14:08 h. Martes, 21 de Agosto de 2018

la verdad de lanzarote

El Parlamento de la República Democrática Federal Canaria

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  17 de Enero de 2018 (21:41 h.)
Más acciones:

mupc
mupc

 

El colonialismo y los esbirros a su servicio están preocupados porque el pueblo canario les está dando la espalda por el trato abusivo, despótivo y envilecedor con el que lo han ignorantado desde que somos una infracolonia del fascista régimen monárquico y colonial español, por eso están considerando que ha llegado el momento de considerar que “es preciso cambiar todo para que todo siga igual”, (en italiano: "Se vogliamo che tutto rimanga come è, bisogna che tutto cambi"), parafraseando la novela “Il Gatopardo” (El leopardo jaspeado o serval), del escritor Giuseppe Tomasi di Lampedusa, llevada al cine por Luchino Visconti.

Los partidos metropolitanos PPSOE y Podemos, representantes de la burquesía y pseudoprogresía española, respectivamente (en una pseudocolonia como Canarias que, desdichadamente, ni a colonia llega, la única consigna libertaria es la “Descolonización e Independencia”), junto con los falsos nacionalistas y verdaderos franquistas de “Colisión” Canaria y Nueva Canarias están sopesando si manteniendo las barreras electorales (por que siguen siendo barreras a la democracia) al 15 y al 5 por ciento a nivel insular y regional (según su propia terminología, pues no consideran a la República Democrática Federal Canaria una  Nación), también respectivamente, siguen obteniendo el mínimo apoyo para mantener el suculento carguito.

La otra medida “estrella” consiste en aumentar el números de “señorías” (señoritos y señoritas) desde 60 hasta 70 y, entre ambas medidas, seguir enriqueciéndose a nuestras espaldas otros cuantos años más, sin tener en cuenta que da igual el número de parlamentarios o “señorías”, pues lo realmente significativo e importante son las competencias, en contraposición, estamos hablando de una institución doblemente incompetente, tanto en lo institucional (desgraciadamente no se puede ni disolver) como en lo personal, que no deja de asombrar al respetable que tiene la paciencia o la mala fortuna de escucharlos, aunque sea de vez en cuando, y quedarse mascullando aquello de “¿No les dará un poquito de vergüenza, aunque sólo sea un poquito, de que los oigan personas no tan envilecidas, ni de tan bajo perfil, por no decir nulo, político e intelectual, que haberlas ahylas?”

¿Qué hacer? Una vez proclamada la República Democrática Federal Canaria su Parlamento o Asamblea Nacional Legislativa estará formada por cien parlamentarios y parlamentarias, cinco en representación de cada isla y sesenta por elección de todos los ciudadanos de la República cuya celebración tendrá lugar en dos días sucesivos, el primero para la elección de los treinta y cinco representantes insulares y el segundo día para la elección de los sesenta a nivel nacional (Constitución de la República Federal Canaria*).

Los partidos políticos presentarán sus candidatos, aunque también cualquier ciudadano puede presentarse como independiente. En el recuento de votos, saldrán los sesenta elegidos que, a nivel nacional, hayan obtenido mayor número de votos, siempre en listas abiertas (en contraposición a las listas cerradas del colonialismo y los esbirros a su servicio). El mismo día se conocerán los nombres de los cinco parlamentarios designados para completar los cien: uno por los Sindicatos Obreros (incluyendo sanitarios, enseñantes y científicos), otro por los Sindicatos de los Trabajadores del Campo y Mar, uno por la Confederación de Empresarios, uno por los grupos Ecologistas y otro designado por las Asociaciones de Discapacitados. Las elecciones tendrán lugar cada cuatro años.

Una semana después se constituirá oficialmente la Asamblea tras la jura de la Constitución ante el secretario y el presidente de los parlamentarios elegidos. Una vez constituida la Asamblea Nacional Legislativa y tomado posesión de sus puestos, el Presidente de la misma anunciará el comienzo de las elecciones a Presidente de la Nación (en contraposición el antidemocrático sistema colonial, que ellos mismos y entre ellos eligen al presidente, sin participación, por lo tanto, del pueblo en dicha antidemocrática elección), iniciándose un plazo de tres días para que los aspirantes a presidente anuncien sus candidaturas. Al cuarto día se comunicará oficialmente al pueblo quienes son los candidatos y por qué partido se presentan o si se presentan como independientes, así como quienes son los vicepresidentes designados por cada aspirante.

Siete días después se anunciará el comienzo de las presidenciales, cuya campaña durará veinte días. El día 21 será el día de reflexión, celebrándose la primera vuelta el siguiente día. Los resultados se conocerán esa misma noche.

La semana siguiente comenzará la campaña para la segunda vuelta entre los dos aspirantes con mayor número de votos. La campaña durará otros quince días, decretándose un día de reflexión y las elecciones al siguiente día, conociéndose los resultados esa misma noche, publicándose tanto el nombre del Presidente de la República como el del Vicepresidente elegidos por el pueblo en elecciones libres y democráticas que, oficialmente, serán anunciados al pueblo al día siguiente por el Presidente de la Asamblea Nacional Legislativa. Tanto el Presidente como el Vicepresidente de la República (no confundir con el Presidente de la Asamblea) jurarán sus cargos ante el pleno de la Asamblea Nacional Legislativa y del Senado que, conjuntamente, conforman el Tagoror Nacional.

El Senado estará formado por 21 senadores, tres por cada isla, y tendrá competencia sobre cuestiones relacionados con la Constitución, el Medio Ambiente y sobre los canarios que viven en el extranjero. Todos los ex presidentes de la República pasarán automáticamente a formar parte del Senado con derecho a voz y voto. Los canarios en Cuba, Venezuela, Uruguay, Argentina, USA y Europa elegirán un senador en representación de cada zona geográfica, que deberá desplazarse y establecerse en Canarias para estar presente en el Senado durante la legislatura, ocupándose directamente de los asuntos de los canarios a los que representan. Los grupos ecologistas tendrán dos senadores elegidos por ellos a través de sus asociaciones, los cuales serán presentados oficialmente al Gobierno Federal para ser incorporados al Senado.

Las elecciones al Senado tendrán lugar el mismo día que las presidenciales en primera vuelta. Dos años después se procederá a renovar los 21 senadores mediante elecciones a las que se presentarán los electos y los aspirantes a nuevo senador.

El objetivo de que la República sea Federal es que ninguna isla prevalezca sobre las demás y el derecho a la libertad, a la felicidad, a la dignidad, a la igualdad y a la identidad sean derechos que amparen por igual a todos los seres vivos, por lo tanto cada isla tendrá su propio Parlamento, cuyas elecciones serán cada tres años, siendo la fecha decidida por cada gobierno insular, pero no deben coincidir con las elecciones nacionales.

Cada Parlamento Insular de la Federación nombrará a su presidente en elecciones libres a una vuelta, quien formará gobierno una vez elegido y nombrará a los secretarios de dicho gobierno, que no deben pasar de diez. El número de diputados de cada Parlamento Insular estará en relación con el número de electores de cada isla, establecidos en base a los parámetros reconocidos internacionalmente del ius sanguinis e ius solis

*Anteproyecto de Constitución de la República Federal Canaria. Editorial Independiente de Canarias. Canarias (2008).

 

 

Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario