19:59 h. miércoles, 19 de enero de 2022

El XIV Festival Internacional de Cine de Lanzarote se despide con el Teatro Insular lleno

laverdaddelanzarote.com  |  06 de abril de 2014 (10:03 h.)
El público abarrotó el Teatro Insular

Un cómplice y muy implicado Lamberto Guerra, actor y presidente de la Unión de Actores de Canarias, fue el maestro de ceremonias en una gala de clausura que llenó el Teatro Insular de Lanzarote para celebrar la entrega de premios del XIV Festival Internacional de Cine de Lanzarote (FICL2014). Un certamen organizado por el Área de Educación y Cultura del Cabildo de Lanzarote y Fisme Producciones.

 

El grupo Take it easy dio la bienvenida musical a una gala que se llenó de color y eclecticismo con una obertura dedicada a Lanzarote. Un sensitivo viaje a través de los elementos naturales que integran este territorio, canalizado a través de los movimientos de las bailarinas Acerina Hernández y Keyla Hernández, con la guitarra eléctrica de Boris Hernández, el timple de Salvador Hernández, las chácaras y las lapas de Roberto F. Perdomo y la percusión de Judith Morales y Samuel Peña.

 

El presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, calificó de “rotundo éxito” la decimocuarta edición del Festival, que ha recibido más de 2.400 cortos “generando una gran expectación”. Las cifras de taquilla son concluyentes: “Más de 10.000 personas han pasado por esta sala en estas dos semanas y no es casualidad; este es un festival diseñado para llegar a toda la población”, explicó San Ginés, que quiso dar un agradecimiento muy especial a los doce profesionales que han integrado el Jurado de este año. “Vivimos de nuestra imagen y su presencia aquí, de forma altruista, nos ayuda a posicionar Lanzarote como plató natural”, argumentó el presidente. “Me despido –concluyó- con un deseo: que la clausura de la próxima edición del Festival se haga en el auditorio de los Jameos del Agua. La apuesta y el compromiso de las instituciones están asegurados”.

 

El director del Festival, Ismael Curbelo, comenzó su intervención sin preámbulos y con espontaneidad: “No saben la alegría que nos da que la sala esté así”, dijo refiriéndose al aforo, prácticamente completo, del recinto. Su agradecimiento fue para esos “niños grandes” que hacen posible cosas extraordinarias, para el jurado, para los patrocinadores y para los espectadores. “Sin alguno de ellos –subrayó Curbelo- el Festival sería un imposible”.

 

Destacó a continuación Lamberto Guerra alguna de las declaraciones del Jurado: “Que el FICL2014 no sea un hecho puntual en el año sino que genere programación constante”“Que existan más premios para más categorías y que las instituciones públicas se impliquen más en las producciones, porque el cine revierte mucho más en los territorios que lo que pide a cambio”, Que “el cortometraje es un género en sí mismo y el FICL2014, una ventana maravillosa”; y que “el cine, el arte y la cultura “siempre tendrán algo valioso que decir”

 

La productora Puy Oria, la actriz Hiba Abouk y el fotógrafo Javier Alonso subieron al escenario para entregar el premio al Mejor Corto Documental, “por unanimidad, a ‘Minerita’una increíble historia con una fotografía maravillosa” que relata la durísima cotidianidad de las mineras bolivianas y que también logró el Premio del Público. El pamplonés Raúl de la Fuente (Goya al Mejor Corto Documental este año), subió al escenario para recoger el galardón. “Todo mi respeto para las protagonistas que son unas verdaderas heroínas, porque no sólo sobreviven al trabajo en la mina; también a la violencia de los hombres, de los que se defienden con piedras y dinamita”, explicó el cineasta. “Sólo he estado en el Festival un día y medio, y me he sentido feliz”. Quince años antes, estuvo en la isla para rodar un videoclip de Rosana.

 

Mención especial del Jurado obtuvo el documental ‘Las lágrimas del verdugo’, una emocionante historia de Layth Abdulamir y un corto “cargado de precisión y eficacia”.

