16:12 h. martes, 07 de diciembre de 2021

“Adonde interviene el favor y las dádivas, se allanan los riscos y se deshacen las dificultades”.

Transición energética “versus” transición democrática: retocar el modelito para que todo siga hasta el infinito… y más.

 |  28 de agosto de 2021 (10:03 h.)
Ramón Francisco González
Ramón Francisco González Hernández de la corriente GANA (Grupo Activo por una Nueva Alternativa

 

Y sí, de cuando “los franquistas” trajeron “la democracia”: no olvidemos los favores y faroles, las renuncias de los supuestos izquierdistas y otros mamelucos impresentables y, de cómo luego fueron compensados  “todos por todo”… o de como los altos cargos políticos del gobierno, pasan a engrosar las nóminas (desconozco un término preciso para este inmenso ingreso; pido disculpas por “nóminas”) de conglomerados como las “dueñas del mundo”: las energéticas; las que hacen “sus fueros”: fundaciones,  o las que “venden nuevos molinos en forma de gigantes y que verdes”: acuerdos/tratados/compromisos que sostienen el tinglado, pero eso sí: “sostenible”, amén.

Y bueno es no olvidar qué, si bien Franco murió en el puesto, los franquistas cambiaron chaquetas para seguir en ello, ahora un tantito va como aquello. Descubierto que el “petroléo”=versus=” petróleo” no es que se acabe, sino que al estar cada vez más profundo y más digamos “pastoso”,  va dejando de ser rentable y lo que no es rentable, pues no sirve a los dioses (los mercados) y de paso a los “ Emires multimillonarios” y su gremio en sus Emiratos y la OPEP, les podemos ir “dando castañas sin pelar” (piensas los sesudos financieros); pues al igual que los nazis idearon (bueno popularizaron) el ecologismo/naturalismo (para elegidos claro); y con ello poder justificar la eugenesia en su perverso concepto y que de higiene racial. Ahora “los que detectan” la vida en sus manos y en sus cuentas corrientes: los grupos financieros de distintas índoles; han puesto la inversión en fomentar algo que ellos llaman “sostenible” y que además, va a acabar con gran cantidad de “contaminación” (y que en realidad fueron ellos mismos sus padres …y ahorita hacen de padrinos) de “un mundo feliz” sin CO2 maluco, ni otros contaminantes / o es una higiene energética llamándolo “energías limpias” y,  como el “petroléo” se nos va de las manos, hemos venido invirtiendo en directo y en indirecto en festines alternativos, que harán que con “pronto/colos=versus= protocolos” firmado en lo que antaño fuese (todo lo de antes ahora es, versus lo mismo ¿verdad?) la capital del Japón y de otros lugares y lugarejos. Que con la rimbombante tesitura de un mundo más respirable: “nos quitamos de encima LA RESPONSABILIDAD jurídica, humana, económica, reparativa/compensatoria y hasta de “los cielos” que tenemos, como grupos ahora con otros “trust/cos” pero lo mismito, pues eso: evadimos toda responsabilidad sobre un ya irremediable, o eso parece,  cambio climático “inducido” y vuelta otra vez al negocio, que para algo somos los “líderes en mercado” y aumentamos el capital controlador, haciéndonos pasar… ¡¡¡y lo máximo!!!! Contamos con movimientos, grupos y hasta partidos “progres”, “naturalistas”, “ecólogos”, “fachadas verdes” que, nos apoyan en el misterio “de la santísima… digo, de las renovables”; que al igual que nosotros, tal cual, nos renovamos.

http://santaluciadetirajanagana.blogspot.com/2021/07/desbancando-quimeras-no-no-nono.html

