos del Cabildo si no había otra medida que no fuera “tan destructiva” con el Medio Ambiente. A lo que éstos le respondieron que “no había ninguna otra alternativa viable”. Por lo que el documento continuó en el borrador de lo que iba a ser nuevo Plan Insular, a la espera de que “algún día” fuera aprobado.

Tiempo después, ante la creciente y alarmante congestión que significaba el CRUCE A DIARIO DE 64.600 VEHÍCULOS por la citada vía, dividiendo (y separando más) Playa Honda, y ante la falta de inversiones para la construcción de nuevas carreteras en Lanzarote (y para remozar las existentes), surgió una Iniciativa por parte de empresarios y técnicos para estudiar nuevas alternativas que le dieran la necesaria movilidad al ascendente parque automovilístico, y por supuesto, para evitar la destrucción de suelo protegido en una Isla considerada Reserva de la Biosfera. Fue así como surgió el Proyecto LANZAROTE XXI.

El proyecto, realizado por el prestigioso estudio de arquitectos Aires Mateus, refería “a un estudio conceptual que promueve estrategias de permeabilidad o porosidad entre la zona residencial de Playa Honda y la zona comercial, gracias al enterramiento de la carretera LZ-2. Las nuevas soluciones de usos y movilidad propuestas (automóvil, peatón y ciclable), garantizan una escala más humanizada, integrada con nuevos equipamientos, soporte de actividades múltiples e inclusivas (plazas, jardines, campos de juegos). Este nuevo parque lineal y sus conexiones a través de pasillos ecológicos hacia el mar refuerza el carácter e identidad de Lanzarote, en sintonía con su estatuto de reserva de la biosfera”.

El estudio fue presentado en su momento a todas las instituciones de la Isla. Y cuando llegó al Cabildo de Lanzarote, tal y como reconoció el entonces presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, “nosotros gobernábamos entonces con el Partido Socialista, con Andrés Stinga (hoy vuelve a ser consejero de Obras Públicas y Carreteras). Y entonces, los técnicos del Cabildo (cuyo nombre no quiero dar), ante las propuestas de un empresario que siempre ha apostado por el soterramiento, decían que ‘eso no era viable, no era posible, no solucionaba el problema’… Yo me encontré eso heredado del Partido Socialista, con un consejero de Obras Públicas que respaldaba esas propuestas, y con un informe de los técnicos que decían que ‘el soterramiento no solucionaba nada’… Pues se quedó tal cual estaba. Y esa es mi parte de responsabilidad…”.

Hasta que, en 2019, llegó al gobierno del Cabildo la socialista Lola Corujo (y con ella, como consejero de Obras Públicas, el mismo Andrés Stinga). Mientras que el Gobierno canario quedaba en manos de Ángel Víctor Torres, secundado en la consejería de Obras Públicas, por el también socialista Sebastián Franquis. Fue en ese momento cuando volvió a desempolvarse el proyecto de construcción de una autovía que podría significar la destrucción de 345.800 m2 de suelo protegido, en unas parcelas que de repente “se han revalorizado” y cuyos propietarios “han sido mantenidos en el anonimato”.

Lo irónico de este asunto, es que los terrenos que se pretenden expropiar (se habla de 17 millones de euros en indemnizaciones), son SUELOS RÚSTICOS DE PASO DE JABLE. O sea, que con esa calificación no se puede construir nada (de eso pueden hablar mucho los sufridos vecinos de Camino de Güime y de Las Vírgenes de Argana, cuyas viviendas llevan años amenazadas de derribo).

Al respecto, la todavía Presidenta del Cabildo de Lanzarote, Lola Corujo, ha alegado que “la calificación cambió porque así aparece en el Plan Insular". Pero ¿a qué Plan Insular se refiere? Porque el borrador del que iba a ser nuevo Plan, tras tantos años cogiendo polvo en una gaveta, en octubre de 2022 quedó “archivado definitivamente”, dando carpetazo con ello a 15 años de trabajo del prestigioso arquitecto, José María Ezquiaga.

