06:57 h. viernes, 09 de diciembre de 2022
Beatriz Barreto Santana

HARÍA: EL MUNICIPIO NORTEÑO … Y SU FUTURO

Coordinadora Local de VOX Haría

Beatriz Barreto Santana | 15 de julio de 2022

La cadencia del título ya testimonia los sentimientos que suscita la situación política en Haría. Los puntos suspensivos reflejan esas pausas que surgen en las conversaciones con los vecinos cuando se comenta que va a haber un nuevo alcalde o alcaldesa. He de decir que los comentarios tras ese instante de reflexión siguen una misma línea en el sentido de “a ver qué hace”, “está todo por hacer”, “todos son iguales”, …

Nos encontramos en una legislatura en la que el municipio ha contado con seis alcaldes, dos de ellos accidentales: Marci Acuña, Alfredo Villalba, Chaxiraxi Niz, Víctor Robayna, Pepe Torres y Evelia García. Esperemos que la lista termine ahí. Por tanto, no nos debe sorprender el descrédito con el que cuentan los políticos en nuestro municipio. Mientras, son muchas las cuestiones que necesitan atención en el ámbito de la gestión que es lo que en último término interesa a los vecinos.

Aparte de los objetivos de todo Ayuntamiento deseo en este punto incidir en los pequeños detalles que en realidad son muy significativos y elocuentes a la vez. Me voy a referir al evento que tuvo lugar el día 11 de junio en que se conmemoró el centenario de nuestra Casa Consistorial.

Considero que se dio una oportunidad única para celebrar unas jornadas de puertas abiertas en un edificio tan emblemático. A esto hay que añadir que hay gestos muy elocuentes, que incluso las palabras no son capaces de reproducir. En este sentido quiero aludir a las sensaciones que recibimos los vecinos cuando acudimos al Ayuntamiento. Lo primero que vemos es una barrera física y psicológica enfrente. Me refiero a una puerta con una señal roja de “prohibido el paso”. Es decir, el mensaje es de distanciamiento, los vecinos no podemos adentrarnos en nuestro Ayuntamiento, y disfrutar de ese bello edificio que de por sí tiene un enorme interés arquitectónico.

A ese gesto hay que añadir los videos institucionales que publica el Ayuntamiento. Les encuentro un toque de lejanía, de marcar distancias. Me hacen recordar a una valoración que hace un conocido youtuber sobre la clase política a la que denomina “la nueva nobleza”. A esto se une esa expectación que se ha generado sobre el siguiente alcalde o alcaldesa.  No se reveló hasta el último momento quién iba a ser, pero consiguieron atraer el interés mediático como si se trataran de personas del mundo del espectáculo que necesitan estar en el foco de atención ya que en gran medida sus carreras profesionales dependen de ello.

Por otro lado, me sorprendió mucho cómo se focalizaba en la maternidad de la primera alcaldesa con la que ha contado el municipio. Tal foco en este hecho hace pensar en el interés mediático de que hubiera una alcaldesa en estos tiempos en los que las políticas de género se utilizan como parte del relato oficial, es decir, de cómo se deben hacer las cosas. Y yo me pregunto, ¿es eso hacer política o por el contrario hemos perdido el sentido real de los objetivos reales de una alcaldía? ¿Se trata de una estrategia para alejar la atención sobre el hecho de que se están descuidando aspectos esenciales en la gestión de las áreas claves del municipio para los que quizás no hay ningún plan de acción, ni ganas, ni capacidad?

En esta línea, en la Plaza de Haría se encuentra un escenario que domina este emblemático espacio y que marca la presencia del gobierno municipal. Se utiliza en el ámbito de festejos que es justamente el área que desempeñan bien. Otra cuestión es su impacto estético.

Lo que nos concierne ahora es que contamos con una nueva alcaldesa que gobernará en el futuro inmediato. Le reconocemos su entusiasmo y su enorme capacidad de trabajo, y aplicando una visión utilitarista, desde VOX defendemos que debe contar con el apoyo de todos para favorecer la gobernabilidad del municipio, pero

por nuestra parte, también denunciaremos aquello que creamos que no se hace en beneficio de Haría y de todos sus vecinos.

 

                                                                                                                              Haría, a 13 de julio de 2022

Otras opiniones
Otros autores
Facebook