00:04 h. domingo, 14 de agosto de 2022

Homenaje al nuevo Hijo Predilecto de Lanzarote, Juan Brito

laverdaddelanzarote.com  |  30 de mayo de 2013 (10:20 h.)
Juan Brito y familia en el Día de Canarias

El Cabildo de Lanzarote celebró en la noche de ayer, el tradicional acto institucional por el llamado "día de Canarias", nombrando durante el mismo como Primer Hijo Predilecto, a Juan Brito Martín.

El Cabildo de Lanzarote ha celebrado en la noche de hoy el tradicional acto institucional por el Día de Canarias, pero el evento de este año ha sido especial y se recordará porque en el transcurso del mismo se ha producido el nombramiento del primer hijo predilecto que recibe este reconocimiento en vida, honor que ha recaído en Juan Brito Martín. Tanto es así, que su figura ha trascendido para estar presente en forma de felicitación y agradecimiento en el discurso del presidente del Cabildo, Pedro San Ginés; y en el de Paulino Rivero, el presidente del Gobierno de Canarias, que este año decidió compartir con los lanzaroteños el día de la Comunidad canaria.

 

Aderezaron el acto las actuaciones musicales de Alexis Lemes Trío y de la Agrupación Folclórica El Pavón. Fue, de hecho, el timple del joven talento el que levantó el telón del Teatro Insular, y lo hizo interpretando el himno de Canarias acompañado por la voz de Sara Bermúdez. También interpretaron el tema original de Juan Brito ‘La zaranda’, en su faceta de folclorista. Y guardó una grata sorpresa para el final del acto.

 

Tras un inicio marcado por el timple vanguardista de Lemes, el presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, se dirigió al público en un discurso reivindicativo de unidad ante la dificultad; ilusionante respecto al futuro; y emotivo en torno a la identidad, la tradición, y muy especialmente, a la figura de Juan Brito y el significado que para él ha tenido este nombramiento.

 

Afirmó San Ginés que "tenemos que aprender a posicionarnos en todo lo que nos concierne. A favor, o en contra, posicionarnos en todo aquello que de manera objetiva beneficie o desfavorezca a nuestra isla y sus habitantes. Sujetos a la lealtad a la isla y a la voluntad de sus gentes. Despegados de experimentos políticos y arriesgadas aventuras económicas, que defendiendo intereses extranjeros, pongan en peligro nuestro territorio, nuestro medioambiente, nuestra economía y nuestra cultura. En definitiva, nuestro futuro".

 

"Hoy es un día –continuó el presidente del Cabildo de Lanzarote- para seguir creyendo en nosotros y en el papel que nos toca jugar manteniendo la defensa bien alta. Para comprometernos a seguir bregando por conquistar las mejores condiciones de vida de un pueblo al que todos nos debemos y al que algunos tenemos el honor de representar".

 

Como no podía ser de otra forma, dado el afecto y admiración que le profesa, tuvo San Ginés unas palabras para Juan Brito en su discurso de apertura. "La historia de Lanzarote -repitiendo el esquema de la historia del mundo- está llena de ejemplos de personas que han sido magníficos catalizadores de la sociedad en que vivieron. Gente que ha tenido, como si fuera de oficio, el compromiso de luchar y poner en valor aspectos que son propios de nuestra entidad colectiva, de su entorno vital".

 

"Estoy completamente convencido -apuntó el presidente lanzaroteño-, de que esta isla nuestra -que a pesar de algunos errores sin duda cometidos, sigue siendo admirada por su ejemplar relación con la naturaleza,  y por lo que desde aquí hemos aportado al respeto al medioambiente, al paisaje, y a la cultura tradicional- ha sido posible gracias a hombres como don Juan Brito".

