16:03 h. viernes, 03 de diciembre de 2021

TARJAS: El recuerdo a los Luchadores de la Cultura Canaria (1)

 |  10 de noviembre de 2021 (11:49 h.)
Tarha 1980

Fue allá por el año 1980 cuando la mítica (e incombustible) organización social llamada ‘Solidaridad Canaria’ (la misma que durante la ‘Propaganda armada’ había ayudado económicamente a las desamparadas familias de los presos del MPAIAC, y que había recaudado fondos con los que pagar las fianzas de los detenidos), gestó y promovió un proyecto de Defensa y Pervivencia de nuestra Identidad Cultural, como única forma de construir el futuro de Canarias. Pero “sin olvidar su pasado”. Fue así como nació ‘Tarja’.

Dicen algunos autores que ‘Tarja’ (o ‘Tarha’) era la palabra con la que los antiguos canarios denominaban a “una señal para el recuerdo”. Y con esa premisa, ‘Solidaridad Canaria’ inició lo que ellos definen como “una señal para dejar constancia, en la medida de nuestra modestia, pero con el temple que de los adentros nos emana la necesidad y el orgullo en destacar a aquellos hijos de la tierra canaria que, desde la sencillez de su quehacer cotidiano, sobresalen en salvaguardar nuestras señas de identidad como Pueblo”. Dando a conocer dicha iniciativa con una frase que rezuma canariedad: “¡Por un bregar que nos identifique!”.

Así ha sido que desde 1980, ‘Solidaridad Canaria’ ha venido homenajeando a los considerados como ‘Luchadores de la Cultura Canaria’, siempre con el lema: “en busca de un futuro que precisa cimentarse en el pasado”.

  • La simbólica y tradicional Añepa

Tal y como explican desde la organización, siempre se homenajea “desde nuestras modestas pero muy afectivas posibilidades, a quienes con su quehacer diario han ido aportando luz en el intencionadamente oscurecido pasado del pueblo guanche, a quienes nos aportan claridad para que conozcamos nuestras raíces”.

Los antiguos Menceyes de Tenerife portaban como insignia principal de la jefatura, una especie de bastón de mando simbólico conocido como Añepa. Dicha vara (o lanza) estaba fabricada con maderas tan consistentes como la tea o la sabina… Y siguiendo la tradición, en cada Tarja se traspasa dicho bastón de mando de un homenajeado a otro. Tal y como explica ‘Solidaridad Canaria’, “de una viga de tea de un viejo techo de orillas del Guiniguada, se talló una réplica de las antiguas Añepas de mando aborigen, con la que hemos venido rindiendo homenaje a quienes, desde la poesía, la lingüística, la música, la loza o los enfrentados a tractores y foráneos cruentos chapiris, han propiciado el conocimiento y la defensa de lo nuestro”.

Eso sí, siempre ha habido detractores de la celebración de las Tarjas. Sin embargo, desde ‘Solidaridad Canaria’ siempre se han defendido estos homenajes como “un derecho para aclarar nuestra identidad como pueblo. Derecho éste al que se oponen intereses ajenos a nuestra cultura, a nuestra forma de ser, a nuestro lugar en la historia y en el futuro como pueblo del mundo”.

  • Más de tres décadas de Tarjas

El 19 de diciembre de 1980 a las 21,30 horas, en el Castillo de la Luz (Las Palmas), fue homenajeado el dramaturgo, narrador y sobre todo poeta, Pedro Lezcano. Iniciándose con tal ilustre escritor la tradición de las Tarjas en homenaje a los Luchadores de la Cultura Canaria… Nueve años después recibiría el Premio Canarias de Literatura.

El 30 de junio de 1984 fue el turno del “eterno” poeta, escritor, historiador y profesor Francisco Tarajano.  El traspaso de la Añepa tuvo lugar a las 18 horas en la Casa de la Cultura de Vecindario.

Tal y como reseñó ‘Solidaridad Canaria’, “nos sentimos honrados y estimulados al contar entre nosotros a un Canario de orillas del Guayadeque, luchador de la pila de nuestra Cultura, puntal representativo de los que bregan, sin marrullerías, tenaz e incansablemente por la cultura de su pueblo”.

Pedro Lezcano

Menos de un año después, el 28 de abril de 1985, la Tarja fue en homenaje del Catedrático Juan Álvarez Delgado. Filólogo, humanista, erudito e Ilustre Canario, destacó por sus trabajos dedicados al estudio de la Lengua Guanche: ‘Miscelánea Guanche’, ‘Ensayos de Lingüística Canaria’, ‘Sistema de numeración norteafricano (obra premiada con el Premio de Investigación ‘Antonio Nebrija’ en 1947.

