15:06 h. viernes, 19 de agosto de 2022

Conchita Padrón cumplió 101 años en la Residencia El Pino

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  06 de noviembre de 2014 (09:24 h.)
05-11-14.-_RESIDENCIA_EL_PINO.-_101_CUMPLEAÑOS_CONCHITA_0 01

JOSE ANTONIO CABRERA/ASSOPRESS

El Grupo Sanitario ICOT es una organización conformada por 31 centros sanitarios y con presencia en las principales localidades de Canarias y Península (Barcelona y Valencia).

Si bien la actividad del Grupo Sanitario ICOT se ha ampliado en el último lustro, mediante la incorporación de los nuevos servicios de diagnóstico por imagen, biomecánica aplicada o medicina estética, entre otros; son los servicios de traumatología y especialmente el de rehabilitación, los que hacen del Grupo Sanitario ICOT de un referente en la Sanidad Canaria.

Este valor innovador y de desarrollo de servicios se ha plasmado en 2010 con la adjudicación del contrato de gestión del Centro Sociosanitario El Pino, con 426 usuarios en régimen residencial y diurno.

​Pues bien, en esta Residencia de El Pino, dirigida por José María Cabrera, un experto gestor sociosanitario, que ha sabido aglutinar un buen equipo de técnicos de todas las categoría, en todos los departamentos de este macro Centro, se celebró el pasado día 5 de noviembre un emotivo homenaje a una de sus más veterana y querida residente.​Se trataba del cumpleaños de Conchita Padrón, de la 6ª planta, una anciana muy querida por todo el personal, que cumplió ese día nada más ni nada menos que la friolera de 101 años, que lo celebraron rodeada de una amplia representación del personal del Centro, encabezada por su Director.El sencillo pero entrañable acto, contó con todos los ingredientes necesarios incluidos un brindis, la tarta con velas con el número 101, (que Conchita apagó de un solo soplido demostrando la buena forma que tiene)​, el canto del "cumpleños felíz", y las fotografías de recuerdo (una ilustra esta crónica).Lo organizó un viejo amigo y vecino, voluntario de acciones sociales, que prefiere guardar su anonimato, manifestando que Conchita había llevado un vida difícil y con carencias afectivas, hasta que él consiguió después de años de papeleo, su ingreso en este Centro modélico, donde es tratada con toda dedicación y cariño.