06:52 h. viernes, 09 de diciembre de 2022

PEDRO SAN GINéS JUSTIFICA SU RECHAZO “EN QUE SUPONE UN ATENTADO A LA VIABILIDAD ECONóMICA DE MARINA LANZAROTE PARA LA QUE LA REPARACIóN DE MEGAYATES CONSTITUYE UN PILAR BáSICO”

Los representantes de Lanzarote en la Autoridad Portuaria votan en contra de sacar a concurso el servicio de reparación de megayates en el Puerto de la Luz

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  26 de febrero de 2016 (09:23 h.)
Superyacht-Lift-©JamesMitchell-60

En el plazo de un mes se sabrá si se incorpora al plan de inversiones de la Autoridad Portuaria la construcción del martillo de abrigo para los temporales del sur del Puerto de los Mármoles.

Los dos representantes lanzaroteños en el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Las Palmas -el presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, y el concejal del Ayuntamiento de Arrecife, Tomás Fajardo- votaron hoy jueves en contra de la propuesta de sacar a concurso la concesión de un centro de reparación y mantenimiento de grandes embarcaciones deportivas en el Puerto de la Luz de la capital grancanaria.

Pedro San Ginés justificó su voto en contra debido a que “este proyecto promueve una inoportuna oferta competidora que ataca directamente a la línea de flotación y a la viabilidad económica de Marina Lanzarote, para la que el servicio de reparación de megayates constituye un pilar básico”.

Añadió que Marina Lanzarote, “actualmente en concurso de acreedores, reporta 600.000 euros anuales a través de canon a la Autoridad Portuaria de Las Palmas”, y que su argumento en contra de la decisión adoptada por el Consejo de Administración “coincide parcialmente con los términos en que se ha expresado la Cámara de Comercio de Lanzarote sobre este asunto”.

En este sentido, San Ginés aludió a la carta dirigida por la Cámara de Comercio al presidente de la Autoridad Portuaria en la que expone que la apertura de un centro de reparación de megayates en el puerto de la capital grancanaria “entraría en competencia directa” con Marina Lanzarote “sin dar siquiera margen para lograr amortizar la importante inversión ejecutada” a la propiedad, que obtuvo hace dos años concesión para desarrollar una actividad “muy atractiva, pero lamentablemente con un mercado potencial muy limitado, en el que se requiere de tiempo y esfuerzo para hacerse hueco”.

“La Autoridad Portuaria debe centrar los esfuerzos en poder prestar los mejores y más destacados servicios, pero entendida como una institución en su conjunto que incluye a todos los puertos que gestiona y que debe complementar los servicios que presta en cada una de las infraestructuras portuarias que la componen”, prosiguió el presidente del Cabildo, coincidiendo con los términos expresados en la misiva por la Cámara de Comercio.

Además, Pedro San Ginés consideró “absolutamente inconsistentes, y así pedí que constase en acta, los argumentos jurídicos empleados por el presidente de la Autoridad Portuaria para rechazar mi solicitud de dejar sobre la mesa este punto con el fin de someterlo a mejor estudio”.

Pedro San Ginés aclaró que su rechazo “no obedece a que esté en contra del desarrollo del Puerto de la Luz, sino a que el proyecto ataca directamente a los intereses del Puerto de Arrecife; al igual que me opuse en su día a la nueva ampliación del muelle de cruceros del Puerto de la Luz, no porque estuviera en contra de su desarrollo, sino porque no existía entonces un desarrollo paralelo del muelle de cruceros de Arrecife, circunstancia por fortuna en vías de superación”.

En este sentido, y si bien reconoció “los esfuerzos del actual presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra, por corregir en los últimos años el secular abandono del Puerto de Arrecife”, San Ginés concluyó que “en esta ocasión la falta de visión global y de conjunto de los puertos que administra la Autoridad Portuaria de Las Palmas, así como su falta de sensibilidad para conjugar los intereses de cada uno de ellos, refrendan la necesidad de una Autoridad Portuaria de Lanzarote independiente”.

Por otra parte, el presidente del Cabildo de Lanzarote volvió a interesarse por la ejecución del proyecto de construcción del duque de alba, que permita el atraque de buques de mayor eslora en el actual muelle de cruceros del Puerto de Arrecife. Según explicó Luis Ibarra, este proyecto necesitará modificarse en el caso de que se materialice la construcción del martillo de abrigo para proteger al Puerto de los Mármoles de los temporales del sur, con un coste aproximado de 6 millones de euros, “circunstancia que el presidente de la Autoridad Portuaria se comprometió a aclarar en el plazo aproximado de un mes”, agregó San Ginés.