06:11 h. Domingo, 17 de Diciembre de 2017

la verdad de lanzarote

Le responsabilizan de parálisis en el planeamiento, proyectos estratégicos estancados e insensibilidad hacia las problemáticas sociales más acuciantes

SOMOS LANZAROTE hace el otro balance de los 8 años de San Ginés: “la propaganda no tapa la incapacidad para resolver los verdaderos problemas de la Isla”

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  23 de Noviembre de 2017 (16:44 h.)
Más acciones:

Cabildo de Lanzarote
Cabildo de Lanzarote

El grupo de Somos Lanzarote en el Cabildo considera que la rueda de prensaprotagonizada por el presidente Pedro San Ginés en el día de ayer no hace sino “tratar de maquillar, con propaganda y palabras grandilocuentes, la incapacidad demostrada por Coalición Canaria para dar respuesta a los verdaderos problemas de la ciudadanía de la Isla”, entre los que destacan problemáticas sociales como la vivienda y la precariedad, el abandono de los barrios, la parálisis en el planeamiento territorial o el estancamiento de proyectos estratégicos.

San Gines está instalado en una realidad paralela, difícilmente identificable por la mayoría social, preocupado por escribirse odas a sí mismo que tapen las carencias de su gestión y sirviéndose de muchos proyectos paralizados, y otros ejecutados por otras administraciones, para iniciar con demasiada antelación una campaña electoral que solo demuestra sus debilidades”, señala Tomás López, consejero y portavoz de la formación transformadora.

Para Somos Lanzarote resulta “una tomadura de pelo a la inteligencia de la gente” que San Ginés referencie como principales logros de su presidencia inversiones de otras administraciones, como las obras de la circunvalación – que llegaron con décadas de retraso y fueron ejecutadas por la Comunidad Autónoma-, la ampliación del puerto de Playa Blanca -eternizada en el tiempo ydependiente del Gobierno de Canarias- o las actuaciones a financiar con fondos de la Unión Europea para la estrategia Conurban Azul.

Si ya avergüenza el maltrato presupuestario a que los sucesivos gobiernos autonómicos de Coalición Canaria han sometido aLanzarote, más lo hace que cuando algo termina ejecutándose también se lo adjudique Pedro San Ginés como logro personal”, señalan desde Somos Lanzarote. Para la formación asamblearia, esta retórica de autobombo practicada por San Ginés solo se explica “cuando viene de alguien que no diferencia entre gestión propia y logros de otras administraciones, con una visión autocrática del poder que demuestra sus carencias demócráticas y da a entender que todo en la Isla es cosa suya”.

Parálisis en los grandes asuntos insulares

En el balance alternativo realizado por Somos Lanzarote, Pedro San Ginés aparece como el presidente que durante casi una década ha sido incapaz de llegar a ningún consenso en materia territorial, siendo Lanzarote la isla del Archipiélago que, habiendo sido pionera en materia ambiental y de ordenación, muestra hoy un mayor desfase a la hora de poner al día su planeamiento,con graves consecuencias para el desarrollo social.

Si por algo se había caracterizado Lanzarote era por tener un modelo de Isla, de progreso sostenible; con San Ginés no solo se han liquidado los consensos en esta materia sino que ha arrasado por una de las áreas del Cabildo más comprometidas con la conservación de nuestro territorio, como es política territorial, represaliando ilegalmente a funcionarios por no obedecer las órdenes de los poderes económicos que sustentan al presidente”.

También destacan desde Somos la parálisis de los principales proyectos en materia de diversificación turística, como el Palacio de Congresos; de desarrollo agricola, como el centro de transformación de la cochinilla y con una Granja Experimental bajo mínimos; los continuos retrasos en materia sociosanitaria, con nuevas prórrogas a la integración del Hospital Insular al Servicio Canario de Salud, que debió hacerse en 2016 y el abandono de proyectos estratégicos en materia educativa para la Isla, como el campus universitario “del que nunca más se ha sabido”. “Todo ello duerme el sueño de los justos desde la llegada de San Ginés al poder, y está igual o peor que hace casi una década”, resalta Tomás López.

Insensibilidad hacia las problemáticas sociales

Desde Somos Lanzarote se recuerda que el grupo de gobierno de San Ginés ha rechazado de manera sistemática cualquier propuesta en materia social que supusiese hacerse cargo de algunos de los problemas más acuciantes para una isla que sigue soportando niveles gravísimos de pobreza y precariedad. “Ni consorcio insular de vivienda, ni foro contra la explotación laboral ni clausulas sociales que eviten la precariedad en los contratos realizados por la administración”, por lo que concluyen que “San Ginés y su gobierno viven al margen de los problemas que de verdad preocupan a la gente”.

A contrario, si por algo se ha caracterizado este mandato ha sido por la privatización de servicios, desde la gestión del agua hasta otros básicos prestados por el Cabildo, que han acentuado la precariedad laboral en la Isla, a pesar de batir récord en la principal industria, el turismo.

En la misma categoría de políticas antisociales colocan desde Somos Lanzarote “el absoluto abandono de los barrios , que han sufrido un grave deterioro sin que la administración insular mire para ellos”. “Ha crecido la población y los presupuestos al mismo tiempo que la vulnerabilidad social de las zonas más pobladas y la ausencia de servicios para quienes más lo necesitan; mientras, nos hemos dedicado a regalarles museos submarinos a los empresarios frente a sus puertos ilegales o a comprar casonas a nuestros conocidos; ese es el verdadero balance de los ocho años de presidencia de San Ginés”, concluyen desde Somos Lanzarote.