Y en el Plan de 1991 (el todavía vigente), no aparece en ningún lado el cambio de calificación de los amenazados terrenos para construir una autovía.

Al respecto, el propio Pedro San Ginés llegó a afirmar en ‘La Gambuesa’ (Radio Altahay) que “ESO ES MENTIRA, PORQUE NO HAY NINGÚN PLAN. El Plan (Insular) inicial, que dejé sobre la mesa, Dolores Corujo tardó 3 años en darse cuenta de que no servía, y lo guardó en una gaveta. Por tanto, difícilmente puede alegar que LO DICE UN PLAN QUE NO ES NINGÚN DOCUMENTO NORMATIVO QUE VINCULE, PORQUE NO ESTÁ APROBADO”. Añadiendo que “Eso estaba pintado en ese documento, el Plan que nunca se aprobó. PORQUE ES MENTIRA QUE EL PLAN DEL 91 DIGA NADA DE ESTO. El Plan del 91, QUE ES EL VIGENTE, no habla de esto”.

Proyecto de autovía
Proyecto de autovía

- ¿Manipulación de los baremos?

Hasta ese entonces, el anteproyecto de Autovía de Circunvalación contaba con cuatro alternativas, todas ellas por el norte y destruyendo terreno. Pero tras las elecciones de 2019, salió elegido alcalde de San Bartolomé, el socialista Alexis Tejera. Este joven político, rompiendo con el adoctrinamiento político de su formación, dio un paso adelante y comenzó a estudiar alternativas más viables para su municipio, sobre todo que no significaran la destrucción de cientos de miles de metros cuadrados de suelo protegido. Significativas fueron sus declaraciones en diciembre de 2019, en Radio Altahay y La Verdad de Lanzarote afirmando que “LA ÚNICA ALTERNATIVA PARA UNIR LAS DOS PLAYA HONDA ES SOTERRAR LA VÍA ACTUAL, DEJANDO LA SUPERFICIE COMO UN BULEVAR”.

Quince meses después, cuando el sector socialista del gobierno autónomo hacía propaganda para tratar de vender “los beneficios” de destruir Suelo Rústico de Protección de Jable “para construir una nueva autovía” en la zona, Tejera fue muy claro: Si técnicamente ambas cosas se pueden hacer, el soterramiento y la circunvalación, MI APUESTA DECIDIDA ES EL SOTERRAMIENTO, SIN DUDA” (5 de marzo de 2021, en Diario de Lanzarote).

Así las cosas, el alcalde de San Bartolomé en compañía de un conocido empresario insular se dirigieron a la Dirección de Infraestructura Viaria del Gobierno canario, y se encontraron con su responsable, José Luis Delgado Sánchez. Allí defendió y reclamó que el ejecutivo autonómico realizara un informe que contemplase la viabilidad del soterramiento de la vía que cruza Playa Honda, como medio de evitar la premeditada destrucción de 345.800 m2 de suelo protegido.

Fue tanta su insistencia, avalada por los estudios previos realizados por dos equipos técnicos de Gran Canaria y Lanzarote (arquitectos, abogados, ingenieros técnicos de obras públicas, geógrafos, geómatas e ingenieros de caminos elaboradores del Proyecto LANZAROTE XXI), que el Gobierno canario aceptó realizar un nuevo Informe que contemplase entre sus alternativas la posibilidad del soterramiento.

Desgraciadamente, el 15 de noviembre de 2021, Alexis Tejera fallecía a consecuencia de una terrible enfermedad, dejando parcialmente huérfano el proyecto de soterramiento de la LZ-2 a su paso por Playa Honda. Sin embargo, parecía que su legado iba a continuar (políticamente): su sucesor accidental, el concejal de Hacienda del municipio, el socialista Antonio Rocío, aseguró que “El compañero Alexis lideró el soterramiento y el boulevard, Y SEGUIMOS CREYENDO QUE ES LA MEJOR OPCIÓN”. Palabras similares le dedicó a la cuestión, el nuevo alcalde, Isidro Pérez: “SAN BARTOLOMÉ LUCHARÁ POR EL SOTERRAMIENTO DE PLAYA HONDA”.

