21:23 h. Viernes, 17 de Noviembre de 2017

la verdad de lanzarote

Consideran un “esperpento irresponsable” que el Consejero Delegado haya denunciado a la mayoría de los consejeros del Cabildo por tomar un acuerdo en el Pleno

SOMOS LANZAROTE llevará al Pleno del Cabildo la destitución de José Juan Lorenzo como Consejero delegado de los Centros Turísticos

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  23 de Octubre de 2017 (15:16 h.)
Más acciones:

Denuncia a la oposición del Cabildo
Denuncia a la oposición del Cabildo

Somos Lanzarote presentará una moción al pleno del próximo viernes, 27 de octubre, en la que pedirá expresamente que el órgano acuerde la destitución del actual consejero delegado del Ente Público Centros de Arte Cultura y Turismo (EPEL-CACT), José Juan Lorenzo Rodríguez.

La petición está motivada en el reiterado incumplimiento de los acuerdos tomados por parte del Pleno en relación a los Centros Turísticos ya que, a juicio de Somos Lanzarote “Lorenzo, en calidad de Consejero Delegado, está actuando de espalas al ente matriz de los centros, el Cabildo de Lanzarote, de sus reglas democráticas y por tanto, de los representantes de la ciudadanía”.

Además, la petición se fundamenta en que José Juan Lorenzo se ha convertido en un obstáculo para una “salida dialogada a los conflictos laborales existentes en la que es una empresa pública estratégica para el devenir de la isla de Lanzarote como son los CACT”.

La moción se presenta de acuerdo al artículo 12 de los Estatutos de la EPEL – CACT, según el cual el Pleno del Cabildo de Lanzarote, mediante resolución motivada, podrá acordar la destitución de cualquiera de los vocales que forman parte del Consejo de Administración de los Centros, condición esta, la de vocal, a través de la cual José Juan Lorenzo fue nombrado Consejero Delegado.

La moción, que se presentará de urgencia, prevé contar con los apoyos de todas las fuerzas de la oposición, que acordaron de manera conjunta, en el pleno del pasado 6 de octubre, la adopción de una serie de acuerdos para desbloquear el conflicto laboral en los CACT. Medidas que desde la dirección del Ente se empeñan en paralizar. El texto de la moción ha sido trasladada al resto de grupos políticos de la corporación, por lo que podría terminar siendo una propuesta conjunta de la mayoría del Pleno.

Denuncia esperpéntica

Por otra parte, Somos Lanzarote considera “esperpéntico” y “sin ningún recorrido jurídico” que Lorenzo haga uso de su cargo como Consejero Delegado de los Centros de Arte Cultura y Turismo para realizar una denuncia colectiva contra la mayoría de los miembros del Pleno del Cabildo por tomar un acuerdo “democrático” y que por más que se empeñe tanto él como el presidente “no cuenta con informes desfavorables ni de la secretearía general ni de la intervención del Cabildo de Lanzarote”.

No utilizaremos el término coacción, que es un delito, porque cuando se está en un cargo público hay que ser más responsable” señala Tomás López, consejero y portavoz de Somos Lanzarote en el Cabildo, pero continúa diciendo que “desde luego, quien sí parece querer condicionar a cualquier precio las decisiones que toman los representantes de la ciudadanía en un órgano democrático como es el pleno del Cabildo es el señor Lorenzo, presentando denuncias porque el Cabildo llegue a acuerdos que él no le gustan”.

Tanto José Juan Lorenzo como Pedro San Ginés tienen que entender que los Centros, al igual que el Cabildo, no son suyos, sino de la ciudadanía, y que se rigen por las reglas de la democracia, también ahora en el que Coalición Canaria está en minoría y no puede condicionar los acuerdos que se toman”, señalan desde Somos Lanzarote, quienes consideran que nos encontramos ante “uno de los últimos episodios de enredo delirante al que San Ginés y los suyos nos tienen acostumbrados, ante la más que posible tesitura de cambio político que se avecina”

Para Somos, la presentación de esta denuncia colectiva contra la mayoría de los miembros del pleno resulta además irresponsable ya que se realiza “no por una cuestión personal, sino por su condición de Consejero Delegado, emborronando el nombre de los Centros, confundiendo lo un particular con lo público y sin ningún aval de los órganos a los que representa”; “además de jurídicamente infundado, resulta reprochable desde el punto de vista de la ética política que se haga un uso tan torticero de su condición de cargo público y de la propia justicia”, concluyen.