‘Solidaridad Canaria’ resaltó durante el acto en la Plaza de Santa Lucía de Tirajana (a la llegada de los participantes en la XIV Ruta Bentejuí) que “durante media vida, un hijo del pueblo, nacido en Güimar, ha dedicado su quehacer cotidiano a la investigación y al estudio del pasado de nuestra gente, dejando clara y patente nuestra africanidad”.

Juan Álvarez Delgado

El 5 de febrero de 1988 a las 21 horas fue el turno de Gerardo Mesa Noda, quién había sido el primer presidente electo del Cabildo de Fuerteventura, ostentando el cargo desde 1979 a 1987; y en ese momento era Senador por la citada Isla desde 1986 (por Asamblea Majorera). Y quién era conocido por su lucha titánica contra el establecimiento de la Legión Española en tierras majoreras.

El acto tuvo lugar en ‘El Herreño’, en Vegueta (Las Palmas). Durante el mismo, los organizadores consideraron al homenajeado como “un ecólogo completo, que no se ha limitado a la defensa de la flora y la fauna; ha ido más lejos, a defender la pervivencia de costumbres, de respetos heredados, de la paz y la tranquilidad, ha salido el terrero en favor del futuro de un pueblo amenazado por la sinrazón, ha salido por el bando de los defensores de la vida”.

Gerardo Mesa Noda

El 30 de abril de 1989, la Tarja se concedía in memoriam a Nanino Díaz Cutillas (fallecido el año anterior con apenas 51 años), conductor durante dos etapas del mítico programa ‘Tenderete’. El acto emotivo de la entrega de la Añepa se efectuó en el escenario (muy concurrido) de la Plaza de Santa Lucía, poco después de la llegada de los participantes en la Ruta Bentejuí. Fue el padre del homenajeado quien recogió tan simbólico galardón.

Transcribimos parte del libreto en su homenaje: “Con sentimiento no desprovisto de cierto coraje, por celebrar esta Tarha, cuando la persona elegida no está ya entre nosotros, dedicamos este año nuestro modesto reconocimiento a destacar la labor de quien fiera uno de los primeros socios de SOLIDARIDAD CANARIA. A nadie de este Archipiélago se le oculta el amor a Canarias y a sus cosas, que Nanino profesaba. Su andadura en los mediatizados medios de difusión por donde pasó ha dejado patente huella de su trabajo… Cuando en la década de los setenta, la lucha contra el colonialismo adquirió importancia histórica, y de diversas formas, Fernando Díaz Cutillas fue un puntal como presentador de los festivales que nuestra Asociación efectuó a favor de los prisioneros políticos, de los exiliados y de aquellos que en huelga de hambre llamaban la atención del pueblo sobre la causa que defendían…”.

Nanino Díaz Cutillas

En 1990 la homenajeada fue la maestra tinerfeña, Carmen Nieves Luis García, por su gran labor cultural ecológica y humana. En la entrega de la Añepa (a la que no pudo asistir), se hizo público por los organizadores que “su trabajo de investigación, compartido con sus alumnos, culminó con la creación de ese interesante grupo de música canaria formado por ciento y pico personas, que son Los Alzados, con los que ha estado en Venezuela y Cuba. Resultado de esa visita a la hermana isla del Caribe, fue la creación allí, de un Museo Etnográfico Canario. A lo largo de casi 15 años de labor docente hay que mencionar sus trabajos de investigación y rescate etnográfico en los que logra que el protagonismo de sus alumnos destaque de forma encomiable. Fruto de esta labor son una serie de publicaciones y trabajos que van desde las costumbres aborígenes a las más actuales actividades en derredor de la papa, su cultivo y sus tradiciones, así como también los 16 tomos publicados por la colección Boliche, en los que Carmen Nieves nos muestra como enseñar a leer, partiendo de modismos de nuestra habla canaria”.

Carmen Nieves Luis García

El 29 de abril de 1991, la séptima Tarja le fue concedida al lanzaroteño Antonio Corujo Tejera, heredero a la vez que progenitor de una extensa familia amante del folklore tradicional. Miembro fundador de la Parranda ‘Los Buches’ en Arrecife, fue profesor de Danza Folclórica en diversos colegios de Lanzarote, así como en el Instituto Canario de Folclore de Las Palmas, en la Escuela Universitaria del Profesorado de EGB de La Laguna, etc.