Pero en diciembre de 2021 (un mes después del fallecimiento del alcalde batallador), concluyó la elaboración del nuevo Informe del Gobierno canario, ahora con 7 ALTERNATIVAS (cinco posibilidades de soterramiento, una de circunvalación exterior a Playa Honda y otra para aumentar a seis carriles la actual autovía en superficie). El Ejecutivo no lo hizo público, limitándose a afirmar el todavía consejero de Obras Públicas, Sebastián Franquis, que “la más viable, según los técnicos” era la Circunvalación sobre suelo rústico de paso de jable.

Y ya con esa consigna, todos los políticos socialistas de Lanzarote aceptaron la decisión de su cúpula, sin poner reparo a la destrucción de suelo protegido, y al daño medioambiental (flora y fauna) que van a causar… Por menos que eso, mandaron a cazadores matar las cabras silvestres de Famara.

Un año después, el Informe (de 154 páginas) demuestra (a juicio de algunos técnicos) que “los estudios están supuestamente alterados y manipulados”. Y es que las fuentes aseguran que “en los dos estudios previos se aplicaron distintos baremos, primando el aspecto económico frente al medioambiental, dando de esa manera más puntuación global a la circunvalación frente al soterramiento”.

Por ejemplo, en el estudio realizado en octubre de 2020 sobre 4 opciones de circunvalación a Playa Honda, el apartado medioambiental se valoraba con 3 puntos, los aspectos socioeconómicos con 5 y los técnico-económicos con 2. Sin embargo, en el informe de diciembre de 2021 (el de las 7 alternativas), la puntuación medioambiental se valoraba en 2 puntos (quedando relegada al último lugar en relevancia), mientras que la técnico-económica subía a 3 puntos.

Resumiendo, siempre primaba la ponderación de los aspectos socioeconómicos (5 puntos), IMPORTANDO CADA VEZ MENOS LOS DAÑOS MEDIOAMBIENTALES.

¿Y quiénes realizaron ambos estudios? Los ingenieros Antonio Martín, José Luis Pérez y… José Francisco Henríquez (ex consejero socialista de Política Territorial del Gobierno canario). De este último volveremos a hablar después.

- “El Plan de Franquis es una copia del de 2007”

El propio estudio del Gobierno canario reconoce que la alternativa 7, la construcción de la Autovía, es la opción “PEOR VALORADA AMBIENTALMENTE” con unas afecciones superiores al resto, ya que se trata de hacer “un trazado desvinculado de la LZ-2”, que para más inri va a destruir una zona inmensa donde “SE DETECTAN ESPECIES PROTEGIDAS”.

Curiosamente, esa “alternativa” por la que se decanta el todavía consejero Sebastián Franquis, “ES UN TRAZADO PRÁCTICAMENTE IDÉNTICO AL REDACTADO POR EL GOBIERNO CANARIO EN 2007”, según denuncia el expresidente del Cabildo, Pedro San Ginés. O sea, que han hecho un nuevo estudio con 7 alternativas, para volver a elegir la que habían redactado hace 16 años, con unos baremos de dudosa transparencia.

Pero, ¿qué significa la construcción de la autovía donde tiene tanto empeño Franquis, cambiando las voluntades de los políticos socialistas lanzaroteños?

1) IMPLICA LA TRANSFORMACIÓN DE AL MENOS 345.800 METROS CUADRADOS DE SUELO RÚSTICO, QUE SERÍAN OCUPADOS POR LA FUTURA CALZADA.

Para ser más claros, la nueva carretera ATRAVESARÍA UNA AMPLIA FRANJA DE SUELO RÚSTICO PROTEGIDO POR SU VALOR NATURAL, CONSIDERADO SUELO DE PASO DE JABLE (TANTO EN SAN BARTOLOMÉ COMO EN ARRECIFE).

Peor aún, el diseño de la nueva autovía hacia el interior supondría la ejecución de una NUEVA CALZADA DE CUATRO CARRILES, A LO LARGO DE 7.974 METROS. O sea, que, aparte de los citados 345.800 metros cuadrados de suelo rústico, SE OCUPARÍAN OTROS 35.930 CUADRADOS DE SUELO URBANO.

