19:06 h. miércoles, 20 de enero de 2021

I ENCUENTRO INTERNACIONAL VIRTUAL DE LENGUAJES SILBADOS DEL MUNDO

 |  29 de diciembre de 2020 (08:26 h.)
cartel I ENCUENTRO INTERNACIONAL  VIRTUAL

Hace muchísimo tiempo que el ingenio creador humano ideó diferentes maneras de comunicar
mensajes a media y larga distancia, allá donde la voz (ni siquiera el grito) es capaz de llegar. Señales
de humo, sonido de tambores... pero hay una que no necesita elementos ajenos al cuerpo humano:
el lenguaje silbado. Y es que el silbo es el sonido más intenso que una persona puede realizar
utilizando únicamente su cuerpo (soplo, lengua, labios y, opcionalmente, dedos), emitiendo a más
de 100 decibelios. Esto ha facilitado enormemente la comunicación entre miembros de sociedades
que habitan lugares de tránsito complicado, generalmente de zonas montañosas o boscosas, en
épocas donde la tecnología no había aún suplido esta función.
Ya que ese ingenio creador es común en la especie humana, era lógico suponer que este sistema de
comunicación por silbos se presentase en muchos lugares, sustituyendo por medio de silbos
articulados las lenguas de cada comunidad portadora. Así, se ha registrado una cantidad cercana a
80 lenguas, lenguas que son o han sido silbadas. Desgraciadamente, el avance de las tecnologías,
pero sobre todo el abandono de las actividades tradicionales del mundo rural, ponen en peligro la
supervivencia de esta singular manifestación cultural.
Curiosamente, la tecnología, que robó al silbo el peso que antaño tenía, facilitó algo que la situación
actual de emergencia sanitaria por pandemia de Covid-19 no iba a permitir: acercar diferentes
comunidades silbadoras. La Asociación Cultural y de Investigación Yo Silbo, referente de la
investigación, enseñanza y difusión del lenguaje silbado en Canarias, organizó el pasado 21 de abril
el I Encuentro Virtual Internacional con los lenguajes silbados del mundo, con la intención de poner
en contacto a silbadores, investigadores y difusores de los más lejanos lugares. Por delante, unos
objetivos comunes: darse a conocer, comentar el estado del lenguaje silbado en cada lugar, y trazar
líneas comunes que faciliten la conservación y revalorización de este fenómeno.
Para este primer encuentro, fueron invitadas a participar las siguientes personas, que hablarían
sobre la situación del lenguaje silbado en su lugar de origen y las medidas de revalorización que se
están llevando a cabo:
CANARIAS
Eugenio Darias Darias (La Gomera)
José Gavilán López (El Hierro)
David Díaz Reyes (Tenerife)
Raúl Martín Almeida (Gran Canaria)
FRANCIA
Theodose Peyrusque (Pirineos)
Julien Meyer (Alpes)
MARRUECOS
Fátima Zahra Salih (Atlas)
Mustaphá Ouhmad (Atlas)

MÉXICO
Eloy García (Oaxaca)
GRECIA
Panaiotis Tsanavaris (Evia)
ALASKA
Karen Pungawiyi
El representante de La Gomera, don Eugenio Darias, el día antes del evento decidió no participar,
no dando ya tiempo de encontrar una sustitución preparada. El representante de México, don Eloy
García, finalmente no pudo conectarse por problemas técnicos.
La presentación y moderación del acto corrió a cargo de Rubén Jiménez Sánchez, presidente de la
Asociación Yo Silbo. Los idiomas oficiales fueron el español y el inglés, encargándose de la traducción
Jurema Mosquera Barreiro. El soporte técnico fue proporcionado por Valentín Socas Fariña, y la
edición del vídeo fue realizada por Adrián Rodríguez.
Por lo que puede verse en el vídeo, los objetivos ya comentados se cumplieron con creces.
Conocer el estado del uso de lenguaje silbado de un lugar es conocer, en parte, el estado de
conservación de los usos y costumbres tradicionales en general. En un mundo donde la idiosincrasia
se diluye a pasos agigantados, este tipo de eventos y sus conclusiones suponen acto de
inconformismo y dignidad. La Asociación Yo Silbo manifiesta haber quedado muy contenta con el
resultado, y considera que es un gran paso en el camino de la revalorización de este apasionante
sistema de comunicación. Asimismo, confía en que este haya sido el primero de muchos encuentros
virtuales, y que pronto las circunstancias permitan que, tanto sus clases, que se han desarrollado de
manera presencial por más de una década (y este año se realizan de manera virtual), como dichos
encuentros, no sean únicamente telemáticos, sino que puedan realizarse también de manera
presencial.