00:06 h. jueves, 30 de mayo de 2024

Por la calidad del destino, de las condiciones laborales y para propiciar una mejor distribución de la riqueza fuera de los establecimientos hoteleros

SOMOS LANZAROTE propone limitar el "todo incluido" comenzando por regular el suministro de bebidas alcohólicas

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  26 de noviembre de 2015 (09:26 h.)
Somos Lanzarote 2

 SOMOS LANZAROTE concurrió a las pasadas elecciones destacando entre sus propuestas la necesidad de poner límite al "todo incluido", una práctica cada vez más extendida en la Isla y Canarias, que supone, a juicio de la plataforma transformadora, una amenaza para el reparto de la riqueza que tradicionalmente ha aportado el negocio turístico, y que ahora se concentra exclusivamente en los establecimientos hoteleros.

A juicio de SOMOS LANZAROTE, uno de los aspectos por donde comenzar a atajar esta práctica es regulando el modo en el que los hoteles dispensan entre sus clientes bebidas alcohólicas. En este sentido, la organización ha presentado una moción que se debatirá en el próximo pleno del Cabildo de Lanzarote, en la que se insta al Gobierno de Canarias a regular esta práctica.

Del mismo modo se pide que la Sociedad de Promoción Exterior de Lanzarote, en donde están presentes representantes del sector hotelero y responsables públicos, sirva como foro para consensuar un pacto insular contra la infravaloración del destino Lanzarote, que excluya o limite determinadas prácticas empresariales.

Por la calidad del destino y de las condiciones laborales

Con esta propuesta se busca, según SOMOS LANZAROTE, un triple objetivo: por una parte, valorizar los destinos Lanzarote y Canarias, evitando que Archipiélago se popularice como "destino de consumo alcohólico", donde el principal aliciente sea la posibilidad de ingerir grandes bebidas alcohólicas a bajo precio.

Por otro lado, SOMOS LANZAROTE recoge las reivindicaciones de amplios sectores de los trabajadores de la hostelería y el turismo, quienes denuncian que el estado de ebriedad de cada vez más clientes, motivado por la desregulación, está perjudicando las ya de por sí penosas condiciones laborales que soportan las trabajadoras y trabajadores de hoteles y apartamentos turísticos canarios.

Finalmente, la propuesta insiste en la necesidad de que los turistas salgan de sus respectivos establecimientos hoteleros y disfruten de la restauración o el ocio, diurno y nocturno, fuera de los mismos, con el fin de distribuir la riqueza entre los múltiples negocios con los que cuenta la isla, y que deben beneficiarse del negocio turístico.

Para SOMOS LANZAROTE resulta cuanto menos paradójico que la publicidad y venta de alcohol esté regulada en Canarias por ley, estableciéndose, entre otros, horarios y limitaciones en pro de la protección de la infancia y la juventud, y sin embargo no exista ningún tipo de regulación específica respecto al alcohol que se suministra en los hoteles con régimen de "todo incluido".

Para la formación transformadora hay razones de sobra, que atañen a la calidad del destino, a la redistribución de la riqueza, las condiciones laborales e, incluso, a la salud, que evidencian la necesidad de acuerdos en este sentido. SOMOS LANZAROTE anuncia que continuará elevando propuestas, de la mano de colectivos, sociedad civil y representantes de los trabajadores con el objetivo de hacer crecer el debate público sobre el modelo turístico de la isla y las condiciones de quienes trabajan en el sector.