Con un añadido mucho más grave: LA OBRA DE LA NUEVA AUTOVÍA COSTARÍA 75,2 MILLONES DE EUROS, a los que habría que sumar 17,4 MILLONES EN EXPROPIACIONES DE TERRENO. O sea, hablamos DE 92,6 MILLONES DE EUROS DE COSTE (cuando el soterramiento tiene un coste inferior a 60 millones de euros y no destruye nada). .

2) El estudio en el que se apoya el proyecto, “mantiene la LZ-2 en superficie produciendo el efecto pantalla en Playa Honda”. O sea, que RECONOCE QUE EL 40% DE LOS VEHÍCULOS NO UTILIZARÁ LA NUEVA AUTOVÍA, AL SER UNA “VÍA ESPEJO”.

3) Para los técnicos del Gobierno canario, “LA PEOR OPCIÓN VALORADA AMBIENTALMENTE” fue la decidida por el consejero socialista Franquis (de 7 alternativas) ya que” CON DIFERENCIA, ES LA QUE MAYOR OCUPACIÓN DE TERRITORIO PRESENTA DEBIDO A SU TRAZADO, DESPEGADO DE LA LZ-2”.

4) Provocaría “MAYORES AFECCIONES” A LA FAUNA, YA QUE “SE DETECTAN ESPECIES PROTEGIDAS” EN LA ZONA. Añadiendo el inconveniente de que “TAMBIÉN PRESENTARÁ AFECCIONES EN LOS ACCESOS AL HOSPITAL DOCTOR JOSÉ MOLINA OROSA, en cuanto a polvos y ruidos

5) Los técnicos eligieron la opción del soterramiento en los aspectos socioeconómicos y a nivel medioambiental (37 puntos contra 36) por eliminar el “efecto barrera” en Playa Honda.

6) Y a nivel económico, la prevista autovía costaría 75,2 millones de euros (más 17,4 millones de expropiaciones) frente a los menos de 60 millones que significaría el soterramiento.

7) A lo que se suma EL BESTIAL IMPACTO TERRITORIAL Y PAISAJÍSTICO en el territorio de una isla que es Reserva de la Biosfera.

8) La anterior consejera de Medio Ambiente del Cabildo, Elena Solís (PODEMOS), mostró públicamente su “oposición” a la obra, POR EL GRAN DAÑO MEDIOAMBIENTAL al “eliminar suelo rústico protegido por paso de jable para construir una autovía”. Curiosamente, poco tiempo después fue cesada de la primera institución insular.

9) El colectivo ecologista ‘La Alcogida’ ha denunciado que “la opción de la nueva autovía es la que mayores afecciones ocasionaría a la flora y la fauna del suelo rústico que se pretende ocupar… han podido avistar diferentes especies protegidas como la hubara canaria, el alcaraván o el cuervo canario”.

- ¿A quién pertenecen las parcelas a expropiar por 17,4 millones de euros?

Hay un dato que los “defensores” de la construcción de la nueva circunvalación desconocen, quizá porque no han leído el estudio del Gobierno canario: en el mismo se recoge que la circunvalación, “con diferencia” es la que representa “MAYOR OCUPACIÓN DE TERRITORIO”. Y es que se van a ocupar 391.730 m2 de terreno, de los que más del 90% son suelo protegido. Parcelas cuya expropiación les costaría a las instituciones (o sea, a los contribuyentes, nosotros), 17,4 MILLONES DE EUROS. A los que debemos sumar (siempre según el estudio) 75,2 MILLONES EN COSTES DE CONSTRUCCIÓN. O sea, 92,6 MILLONES DE EUROS.

Recapitulando, que una gran cantidad de parcelas de Suelo Protegido, con escaso valor económico (pues no se pueden urbanizar) ya que representan el valor natural (casi virgen) de una Isla considerada mundialmente como Reserva de la Biosfera, DE REPENTE ADQUIRIRÍAN UNA GRAN COTIZACIÓN MONETARIA por la intención de algunos gerifaltes del Parte Socialista de expropiarlas para “su” autovía de circunvalación.