‘Solidaridad Canaria’ le homenajea públicamente recordando que “emigró a Venezuela en 1964, regresando en 1967. De su padre aprendió la profesión de barbero. En la calle ‘Tres Guerras’ de Arrecife tiene su culta y famosa barbería, granero y alacena del folklore canario. Allí brota la poesía popular, la copla socarrona y picante junto a la amorosa y doctrinal. Al anochecer, si se tercia, el timplillo y la voz de Antonio dicen:

Salen de rumba esta noche

Las alas de mi sombrero,

Quien quiera salir que salga

Que en el camino lo espero

Antonio Corujo

El 19 de abril de 1992 se celebró la octava Tarja (Tarha) en La Fortaleza (Santa Lucía de Tirajana). En esta ocasión el homenajeado fue Tomás Chávez Mesa, autor de libros tan conocidos como “Para quien afortunadas”, o “Tambor de libertad”, en los cuales expresó su ferviente nacionalismo “a través de sus poemas sencillos rebosantes de sentimientos puros y claros como las aguas de un naciente”.

‘Solidaridad Canaria’ hizo una semblanza de la vida de este gomero nacido en Hermigua en 1913: “Tuvo que abandonar su pueblo natal tras la guerra civil de 1936 por sus ideas políticas. Peregrinó por Chinet y Tamarán. Emigró a España donde ejerció distintos oficios y se robusteció más su ser y sentir canarios”.

Tomás Chaves

El 1 de mayo de 1993 fue galardonado José Miguel Ramos Noda (recientemente fallecido): “Mecenas de nuestra ancestral lucha, abanderado de su resurgimiento en la querida gomera, protector de equipos de lucha con nombres tan evocados como ‘La Matanza de Acentejo’ y ‘Valle Guerra’, sin descuidar la importantísima cantera que son nuestros colegios”.

José Miguel Ramos Noda

El 14 de marzo de 1997 fue el turno de ‘El Alfar’ (conformado por Valentín Benítez Hernández, José Ángel Hernández Marrero y Chano Díaz Afonso), “en homenaje solidario por sus estudios y difusión sobre la cerámica precolonial y tradicional de Canarias, la continental y trabajos etnográficos en general”.

El Alfar

El 14 de octubre de 2005 a las 21,30 horas, en el Teatro Municipal de Agüimes, el receptor de la Añepa fue Domingo Rodríguez Oramas ‘El Colorao’. La organización lo calificó como “un buen luchador, bregador en los terreros de lucha, tanto en las honrosas del cango y la pardelera, en las que destacó, llegando a campeón juvenil por pesos de Fuerteventura, como en la lucha contra los marrulleros de la especulación y el saqueo de nuestra tierra”.

Su trayectoria musical es muy importante, pero es el cómo la desarrolla, junto a su inquieto y fructífero quehacer en defensa de lo nuestro, lo que le hace acreedor de este homenaje modesto, pero nacido de los adentros, pidiéndole que custodie la Añepa de nuestros antepasados”, fue la presentación durante el acto.

Domingo el Colorao

 

El 4 de junio de 2010 fue homenajeada la escritora, poetisa, maestra, etnógrafa y cuentacuentos, Pepa Aurora Rodríguez Silvera, en el local Bailadero de las Monjas (junto al Puente de los Siete Ojos) a la entrada de Telde. Presentada como “destacada personalidad de las letras canarias, de amplia y fructífera producción literaria y con un reconocido prestigio en el Archipiélago Canario y en diversos países de Sudamérica, donde se ha incorporado a la Cátedra de Narración Latinoamericana, recibiendo el Premio CHAMÁN, máximo galardón de la citada Cátedra. Asimismo, ha realizado labores de investigación etnográfica sobre las raíces universales de los Juegos Tradicionales nacionales”.

Pepa Silvera

Finalmente, el 24 de mayo de 2014, en La Orotava, se le entregó la Añepa al historiador e investigador Manuel Adolfo Fariña González. Profesor titular del Departamento de Geografía e Historia de la Universidad de La Laguna, fue el responsable de la edición (anotaciones) de ‘Historia del Pueblo Guanche’, de Juan Bethencourt Alfonso.

El homenaje fue el reconocimiento “al luchador incansable que, con las armas de la pluma, la palabra, la voz y el tambor ha batallado durante decenios por el conocimiento del patrimonio cultural canario, de la identidad canaria, por la recuperación de nuestra memoria silenciada”.

Manuel Fariña

CONTINUARÁ