00:00 h. lunes, 22 de abril de 2024

Según el Gobierno canario "no existen motivos de alarma" en el Palacio de Justicia

Europa press  |  14 de febrero de 2013 (11:41 h.)

   El Gobierno de Canarias ha asegurado que "no existen motivos de alarma" en el edificio judicial de Arrecife tras los resultados analíticos obtenidos de seis trabajadores que muestran determinaciones aisladas de arsénico. En este sentido, el Ejecutivo autonómico apuntó que según el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, a través de la empresa con la que se tiene concertada la especialidad preventiva de medicina del trabajo, Fremap, los resultados "estarían dentro de los valores normales" que manejan la Asociación Española de Toxicología (AETOX) y el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

 

   El Gobierno de Canarias ha asegurado que "no existen motivos de alarma" en el edificio judicial de Arrecife tras los resultados analíticos obtenidos de seis trabajadores que muestran determinaciones aisladas de arsénico.  En este sentido, el Ejecutivo autonómico apuntó que según el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, a través de la empresa con la que se tiene concertada la especialidad preventiva de medicina del trabajo, Fremap, los resultados "estarían dentro de los valores normales" que manejan la Asociación Española de Toxicología (AETOX) y el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

   Al respecto, se matizó en un comunicado, que la absorción del arsénico inorgánico se produce, según la AETOX, por la inhalación de partículas de polvo de arsénico durante la fabricación de plaguicidas y durante el refinado del mineral de arsenopirita, lo que "en principio sería difícil de pensar" que suceda en un edificio de tipo administrativo, como es el judicial de Arrecife.

   Los hechos se remontan al 2 de marzo de 2012 cuando varios trabajadores del citado edificio se sintieron aquejados de diferentes molestias, por lo que la Dirección General de Relaciones con la Administración de Justicia inició las gestiones oportunas para llevar a cabo evaluaciones de riesgo específicas, así como la vigilancia de la salud establecida en el artículo 22 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, con el fin de ofrecerla a todos los trabajadores.

   Por ello, se realizaron diversas mediciones higiénicas de la calidad de aire interior del edificio y el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales emitió el correspondiente informe que concluyó que "todos los parámetros evaluados estaban dentro de los valores de normalidad".

   También se evidenció la "inexistencia de riesgos higiénicos" para la salud de los trabajadores aunque se puntualizó una serie de medidas preventivas para la mejora de la calidad del aire, entre ellas, se consideró prioritaria la recomendación de sustituir el aislante acústico del falso techo, trabajos realizados en diferentes fases que concluyeron el pasado mes de septiembre.

   Asimismo, los responsables de la especialidad de medicina del trabajo también realizaron un estudio epidemiológico, concluyendo que las patologías valoradas en marzo "se corresponden a un hecho puntual".

   Por otro lado, la Dirección General de Relaciones con la Administración de Justicia, una vez evaluadas las propuestas sobre adecuación de mejoras en las condiciones de calidad de aire ambiental, realizadas tanto por el Servicio de Prevención como por un informe solicitado a un experto técnico en la materia, ha planificado la ejecución de las medidas preventivas.

   En concreto, estas acciones preventivas se centran en realizar actuaciones en la conducción de retornos y admisiones de aire, en el mantenimiento del sistema de climatización, en la información a todos los empleados públicos del edificio sobre el resultado de las mediciones y funcionamiento de la instalación de renovación, circulación y acondicionamiento del aire del edificio.

   De todas estas medidas, se indicó, se ha dado traslado a los representantes de los trabajadores directamente y a través del Comité de Seguridad y Salud, en su última reunión celebrada el pasado 19 de diciembre de 2012.

   Finalmente, se informó de que siguiendo las directrices marcadas por el Servicio de Prevención, a partir de su informe de mediciones higiénicas, se ha planificado una nueva evaluación de riesgos del edificio judicial y puestos de trabajo que comenzará a final de este mes de febrero, aunque hace dos semanas ya se inició el procedimiento para repetir la vigilancia de la salud y el correspondiente estudio epidemiológico.