Y como en letras de Cervantes decía en un principio: el favor y las dádivas; se ha hecho ya tradicional el socorrido tema de “las puertas correderas, digo giratorias” esas de la política a “las energéticas” y vamos… es tal el suculento adobo, que no hay quien se resista cuando “nasió pa´eso” (como en las -inmoribles- “historias de la puta mili” publicadas por la revista “El Jueves”: nasió pa´mata) no hay riscos ni barrancos, sean de -Arguineguines- de esos que a los ministros les cuesta pronunciar por toponimia y, que se allanen y aplanen “hasta las líricas piedras lunares que dan sombra” si menester fuese. Aunque “falcones”,   “-legartijos-” y/o cuantas aves, tortugas, ballen”o”s, insectos; anden “y que protegidos”: a ver como se protege, si maneja y hace la ley, quien más tarde no ha de cumplirla.  Y claro, no existe mayor error que, tratar de “levantar pasiones” en territorios “y que protegidos”.  Dile al león que no se zampe la cebra que tiene a mano, -sea en kenya o en Soria: que la quieren de “recipiente” de la de Chira.  Eso si que es un gran SALTO… pero como no temen al otro SALTO, al “Brinco del Moreno” o la prisión del Salto del Negro.  El macro/proyecto rebautizado de Chira/Soria-destruir el Barr”o”nco de Arguineguín. Rellenando con agua desde el mar a más de 30 Kms. la presa de Chira y, dar un “salto” a la de Soria, y rentabilizar energía en caída y vuelta a empezar. Sin contar que esas construcciones tienen muchos años y su fin no fue para “subir y bajar” aguas en subidas y caídas: NO HAY YA quien crea que esto va a tirar adelante, pues hasta los mismo promotores saben que eso no tiene ni cabeza ni pies, que esto no es la realidad que, bajo el suelo “matinal” y cerquita en aguas poco profundas, los volcanes depositaron minerales que, son los imprescindibles para “el nuevo petróleo de energías alternativas”, para que los molinillos de las eólicas funcionen y,  para que los “planteles” de molinillos que, entre más aspas al viento, menos “calibre potencial” tienen los vientos, porque se frenan y, pierden potencialidad energética. Y en ello dicen que: “no son ni libres, ni inagotables y ni siquiera no contaminables”; pues para que funcionen, necesitan depredar el mineral allí donde los hay o haya, fijémonos en las minas de Bolivia, o del Ecuador, o del continente africano. Y las que no sabemos… ríos, lagos, tierras, cielos, … contaminados allí, para que en otros lugares tengan ¿limpias energías?: como si el mundo y el oxígeno y la vida no es la misma.

Siempre es bueno volver a recordar a China y a Beijing, “prefieren asfixiarse con sus azufres y contaminantes en el cielo y el aire que respiran, que caer en los mercados y convertirse en marionetas de otras potencias en consecuencia”. Cómo y tal cual nos demuestran. Y es esa la esencia de los sistemas de mercado: que bonachones, socialdemócratas arcaicos, oportunistas, revisionistas y otros conformistas “no pretenden transformar ni cambiar nada de nada”: pues para ellos es el más mejor de los sistemas.

“Por solares”, o la energía del sol, sabemos igualmente su enorme problemática y coste, ante todo, por las patentes sobre paneles y falta de lugares para sacar rentabilidad, ya que la luz solar “afortunadamente” es perpendicular (directa no estaríamos para contarlo) y su “reflejo en paneles” requiere de materiales “maleables” tal y como se viene utilizan la ahora y escasa -plata- y que bueno, serían los desiertos lugares idóneos para su aprovechamiento, pero ¿existe algún desierto libre de conflictos?, ya “las agencias” y sus “oteadores” (de todo tipo incluidas muchas ON-É-GES) se encargaron de “minar terrenos”.  Es como “los vehículos eléctricos y ese cuento chino” … mientras no se demuestre lo contrario, ni son rentables, ni son viables y, sí enormes depredadores de metales y tierras y vamos, consumidores energéticos “devoradores” y a los que los estados, jugarían a ser “emiratos” pues no sería poco costoso (inmensamente costoso en dinero y en medios y en mantenimiento) una línea de recarga de “combustibles”. Pero: ¿a qué estamos jugando?, ¿es necesario popularizar semejantes quimeras? Y es claro, un mundo para quien se lo pueda pagar, el resto a ver como sobrevive. Y si, de aquí pueden partir muchas teorías y hasta hechos consumados como pueden ser catástrofes inducidas, pandemias o plandemias que, tratarán de equilibrar la humanidad desbordada. Es un caldo de cultivo … pero es igualmente un agente psicológico. Terminas aceptando que no cabemos todos, y lo que no cabe es un sistema aterrador, depredador, demoledor. Sí, existen otras alternativas, contamos con la ciencia de la transformación social, se incrementan las condiciones sociales, pero sin conciencia; sin formación, sin tácticas, sin estrategias, sin cuadros, sin estados mayores… es por ahora, una aspiración a la que debemos reforzar los pilares.  

Los modelos de sociedades, los modelos de alimentación, los modelos por tanto energéticos: responden sin ninguna duda a los modelos de producción. Es la energía (es valor, valor de mercadeos) la fuerza capaz de llevar adelante la transformación. La energía en todas sus variantes científicas y no hablo de esa “energía” que se recibe en chamanismos, que bueno, es otro tipo de éxtasis, posible y hasta absolutamente necesario para muchas personas, pero esas son su vivencias y experiencias, hablo de evidencias y de ciencia, que es lo más acertado que tenemos los humanos.

http://santaluciadetirajanagana.blogspot.com/2021/08/los-modelos-energeticos-no-dependen-del.html

El sistema de desarrollo que ha gobernado los designios de la humanidad es el capitalismo. Donde en: lugar de “transformación” o “utilización” se antepone y no sólo retóricamente “la explotación”, tanto del medio natural donde se interviene, o los brazos hacedores de esa labor que es el de los que la trabajan. Si bien, las nuevas maquinarias y las tecnologías van desplazando “la fuerza de los brazos” (pensemos en arar las tierras de cultivo antes y hoy), la energía es también “la materia gris” o pensamiento intelectual que forja herramientas capaces de sustituir en empleo de la energía. Y otro tantito tan directo es, como pasamos de esclavos a siervos o bien, por último, a los asalariados. Trabajadores, y que, a pesar de las apariencias, el proletariado es la clase antagónica, aunque hoy en día no lleve ropa o mono/traje de faena engrasado las 24 horas, tenga una posible vivienda sin tantas insalubridades, o bien, sepan leer y escribir al menos… pero la determinación de “proletariado” la define no ser propietario de los medios de producción, sintetizados en la propiedad estatal de estos, acabando con la privacidad. Por tanto, sin más profundizar, quede claro a pesar de los enfoques de la “posmoderna progresía”, refugiada en obsoletas universidades, donde se auto/consideran las élites capaces de gobernarlo todo, sustituyendo infértilmente el alzamiento de movimientos sociales de corte superficial como el ecologismo, el de orientación sexual, el feminismo y, otras ínfulas, cuyo objetivo real, es retrasar la organización del mundo del trabajo y que se sustituya un mundo del capitalismo, por un mundo social que la historia reclama. Tal y como los aristócratas guillotinaron el feudalismo y se convirtieron en las nuevas burguesías, son sus esclavos modernos: los trabajadores. Los que deberán por sí mismos cambiar el orden del modelo de producción y de la propiedad de los medios. Han existido los primeros intentos, se han sufrido inmensos retrocesos, los ideólogos al servicio del poder traman nuevas fórmulas… pero “la dialéctica de la historia enseña el camino, se retrasa, no hay organización ni conciencia, pero el propio sistema, como estamos viendo, genera sus crisis y produce a sus propios sepultureros. Que se organizan. A pesar, de qué, en algunos países, modelos “de circos” unos a gritos y otros “imitando a dioses”, se reclamen y que “socialistas”: “haciendo una labor impagable para el capital; de confusión, engaño, mentira y ser los mercenarios del capitalismo”.  Hasta el punto de, que se enfrentan a los estados capitalistas, como si realmente llevaran un modelo distinto: “cuando lo que son es competidores de mercados, en estos casos, aupados en nuevas castas contra oligarcas foráneos”.

