00:10 h. martes, 05 de julio de 2022
José Pérez Dorta

Mis obsesiones reconocidas

Concejal del ALDEM en Haría

José Pérez Dorta | 06 de marzo de 2014

 

Hasta hace poco, conseguir un amigo no era tarea fácil, y tener además un buen amigo ni les cuento, pero ahora simplemente con hacer clic en AÑADIR A MIS AMIGOS ya has hecho un nuevo amigo, y no crean, a veces hasta te son necesarios por eso de la sinceridad que en ocasiones los otros, los de toda la vida por no ofender (mal hecho porque la verdad de un amigo nunca puede ofender) no te la dicen.

Digo esto porque el otro día un amigo de facebook me dijo, y supongo que no queriendo ofenderme sino porque así lo pensaba, que yo estaba obsesionado con el alcalde de Haría D. José Mariano Torres Stinga.

Aunque me parece un tanto paradójico o al menos curioso que para defender al Sr Stinga se me acuse precisamente de estar obsesionado, prueba indiscutible de que este amigo desconocía el historial de nuestro alcalde, agradezco que al menos reconociera como una de mis virtudes la honradez, porque los fieles al líder y el propio alcalde suelen utilizar además del argumento de la obsesión, el de que soy socio del tal y cual persona, que soy un especulador y otras muchas lindezas, que resultaría tedioso enumerar, y que sueltan alegremente por eso de que de lo que uno larga algo queda.

Pero tengo que reconocerle a este amigo que, ciertamente, hay temas que me obsesionan: La democracia, la transparencia, la corrupción y el abuso de poder, son algunas de las cosas que, que quieren que les diga, a mí me obsesionan. Me obsesiona por ejemplo, que entre en la casa consistorial y perciba el miedo en unos trabajadores que no quieren otra cosa que cumplir con su trabajo en un clima de libertad, me obsesiona, por lo de la transparencia, que se me diga que tienen órdenes de no facilitarme información, que la tengo que pedir por escrito. Me obsesiona, por ejemplo y por lo de la corrupción, que más de media docenas de empresas de familiares, amigos y miembros de CC sean contratadas falseando el contrato para no tener que sacarlas a concurso público, costando muchos cientos de miles de euros más de los que costaría hacer las cosas LEGALMENTE. Pero si algo me obsesiona a un nivel supremo es el abuso de poder, el acoso, con eso, mi tolerancia es cero y no cabe escusa ni perdón, y entiendo que los medios de comunicación deberían ser también tajantes con ese tipo de actitudes.

Comprendería que haya quién piense que mi “alegato” entra dentro de ese “todo vale con tal de desprestigiar al adversario”, tan común en nuestra sociedad, pero no hay que olvidar que lo que digo públicamente, está siempre vigilado, que estoy amenazado con los juzgados, por lo que mis palabras no solo han de ser ciertas, sino que además tengo que poder probarlas. Visiten este enlace:

http://mobbingopinion.bpweb.net/artman/publish/article_664.shtml

Reconozco mis obsesiones. Me gustaría que algunos de esos medios de comunicación amigos de nuestro máximo representante local, tuvieran mis mismas obsesiones, o que al menos, se dignaran en alguna ocasión a contrastar las continuas salidas de la verdad de nuestro alcalde, porque, por eso de dar algo de chance a una de mis obsesiones “la democracia” resulta poco creíble en aquellos medios en los que en las dos últimas legislaturas no han tenido ni una sola vez la necesidad de contar con la opinión de la principal fuerza de la oposición en Haría.
Afortunadamente los hay, eso sí muy contaditos que mantienen una digna ética periodística. 
Agradezco a mi amigo de facebook su sinceridad la gente que actúe en los foros y en su vida particular según le dicte la conciencia me merecen todo el respeto del mundo. Espero que este alegato les sirva simplemente para la reflexión y para entender que no siempre la imagen que da una persona se corresponde con la realidad. 

 

Otros autores
Facebook