08:11 h. Miércoles, 22 de Agosto de 2018

la verdad de lanzarote

“La revisión del contrato dictada por el tribunal es una oportunidad para destapar las sospechas sobre la privatización del ciclo del agua y recuperarlo”, señala Tomás López

Somos Lanzarote urgirá al cumplimiento del fallo del TSJC ocultado por el Consorcio: “debe aflorar la podredumbre del negociado entre San Ginés y Canal”

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  16 de Mayo de 2018 (10:30 h.)
Más acciones:

Mesa Social Ahora el Agua
Mesa Social Ahora el Agua

 Somos Lanzarote considera escandaloso el ocultamiento por parte del Consorcio Insular de Aguas, presidido por Pedro San Ginés (Coalición Canaria), del fallo del Tribunal Superior de Justicia (TSJC) que, desde hace más de medio año, obliga a revisar el proceso de adjudicación del ciclo integral del agua de Lanzarote a la empresa madrileña Canal de Isabel IIal observarposibles irregularidades en el proceso de negociado.

La organización transformadora insular urgirá a que el ente revise de oficio la licitación, esperando que aflore así “la podredumbre que parece esconderse detrás del negociado entre el presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, y una empresa, Canal de Isabel II, que es a su vez foco de uno de los principales casos de corrupción del Estado”.

Para el portavoz de Somos Lanzarote en el Cabildo, Tomás López, dicha revisión no solo servirá para ir “al origen del hedor que desprende todo el proceso de privatización efectuado por San Ginés y sus asesores legales, a su vez pagados por el Canal”, sino que podría derivar en la nulidad del contrato con una entidad, Canal de Isabel II, que ya manifestado su intención de transferir a otra empresa un sector tan vital y estratégico para la Isla como es del ciclo integral del agua.

Por ello, desde Somos Lanzarote anuncian que “estarán vigilantes”, tanto institucional como judicialmente, para que el fallo del TSJC surja efecto y se produzca una revisión del negociado entre San Ginés y el Canal conforme a derecho y salvaguardando los intereses de un sector, el del agua, “foco de numerosas corruptelas y que nunca debió privatizarse”.En este sentido, la organización solicitará la comparecencia ante el pleno, así como toda la documentación relativa al fallo, para poner en marcha las acciones oportunas, tanto dentro como fuera de la institución.

Nueva evidencia de los chanchullos de San Ginés

Para Somos Lanzarote, la sentencia del TSJC, ocultada hasta ahora por el Consorcio, que evidencia que el contrato negociado con Canal es “radicalmente distinto” y más ventajoso que el que salió a concurso público, no es sino “una nueva evidencia de las prácticas chanchulleras a través de las cuales San Ginés otorgó a Canal Gestión el ciclo integral del agua”.

Cada vez queda más claro que no fue casual que el mismo presidente que durante su campaña y primeros años de mandato señalaba los 'pingües beneficios' que podría tener un agua pública bien gestionada en Lanzarote, pasase a observar mejores beneficios en su entrega a una empresa, Canal de Isabel II, protagonista de millonarios sobornos y contratos inflados en diferentes lugares del mundo”, señalan desde Somos Lanzarote.

Recuerdan también desde la organización que uno de los principales muñidores del proceso de adjudicación, el asesor legal y amigo personal de Pedro San Ginés, Ignacio Calatayud, cobró al mismo tiempo del Cabildo y el Consorcio y de la empresa adjudicataria.

Del mismo modo, la organización transformadora señala que San Ginés es un “presidente multi – imputado precisamente por causas relacionadas con la gestión del agua”, al asaltar una planta desaladora que competía con Canal Gestión, así como por eludir supuestamente las normas que rigen la contratación pública en la adjudicación de contratos por 2,7 millones de euros tras una declaración de emergencia hídrica que ha sido puesta en dudas tanto por el Tribunal de Cuentas como por el Juzgado de Instrucción número 4 de Arrecife.

Recuperar la gestión pública del agua

Para Somos Lanzarote nos encontramos ante una oportunidad de “esclarecer los comportamientos corruptos que, primero mediante el saqueo de INALSA, y después a través de la cesión a Canal”, han marcado la gestión de un recurso tan “vital y estratégico” como es el agua para Lanzarote. De este modo, la organización transformadora se vuelva a apostar por una gestión “publica, eficiente y dirigida al interés general” del ciclo del agua en Lanzarote y La Graciosa”, concluyen.