 

Tras la intervención del presidente del Cabildo tuvo lugar la ceremonia de nombramiento de Juan Brito Martín como hijo predilecto de Lanzarote, tras su designación oficial por el pleno de la Corporación el pasado lunes, 27 de mayo. Brito subió al escenario junto a su mujer, Isabel, y el maestro de ceremonia llamó a la consejera de Educación y Cultura, Emma Cabrera, le entregó un ramo de flores a la señora de Brito; a Fabián Martín, que le hizo entrega de la condecoración del Cangrejo de Oro; a Astrid Pérez, que puso en sus manos el diploma oficial del nombramiento. El vicepresidente, Joaquín Caraballo, le regaló una réplica a escala del Monumento al Campesino, un símbolo muy significativo para Brito; y finalmente fue Pedro San Ginés quien le colocó la medalla de hijo predilecto antes de compartir un sentido abrazo.

 

Tuvo que esperar unos minutos el homenajeado para poder empezar su discurso. El clamor de los aplausos y la emoción no le permitían empezar a hablar. Estuvo su intervención repleta de agradecimientos, de palabras de cariño, de sencillez y humildad, de recuerdos entrañables y tradición.

 

Quién le diría a aquel niño del campo –se preguntaba Brito- que bajó por primera vez al puerto de Arrecife hace ahora 84 años, que esto le iba a suceder 84 años después. Aquel pequeño campesino, acostumbrado a vivir en plena libertad, cuando llegó a la Capital, no salía de su asombro al contemplar tantas casas juntas, diferentes y pegadas unas de las otras. También le llamó mucho la atención que la gente caminara por unas veredas, más altas que la tierra (las aceras). Iban con tanta prisa, que no les daba tiempo de ofrecerle los buenos días a los que pasaban por su lado…”  

 

Resumió su vida con esa encantadora sabiduría que crece pegada a la tierra… “Y los fuertes vientos continuos de la brisa, los sirocos africanos y el sol de todos los días de nuestra tierra, le fueron quemando y arrugando la piel, igual que a la corteza de una vieja acacia con la que hizo un arado para fertilizar la matriz de la tierra para que nacieran nuevas vidas. También amasó el barro santo de Las Nieves y construyó una gran vasija donde escribió con una Timijota, que guarda celosamente, la historia de la isla, la historia de su gente que es su propia historia”.

 

Y, por supuesto, no le faltaron a su discurso palabras de gratitud. “Señor presidente, don Pedro San Ginés; señoras y señores consejeros; a todos les agradezco, tremendamente emocionado, el haberme propuesto y nombrado hijo predilecto de esta isla nuestra. Yo les prometo, queridos amigos, que esta distinción que me han otorgado, la utilizaré para cuidar y conservar todo lo que forma, y conforma Lanzarote, y todo lo que en ella vive; así como el pasado y el presente de su historia, que es nuestra historia”.

 

 

Más música y el discurso de Paulino Rivero

 

Una nueva actuación musical de Alexis Lemes marcó el ecuador del evento. Talento y creatividad para demostrar que de ese pequeño instrumento tan lanzaroteño pueden salir más sonidos y sensaciones además de isas y folías, que también. Pero de eso se encargarían más tarde los de El Pavón. Antes de eso, subió al escenario del Teatro Insular el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, que este año ha venido a compartir el Día de Canarias con los lanzaroteños y que, cómo no, también se sumó a las felicitaciones a Juan Brito.

 

Apuntó Rivero que "la memoria dice, y dice bien, que fue Lanzarote la isla que inició hace décadas un camino al que Canarias, ahora sí, se ha sumado". "Los canarios hemos aprendido –prosiguió el presidente del Ejecutivo autónomo- el difícil equilibrio que es necesario mantener para acompasar desarrollo económico y social con la conservación de los recursos".

 

Y se refirió al recién nombrado Hijo Predilecto afirmando que “Juan simboliza la grandeza de este pueblo. Su historia le dignifica y nos llena de confianza porque Juan nos recuerda de lo que somos capaces. De lo que es capaz Canarias".

 

Alexis Lemes Trío salió de nuevo al escenario para enfilar con varios temas la recta final de este acto institucional. Una actuación que terminó con una espectacular folía en un ‘solo’ que se convirtió en un sorpresivo y emocionante ‘multitudinario’ porque se levantó una pantalla y tras ella estaba al completo y en formación la Agrupación Folclórica El Pavón. Al concluir este tema, los de Tías se arrancaron y regalaron al público toda una muestra de su repertorio.