00:24 h. domingo, 05 de febrero de 2023
Juan Carlos Cárdenes

"La Sirimba"

Licenciado en Derecho. Máster de Turismo. MBA

Juan Carlos Cárdenes | 13 de junio de 2021

ASSOPRESS
El hombre caminaba arrastrando los pies bajo un Sol de justicia y penitencia y se encuentra con un conocido que le dice: D. Fernando, siéntese por aquí a la sombra y coja resuello, que como siga así le va a dar una sirimba.

No será eso alguna suerte de maleficio, no, hombre, no, una sirimba es un jamacuco pero más liviano. Bueno entonces cambia la cosa, una sombra siempre es amiga del caminante.

No sé si los golpes de calor, en expresión moderna, vinieron de Cuba. Ciertamente algunos maleficios sí lo hicieron, muchos otros han llegado de Andalucía, algunos con mucho mérito, como cuando a alguien le crecen los enanos sin previo aviso, o cae en pleitos y por arte del destino va y los gana. 

La Justicia siempre ha sido muy precavida, condena por adelantado, así que ganar es una excepción por lo que casi nadie se escapa sin comulgar con ruedas de molino. Hay que respetar las alcabalas que nadie vive del aire y los funcionarios tienen que hacer méritos.

En este mundo hay de todo como en una botica de las antiguas, las de fórmulas magistrales que ya han pasado a la Historia.

¿Cuánto tiempo hace que el lector no ve una prescripción de este tipo?

La verdad es que no sé si todavía existen. En cuanto a sofocos, desmayos, síncopes y otros asociados son más frecuentes en verano, que ya ha llegado con ímpetu.

 Saludos a todos y no nos olvidemos, de una oración por las niñas de Tenerife.

 (*) Licenciado en Derecho. Máster Internacional de Turismo. 

Otras opiniones
Autores de opinión
Facebook