00:00 h. domingo, 26 de mayo de 2024

También se le acusa de haber hurtado dinero a su víctima

Investigan al propietario de una vivienda vacacional por la presunta sustracción de la tarjeta de crédito de uno de sus clientes

 |  05 de abril de 2022 (13:30 h.)
Investigador de la Guardia Civil

La Guardia Civil de San Bartolomé investiga a una persona, de 44 años, como presunto autor de un delito de hurto y otro de estafa, por supuestamente sustraer la tarjeta de crédito de uno de los clientes que tenía alojado en una vivienda vacacional y utilizarla en cinco ocasiones para realizar pagos que alcanzarían los 185 euros.

La investigación comenzó el pasado 26 de marzo, después de que la víctima denunciara ante la Guardia Civil de San Bartolomé que, estando alojado en una vivienda vacacional de Playa Honda, le habían sustraído de la habitación de la misma la cantidad de 100 euros en efectivo y una tarjeta de crédito. Y que había comprobado como posteriormente, estaban haciendo uso de ella, ya que había diferentes pagos en establecimientos de la isla.
Ante esta denuncia, los agentes realizaron una serie de pesquisas basadas en la inspección técnico ocular, lo que les llevó a hacer un seguimiento de las compras realizadas por el presunto autor: la tarjeta había sido utilizada, entre otros lugares, en una gasolinera de la zona turística de Puerto del Carmen, en un supermercado de la misma localidad, y para el pago de los servicios contratados de la propia vivienda.
Posteriormente se recabó la información oportuna en diferentes establecimientos, con el estudio de imágenes y datos de las compras, dando de esta forma con el presunto autor de los hechos. Este era el propio dueño de la casa donde el turista se está alojando, por lo que se procedió a la investigación del arrendatario de la vivienda vacacional como presunto autor de un delito de hurto y otro de estafa.

- La vivienda no estaba dada  de alta como vacacional

Asimismo la Guardia Civil realizó una inspección del establecimiento alojativo comprobando que la vivienda vacacional alquilada no estaba dada de alta como tal y que carecía de cualquier tipo de autorización para realizar esta actividad, por lo que además se procedió a denunciarla administrativamente.
Las diligencias realizadas han quedado a disposición del correspondiente Juzgado de guardia de Arrecife y las denuncias administrativas han sido remitidas a la Dirección Insular de Lanzarote y al Cabildo de Lanzarote por ser los organismos competentes en la materia.