00:04 h. domingo, 25 de febrero de 2024
Bruno Perera

Mientras invaden a Canarias los partidos políticos manipulan calladitos y en su favor

Activista Social

Bruno Perera | 30 de noviembre de 2023

Pateras

Canarias es una región que no tiene control inmigratorio ni emigratorio.

Mientras la inmigración ilegal invade a Canarias, todos los partidos políticos permanecen calladitos y manipulando a la población canaria con cuentos interminables y de cobardes.

Según algunos medios de comunicación: En los últimos 7 días solo a Lanzarote han arribado más de ochocientos inmigrantes. Tras la llegada de una patera con 47 inmigrantes en la tarde del miércoles, otras tres embarcaciones llegaron a la isla en la madrugada del jueves con 169 inmigrantes más. Esos más de doscientos inmigrantes se suman a los 600 que ya habían llegado esta semana a la isla= a unos 800 en más o menos una semana.

(Entre ellos/as, inmigrantes niños/as, MENA, mujeres sin oficio, adultos varones sin oficios, y mujeres embarazadas. Todo un conjunto de personas que tenemos que cobijar, vestir, calzar, alimentar y darles ayuda médica, educación y empleo).

En toda esta sangrante tragedia no ha habido un solo partido político canario que haya osado dar un golpe sobre la mesa diciendo ¡basta ya con la inmigración ilegal!

Desde que llegara la primera patera a Fuerteventura en el año 1994, hasta el presente, han pasado unos 29 años que no han dejado de invadirnos, y mientras ningún partido ha hecho algo por remediar este problema. Incluso VOX que en su programa dice que la inmigración ilegal no debe ser tolerada y que solo debemos aceptar la legal y siempre y cuando la necesitemos; este partido desde hace unos dos años no ha abierto la boca para exponer algo contra estas invasiones.

La mayoría de los partidos políticos y algunas oenegés que tenemos en España se dedican a defender que la inmigración ilegal debe ser compartida entre todas las autonomías, pero sobre la deportación ni pio.

Estamos llegando a un punto social donde ya no cabemos todos/as en estas islas canarias, ni tampoco en el territorio nacional de toda España, pero nada se hace por remediar el problema social que acarrea la inmigración ilegal de menores y adultos. Un negocio que está amparado por países africanos, mafias africanas, partidos políticos serviles y oenegés que en conjunto viven, unos de la explotación inmigratoria, y otros de las subvenciones que obtienen del erario público. En sí son todos unos vividores/as de pobres desgraciados que sin darse cuenta con su arribo incontrolado meten en un todo revolutum antisocial a los nacionales e inmigrantes legales que radican en este archipiélago, que quieren vivir en paz sin tanta incertidumbre que les acarrea la inmigracion ilegal.

Entre las chifladuras del PSOE con la amnistía y el referéndum que le van a conceder a Puigdemont, y más con el problema de la inmigración ilegal, España se va al garete, y nadie hace algo por remediar este problema que hasta los más idiotas lo ven bastante claro.

Si no se soluciona pronto el conflicto del separatismo catalán y el de la inmigración ilegal, España dentro de unos años se dividirá en varios fragmentos territoriales igual a Reinos de Taifas comandados por el califa de turno que le toque gobernar.

Un inmigrante ilegal adulto nos cuesta unos 40 euros por día, y un MENA 100 euros por día. Y en esta odisea nuestros sintecho pasan hambre y duermen en la calle porque no son atendidos.

La sociedad española se ha vuelto al revés con el buenismo y el progresismo comunista.

Que el Cosmo-Poder nos coja confesado ante tanta locura antisocial.

Autores de opinión
Facebook