15:31 h. martes, 16 de abril de 2024

Los nacionalistas lamentan que el futuro de Canarias y el sentimiento nacionalista que abandera la formación de Alejandro Díaz en la isla se dejen a un lado cuando se trata de repartir sillones

Los jóvenes nacionalistas de Lanzarote tachan de vergonzosa la alianza a las generales de Nueva Canarias y el PSOE

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  19 de octubre de 2015 (17:16 h.)
captura1

Los jóvenes nacionalistas de Lanzarote no entienden por qué Nueva Canarias va de la mano del Partido Socialista a las próximas Elecciones Generales y tachan de vergonzosa esta alianza.

Es más, lamentan que el futuro de Canarias y el sentimiento nacionalista que abandera la formación de Alejandro Díaz en Lanzarote se dejen a un lado cuando se trata de repartir sillones.

"No concebimos que por parte de algunas formaciones se vuelva a la política del todo vale en esta isla y que aquellos que se definen como nacionalistas y colocan la bandera nacional en sus intervenciones ahora confluyan con quienes tienen un concepto colonial de esta Tierra", afirma el secretario general de los jóvenes nacionalistas de Lanzarote, Samuel Martin.

La organización defiende que sean los ciudadanos con su voto quienes decidan el rumbo de Canarias y su relación con España en los próximos cuatro años y critican que PSOE y Nueva Canarias confundan al electorado con una alianza electoral que califican de absurda.

Los jóvenes nacionalistas cuestionan cuál puede ser la posición de esta “unión de intereses partidistas” en temas de mucho interés para Canarias en los que las posturas de ambas formaciones han sido antagónicas. Tal es el caso del REF o la reforma del Estatuto de Autonomía.

Asimismo se cuestionan qué pasó con todas aquellas reivindicaciones y críticas de NC a los gobiernos socialistas, que ahora tendrán que guardar en un cajón “a saber esclavos de qué ocultos intereses”.

 “Los ciudadanos no son garbanzos que se pasen de una cesta a otra más grande con una pala para sumar, sino personas preocupadas por su sociedad que ven en los procesos electorales una opción de cambiar las cosas o apoyar el discurrir de las mismas. Este tipo de extrañas amistades, aparte de confundir, defraudan a aquellos que han depositado en ambas formaciones su confianza, convencidos de que sus propuestas políticas eran las mejores para esta Tierra”, ha apuntado Sara Bermúdez, portavoz Nacionalista.