Los agentes del orden sólo pudieron acceder al apartamento a través de la escala del Cuerpo de Bomberos

Dos policías locales mordidos por un individuo que había provocado un "tremendo" escándalo público en Puerto del Carmen

laverdaddelanzarote.opennemas.com  |  11 de febrero de 2020 (14:59 h.)
En horas de la mañana de este martes 11 de febrero, los efectivos de la Guardia Civil, Policía Local de Tías y Cuerpo de Bomberos tuvieron que emplearse a fondo para reducir a un individuo que había comenzado "un tremendo escándalo" desde el balcón de su apartamento, en la zona turística de Puerto del Carmen.

Según las fuentes informantes, en horas de la mañana de este martes 11 de febrero, los vecinos de la calle César Manrique en la zona turística de Tías se vieron sorprendidos "por el escándalo armado por un individuo" desde el balcón del apartamento en que habita. Al parecer, el sujeto "le estaba agrediendo a su mujer",por lo que rápidamente dieron cuenta a las autoridades sobre un posible delito de violencia de género.

Lugar del altercado en Puerto del Carmen

Una vez en el lugar, los agentes de la Policía Local de Tías trataron de calmar al individuo, "una persona muy alta y fornida, que aparentaba estar bajo el efecto de alguna sustancia". Sin embargo, siempre según las fuentes informantes, el sujeto ofreció una serie resistencia, llegando a morder a ambos agentes municipales. A uno de ellos "llegó a arrancarle una uña de la mano, provocándole desgarros profundos en el dedo".

- Hasta 8 agentes para reducirlo

En vista de lo apurado de la situación, se optó por pedir refuerzos. 6 agentes de la Policía Local y 2 de la Guardia Civil se las vieron y desearon para reducir al individuo, empleando 2 pares de grilletes para sujetar sus manos a la espalda. Personal sanitario optaron por suministrarle un calmante para tranquilizarlo.

Finalmente pudo ser evacuado de la tercera planta de la vivienda, a través de la escala del camión del Cuerpo de Bomberos.

Policía herido 2

Los 2 agentes de la Policía Local de Tías fueron atendidos por el personal médico (se procedió a suturar los desgarros de las mordidas), practicándoles las pruebas de prevención de VIH.

 

Más acciones: