22:44 h. sábado, 19 de septiembre de 2020

"Actuamos mal y por eso nos castiga la justicia y ustedes quieren matarnos y no los culpo", asegura en una carta

Pedro, uno de los autores de la muerte del perro 'Timple': "Actuamos muy mal y no queríamos este trágico final"

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  07 de agosto de 2020 (16:05 h.)
Perro asfixiado
Perro asfixiado

Pedro J.B., uno de los autores confesos de la muerte por asfixia del perro 'Timple', ha asegurado en un vídeo y en una carta remitida a los medios que "Nunca quisimos que este Ser sufriera, ni muriera". Tanto él como su compañera, Miriam C.G., fueron condenados en un juicio rápido a 4 meses de cárcel por un delito relativo a la Protección de la Flora y Fauna (maltrato de animal con resultado de muerte)

CONTENIDO DE LA CARTA:

“Soy Pedro uno de los participantes de la accidental y trágica muerte de Timple. Quiero decir que aunque no sirva de nada. Nunca quisimos que este Ser sufriera, ni muriera. Míriam llevaba más de 3 años alimentando y dando hogar al animal y llamando al servicio de animales. Prácticamente el dormía casi siempre en su finca.

Quiero dar mi versión, aunque no busco ni el Perdón ni nada solo contar los hechos para todos. Después de 3 años que el servicio de animales no podía cogerlo. Pues la mañana del sábado 25, Míriam me llama a mi domicilio para que por favor fuera a ayudarla a coger el perro mientras la perrera llegaba.

Ella cerca de las 10:00am ya los había llamado y el vecino también se le avisa para que los llame, se presentaron pasadas las 13:30 . Me presento en su finca e intentamos cogerlo. Le amarramos y ponemos un bozal. Él se intenta escapar se quita el bozal y me muerde. Todo esto se alargó en un par de horas e intentamos calmarlo siempre.

El vecino llamó varias veces a la perrera para que vengan con urgencia. Ahí viene nuestro fatal error. Como había mordido y no teníamos con qué sujetarlo, pusimos la cinta en el hocico, era temporal porque creíamos que la perrera llegaría a la brevedad. El perro respiraba bien porque tenía las fosas nasales descubiertas, pero fue grave nuestro error y por eso la justicia nos interviene. Yo me voy a urgencias y Míriam se queda con el Perro, que estaba tranquilo.

Luego a los 20 minutos ella hace el video para enviárselo al servicio de la perrera y a un concejal para que la AYUDEN con urgencia porque el perro comenzó a sufrir ahí, otra vez su gran error de no soltarle el hocico. Ella no le soltó porque estaba sola y temía que le atacara, pero tendría que haberlo soltado de todas formas. Todo fue un desastre y nunca fue la intención dañarlo.

Actuamos mal y por eso nos castiga la justicia y ustedes quieren matarnos y no los culpo. Solo me queda decir que nuestras familias están destrozadas por todo esto. Ya no hay vuelta atrás, ojalá pudiera volver el tiempo atrás y actuar de otra manera. Nuestras vidas no volverán a ser las mismas, ojalá la sociedad nos perdone. Siempre hemos hecho el bien hasta este momento.

Lo siento y les aseguro que mi vida ya es una desgracia con todo esto. No busco una justificación. Actuamos muy mal y no queríamos este trágico final. Por último, los entiendo, su odio hacia nosotros.

Fue un accidente,  lo siento”.

Pedro