05:09 h. viernes, 07 de octubre de 2022

La organización asamblearia recuerda que Canarias confirmó su vocación como territorio y plataforma de paz cuando dijo No a la organización militar atlántica, hace 30 años.

Alternativa Ciudadana 25M rechaza las maniobras militares de la OTAN en el cielo de Canarias.

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  29 de febrero de 2016 (16:13 h.)
Dron-Avión sin Piloto

Alternativa Ciudadana 25M rechaza las maniobras militares que distintos países de la OTAN tienen previsto realizar en cielos de Canarias durante tres semanas, a partir de este 25 de febrero y hasta el próximo 11 de marzo, en las que, junto al Ejército del Aire español, participarán fuerzas militares de Bélgica, Francia, Alemania y Estados Unidos, entre otros países de la Alianza Atlántica.

No hay necesidad de probar la capacidad de combate de ningún ejército en los cielos canarios, porque el territorio de Canarias no puede estar al servicio de la guerra. Al contrario, el Gobierno español tiene que comprometerse de una forma definitiva con la voluntad del pueblo canario de hacer del Archipiélago un territorio y una plataforma de paz, subrayan los asamblearios.

Esta voluntad fue expresada de forma contundente en el referéndum sobre la permanencia del Estado español en la OTAN, en 1986, del que se cumplen 30 años paradójicamente un día después del fin de estos ejercicios, algo que solo puede calificarse de prepotente y provocador.

Alternativa Ciudadana 25M considera que ni el espacio terrestre, ni el aéreo ni el marino de las Islas están disponibles para la realización de entrenamientos militares para preparar combates y operaciones bélicas, ya que estas actuaciones convierten a Canarias en foco y objetivo de amenazas en el mundo convulso, violento y unipolar en el que vivimos. Muy al contrario, el pueblo canario, siempre que ha tenido oportunidad, se ha manifestado a favor de los procesos de paz, solidaridad, cooperación y desarrollo compartido entre los pueblos.

Rotundamente, Alternativa Ciudadana es contraria a permitir que el territorio de las Islas se utilice para la realización de maniobras de ejércitos que participan en deshonrosas y abusivas operaciones militares en países lejanos, lo que además implica a Canarias en la nefasta política exterior española, caracterizada por el seguidísimo y la subordinación a los intereses de potencias imperiales en defensa de los intereses geoestratégicos propios y de sus principales empresas.

La posición estratégica de Canarias debe ponerse al servicio de la paz y debe ir dirigida a la creación de un mundo multipolar. No es compatible realizar maniobras militares que sirven de escenificación del poderío y de la disposición a la intervención militar y al mismo tiempo llenarse la boca con declaraciones sobre el papel del Archipiélago en la construcción de alianzas creadoras entre Europa, África y América.

Cabe recordar que los países involucrados en esta operación son los primeros en la lista de exportadores de armas a países terceros, en lo que significa un juego hipócrita de amigo-socio-enemigo en el que solo sacan algo positivo las empresas de venta de armamento, indican los asamblearios.

Estos adiestramientos militares, además, se convierten en un riesgo real para el desarrollo normal de la comunicación aérea civil en un territorio donde la vida económica y social depende de garantizar la comunicación por aire entre las islas y del Archipiélago con los continentes cercanos.