16:41 h. Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

la verdad de lanzarote

Piden que en la reunión se vote una propuesta de acuerdo planteada ante el Tribunal Laboral Canario por el Comité de Huelga, de la que la dirección no había informado

PSOE, PODEMOS, PP, SOMOS, CIUDADANOS Y EL COMITÉ DE EMPRESA PIDEN UNA SESIÓN EXTRAORDINARIA Y URGENTE DEL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN DE LOS CENTROS TURÍSTICOS

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  30 de Agosto de 2017 (18:40 h.)
Más acciones:

Reunión con el Tribunal Laboral Canario
Reunión con el Tribunal Laboral Canario

Todos los grupos políticos representados en el Consejo de Administración de los Centros Turísticos, a excepción de Coalición Canaria, han registrado en la mañana de hoy una solicitud pidiendo que se convoque una sesión extraordinaria y urgente de este órgano. El objetivo de la convocatoria, cuya petición ha sido respaldada por PSOE, Podemos, PP, Somos Lanzarote, Ciudadanos y también por el representante de los trabajadores en el Consejo, es debatir y someter a votación la propuesta presentada por el Comité de Huelga ante el Tribunal Laboral Canario el pasado lunes.

A pesar de que la dirección de la empresa solo hizo público que el Comité de Huelga rechazó la propuesta elevada por el Tribunal Laboral Canario, lo cierto es que el propio Comité había presentado otra, que fue rechazada por la dirección. Esa propuesta es muy similar a la que se puso sobre la mesa en el último Consejo de Administración de los Centros, celebrado el pasado sábado. Sin embargo, a pesar de que la propuesta contaba con el beneplácito de todos los grupos políticos salvo CC, el consejero de Turismo decidió levantar la sesión de manera abrupta e injustificada.

En vez de contribuir a alcanzar un clima de entendimiento con los trabajadores, el presidente y el consejero se han dedicado sistemáticamente a levantar obstáculos en las negociaciones con declaraciones insidiosas y constantes provocaciones, demostrando que lejos de pretender llegar a un acuerdo que ponga fin a esta huelga, su estrategia persigue exclusivamente el deterioro de la imagen de los trabajadores.