17:32 h. miércoles, 19 de junio de 2024

El detenido habría distribuido más de cien archivos de fotos y vídeos de explotación sexual infantil

Un pendrive extraviado en Madrid lleva a la captura de un pedófilo en Lanzarote

 |  06 de junio de 2024 (14:48 h.)
Pendrive
Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro personas en Madrid, Algeciras, Las Palmas de Gran Canaria y en la isla de Lanzarote por tenencia y difusión de contenido pornográfico infantil después de que un ciudadano encontrara un pen drive extraviado y con contenido material audiovisual de este tipo.

La investigación se inició en Madrid después de que una persona se encontrara unas llaves junto a un pen drive y para intentar identificar al propietario de las llaves optó por comprobar el contenido del dispositivo descubriendo entonces una carpeta que almacenaba varios archivos de pornografía infantil, motivo por el que hizo entrega del mismo a la Policía Nacional.

Posteriormente, tras solicitar los agentes una autorización judicial y fruto del visionado del contenido del pen drive, los investigadores acreditaron la existencia de numerosos archivos de pornografía infantil, pudiendo entonces identificar al propietario del mismo y realizar una entrada y registro en el domicilio del presunto autor de estos hechos, donde se intervino un disco duro y otro pen drive que almacenaba abundante material audiovisual de explotación sexual de menores, por lo que se procedió al arresto de esta persona.

Asimismo gracias al ciberpatrullaje que realizan los agentes especializados de la Unidad Central de Ciberdelincuencia, lograron identificar a cuatro personas que, a través de diferentes programas diseñados para compartir archivos, estarían difundiendo gran cantidad de archivos de contenido pedófilo.

En cuanto al detenido en Lanzarote habría descargado y distribuido al menos 100 de esos archivos de fotos y vídeo. Además los agentes localizaron a un cuarto individuo que se encuentra como investigado.

Esta investigación permitió llevar a cabo registros domiciliarios en los que se intervinieron un total de cuatro ordenadores, una tablet, cuatro teléfonos móviles, cinco discos duros, así como diez tarjetas de memoria y una memoria USB.