 

El jurado de la categoría Cortometrajes Nacionales de Ficción, integrado por el actor Lluís Homar, la directora artística y decoradora Teresa Díe y la actriz Natalia Verbeke, lo tuvieron claro y llamaron al realizador Diego Modino para que recogiera el premio al Mejor Corto Nacional por ‘Efímera’. “Un corto mágico, de enorme belleza, con una sensibilidad increíble y una dirección magistral. Diego Modino nos regala 18 minutos de absoluto placer y poesía”, relató la actriz Natalia Verbeke. Modino afirmó sentirse “pasmado” por las palabras del jurado:“Es un honor recibir este  premio de un jurado tan ilustre y con los ‘cortazos' con los que competía. Muchísimas gracias por la acogida. La última vez que vine fue para el rodaje de una película. Estoy encantado de que mi vínculo con esta isla sea el cine”.

 

‘Das Kind’, de Manu Gómez, recibió una mención especial y el público del Festival premió a ‘Un Lugar Mejor’, de Marisa Crespo y Moisés Romera.

 

El cineasta Montxo Armendáriz, el director de escena Iñigo Castanedo y el actor Unax Ugalde entregaron el premio al Mejor Corto Internacional de Ficción. Fue para ‘Locked Up’, de Bugsy Steel, por sus “excelentes interpretaciones, su ingeniosa trama y su sorprendente final”. Recogió el premio el actor protagonista del corto, Ross Armstrong, que dijo estar “anonadado por la calidad de las obras ganadoras y con las que hemos competido”“Es un honor y un increíble placer estar en este Festival”, añadió.

 

El Premio del Público en esta categoría fue para The Parakeets, un corto de Julie Voisin.

 

Este año, el FICL2014 estrenaba categoría (Mejor Corto de Animación) y lo ha hecho por todo lo alto. Con multitud de técnicas y una calidad extraordinaria. La artista plástica Marina Anaya, el diseñador Sebastián Gil y la actriz Aura Garrido fueron los encargados de deliberar y fallar esta categoría: ‘Kaly Live Dub Allaxis’ se lleva el premio al Mejor Corto de Animación del FICL2014 por su “frescura y su modernidad, además de por una perfecta combinación con la música”. El cineasta francés Thomas Fourniret (Wasaru) estuvo presente en la gala a través de un vídeo y afirmó que el galardón había sido “una gran sorpresa”.

 

El Jurado de esta recién estrenada categoría quiso conceder dos menciones especiales: a ‘Big Shot’, de Maurice Huvelin, “una historia muy sencilla, muy divertida y con una técnica asombrosa” y ‘La Bete’, de Vladimir Mavounia-Kouka “porque traspasa las fronteras del género para introducir danza y videoarte, transmitiendo una historia profundamente comprometida y bella”, apuntó Aura Garrido. El público otorgó su premio a ‘Rabbit and deer’, de Péter Vácz.

 

La gala terminó con una emocionada dedicatoria  a una genial realizadora y guionista  canaria fallecida hace pocos meses. “Este año hemos perdido no solo a una cineasta genial sino a una amiga para muchos nosotros”, dijo Lamberto Guerra, antes de que el auditorio rompiera en aplausos. “Queremos dedicar esta gala a Dunia Ayaso. De una forma u otra, seguiremos disfrutando de su espíritu”.

 

La película de la noche terminó con la proyección de un pequeño ‘making off’ del Festival, que arrojó cifras y declaraciones concluyentes: 11.000 espectadores, 13 películas y más de 100 cortos (contando las secciones dirigidas) proyectados.

 

Entre las autoridades presentes, además del presidente del Cabildo y la consejera del área organizadora del certamen, Emma Cabrera; estuvieron el vicepresidente de la Corporación insular, Joaquín Caraballo; el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Arrecife, José Montelongo; la concejala de Cultura, Eva de Anta; y el edil de Comercio y Turismo, Rafael Juan González.