En estos momentos, la mayoría de los colectivos sociales de la Isla (y algunos del exterior) se preguntan: ¿a quién pertenecen esas “afortunadas” parcelas? ¿hay destacados miembros del Partido Socialista entre los propietarios de esas parcelas? ¿Hay alguna conocida empresa de la Isla, con ciertas ramificaciones políticas, interesada en la expropiación de esos terrenos, todavía “protegidos”, para apuntarse un “pelotazo”?

Preguntas sin respuesta oficial de momento, hasta que conozcamos quiénes son oficialmente los legítimos propietarios de esos terrenos (hablamos, recalcamos, de 345.800 m2) tanto en Arrecife como en San Bartolomé.

Curiosamente, los defensores de tamañas expropiaciones (y destrucción del medioambiente) han olvidado citar que el soterramiento NO REQUERIRÍA OCUPAR NINGÚN METRO DE SUELO RÚSTICO (según el estudio del Gobierno canario), y todo lo más requeriría expropiar suelo por tan sólo 367.000 euros.

Con todos esos antecedentes, el todavía consejero de Obras Públicas del Gobierno canario, Sebastián Franquis, y sus adláteres de Lanzarote, continuaron su empecinamiento con la construcción de la Autovía de Circunvalación. Hasta que el pasado miércoles 19 de abril, el Ejecutivo autonómico publicaba en la Plataforma de Contratos Públicos la resolución por la que se proponía a la UTE Grusamar-GIPIC-HSIA como adjudicataria de la polémica obra, con una inversión de 1.128.965 euros, del contrato para la redacción del proyecto de trazado y construcción de la misma. Exponiendo que “esa nueva variante directa entre Argana y el aeropuerto, que se denominaría LZ-5, permitiría una conexión más rápida y ágil en las conexiones entre amabas infraestructuras y, además, transformar la actual LZ-2 que cubre el mismo recorrido en una vía insular con tráfico calmado. En el ámbito local de Playa Honda, esta alternativa permitiría transformar el tramo de la actual LZ-2 que atraviesa Playa Honda a modo de travesía, en un bulevar con tráfico calmado, vías ciclistas y amplias zonas de paseo con espacios de deporte y ocio al aire libre”.

- José Carlos Henríquez

Antes reseñamos que uno de los tres técnicos que realizaron los últimos dos estudios del Gobierno canario (con sus sospechosos cambios de baremación) era José Francisco Henríquez. Aquel que fuera consejero (socialista) de Política Territorial en el Gobierno canario, en la década de los 90, durante la presidencia de Jerónimo Saavedra. Y también concejal de Hacienda en el ayuntamiento de Las Palmas.

También es el mismo político socialista señalado en mayo de 2004, por el entonces consejero de Economía y Hacienda del Gobierno canario, José Carlos Mauricio, como cabecilla de una trama dedicada a la extorsión de empresarios y políticos”. Motivo por el cual fue interrogado por el juez de Instrucción número siete de Las Palmas de Gran Canaria, Miguel Ángel Parramón Bregolat, como imputado en la supuesta trama de corrupción montada para adjudicar parques eólicos en la Comunidad Autónoma de Canarias.

En la actualidad (aparte de técnico del Gobierno canario) es uno de los responsables de la UTE Grusamar-GIPIC-HSIA, adjudicataria (casualmente) de la obra de Autovía de Circunvalación de Playa Honda. Motivo por el cual aumentan las suspicacias entre los colectivos y fuerzas políticas contrarias a la construcción de la carretera.

Así las cosas, el próximo sábado 22 de abril, el colectivo ecologista ALCOGIDA ha convocado una recogida de firmas en la Calle Mayor de Playa Honda, para "protestar por la construcción de la Autovía".  

Por otro lado, el Colectivo ADEY GALGUEN y la Federación TITEROYGAKAT, tras una reunión celebrada en la noche del miércoles, han decidido acudir a la Fiscalía de Medio Ambiente con "toda la documentación recabada".

PENDIENTE DE AMPLIACIÓN