00:03 h. jueves, 11 de agosto de 2022

Los mercenarios de la "información" periodística

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  20 de noviembre de 2015 (09:32 h.)
Registro de ALTAHAY

ANTONIO LEAL AGUILAR

hgfh4

 

Parece ser que de forma maliciosa, manipuladora y mal intencionada, un personaje que escribe articulos como periodista en un digital de Lanzarote, intenta involucrar a Antonio Leal Aguilar con “Pedro San Ginés” y con “Juan Francisco Rosa”. Considero que este personaje y otra media decena de marionetas que piensan lo mismo, están más que equivocados, ya que todos no padecemos la misma y corrupta enfermedad que ciertos mercenarios de la información, de la política y de cierta fundación.

Con absurdas, ridículas e infantiles afirmaciones, intentan hacer creer al lector que todo es una componenda de Antonio Leal. Y que yo manipulo y controlo, poco más o menos, los 14 colectivos que firmaron un documento de forma conjunta para solicitar al pleno del Cabildo de Lanzarote, que se aprobara la posibilidad de poder  modificar y actualizar el Plan Especial de La Geria. Con la sana intención de intentar mejorar la labor que anualmente realizan los cosecheros, bodegueros y vecinos de lugar.

Dicho documento surgió de tres reuniones celebradas con los responsables de los distintos colectivos, los cuales acordaron por unanimidad enviar la iniciativa al Pleno del Cabildo. Y asimismo se me nombró portavoz de los mismos, para que los representara en este tema en las instituciones y medios de información. Debo puntualizar que en el Cabildo se presentaron un total de catorce iniciativas, que enviaron cada uno de los colectivos de forma individual; y una iniciativa que se envíó de forma conjunta.

- Altahay SÍ está registrada en el Gobierno canario

Por supuesto, debo desmentir la afirmación gratuita de los "mercenarios", de que la “Agrupación Socio Cultura Altahay” no existe en el registro de gobierno de Canarias. Y para ello enviamos una foto de un documento oficial del propio departamento del Gobierno de Canarias, qué acredita la existencia y legalidad de ALTAHAY. Esperemos que publique la citada foto con este articulo.

Al margen de ello, añado que una Peña deportiva al igual que cualquier otro colectivo social, puede presentar alegaciones, iniciativas y denuncias. Aunque es tanta la maldad de algunos "periodistas" mercenarios, que de catorce colectivos que firmaron el documento, sólo hicieron mención del nombre de la Peña para intentar descalificarme a mí como persona, y para desvalorizar y restar importancia a las iniciativas que se enviaron al Cabildo de Lanzarote sobre el Plan Especial de La Geria.

También quiero dejar claro que los familiares de Antonio Leal: hijos, tíos, primos, sobrinos y demás familia, tienen todo el derecho del mundo  a ser miembros de un colectivo y de actuar en nombre de los mismos; y de pertenecer a la Federación Titeroygakat o a cualquier otra.

Algunos personajes creen que por estar detrás de unos supuestos medios de información, pueden engañar al pueblo, y desprestigiar a colectivos y personas con sus falsos argumentos. ¡Que equivocados están estos incautos! 

Sí les advierto  que el citado artículo se pondrá a disposición del Juez de Guardia y de la Fiscalía, por si fuera constitutivo de delito.

- Salvar La Geria

Por otro lado y volviendo a la verdadera cuestión que ha provocado la "caza" de mi persona, insisto en que los agricultores y todos los implicados en el sector vitivinícola de Lanzarote, deben acabar con la dictadura política, con el ecologismo radical y con todas esas medidas protectoras que les perjudican más que lo que le benefician.

Debemos entender que muchos de estos ecologistas radicales son analfabetos en ciencia y en humanitarismo, y todos ellos ponen su ideología y criterios personales por delante de las prioridades del ser humano y de su desarrollo.

Yo considero que todos los responsables directos del sector vitícola, vitivinícola y los vecinos del lugar, deben crear y elaborar  nuevas reglamentaciones, planes de desarrollo y protección de La Geria, para que en este paraje natural prevalezca en primer lugar el interés humano, como  medio de subsistencia; y en segundo lugar, el interés científico y  paisajístico.

No se pueden elaborar leyes persecutorias, paralizadoras y estancadoras, que frenan e impiden el perfecto desarrollo comercial, industrial y humano.

Pero La Geria puede desaparecer si la clase política no frena a los ecologistas y a todos aquellos que no dejan de crear dañinas normativas protectoras que pueden destruir el sector vitícola y vitivinícola,  y con ello el tan admirado paisaje de La Geria.