Pues sí, parece ser que es nuevamente necesario “hacernos creer” que vivimos en una sociedad justa e igualitaria. Pues no cabe duda, que el progreso debe ser consustancial al ser humano, pero claro: ¿quién va a pagar todo este tinglado supuesto? Ya podríamos hablar que desde principios del siglo XX se vaciaron los contenidos en las enseñanzas hasta la actual situación. “Ahora se cree saber lo que no se sabe” (y viva mi título) : y eso ha sido el gran triunfo de los modelos implementados de las distintas escuelas de la posmodernidad y derivadas. Ahora creemos estar todos en “igualdad de condiciones” (ignoramos cuasi todo) , pero además incapaces de “rebelarnos” porque asumimos como nuestro lo que no lo es. Es decir, todos estos juegos de llamadas a mundos más “verdilocuentes” sin cambios profundos en las relaciones de producción no son más que las nuevas cortinas de humo con las que los mercados disfrazan nuevamente su voracidad.

Lo peor, es que siempre lo pagan los pueblos y entre ellos los trabajadores y en sí “los proletarios”: y que ahora resulta que ya no hay proletarios… “entonces ¿todos somos dueños y señores de los medios de producción?”. Las denominadas conquistas sociales: sueldo/salario en tiempo justo, sistema de protección sanitario, vacaciones, permisos por paternidad o maternidad… nos hacen percibir que estamos todos en igualdad. Y claro, eso hace perder percepción ya inoculada en la aulas y otros menesteres, luego se ha continuado con la “analfabetización” tecnológica… y pensamos que todo es eterno y, ¡no lo es!: las pensiones se tambalean, las pérdidas de poder adquisitivos son galopantes, te compras una vivienda que pagarás y serás sostén de los mercados toda la vida y eso te lleva a seguir dependiendo de “TUS medios de producción” y como son de propiedad nuestra (eso pensamos) no vamos a perder nunca nuestro empleo, nuestra posición, y esas cosas.

 

Pero es más “todo el juego de sostenibles y cambios de modelos y, toda esa cuasi blasfemia etimológica, la vamos a pagar y descargar en las costillas de todos los trabajadores; incluidos lógicamente los proletarios.

Y a sabiendas que el “vehículo privado” será sólo para “adinerados” que, si nos fijamos, y aún ni siquiera estamos a mínimos: fíjense los altos costes de la electricidad. Eso sí, producen más de lo necesario, ¿Cuál es el motivo para ese exceso?; largo sería de explicar. Eso sí, 121.000 hogares con cortes de electricidad por no poder hacer frente al pago del suministro. Multipliquemos un mínimo de 3 personas por cada hogar: en cifras reales podremos hablar de cerca del medio millón de españoles sin luz. Y aún no tenemos “los coches eléctricos” ni nada. No olvidemos que, la eléctrica, no es la energía principal que necesita el entramado del sistema para funcionar.

Los recortes en pensiones, alargando la vida laboral en una situación en la que hay y se preve un incremento considerable del “pleno desempleo”.

El cada vez más deteriorado sistema de la Seguridad Social y su asistencia “telefónica” nos dejará como un antiguo sistemas de “casas de socorro”, para el que no tenga un seguro privado o se pueda costear sin seguro. ¡A la beneficencia!. Y vuelta a empezar, como en los antiguas regímenes revisionistas: sufrir, padecer, para volver volver y volver… peor.  Porque sencillamente y duramente son lo mismo; mercados.  

O cuando vas a comprar alimentos, cada vez menos nutritivos y si con más conservantes y que su precio cambia casi a diario y “siempre en positivo y nunca en negativo”.

De la formación/educación ya se encarga Google o del recorte en el idioma las redes virtuales que reemplazan a las sociales.

Nada… a llorar por Messi y los equipos: ¡que somos romanos!, faltaba más. Pan y circo, o circo y algo de pan.

Y sí; se sigue confirmando: “la lucha de clases, es el motor de la historia”.

 

“En una situación como la actual, PENSAR, es el mayor acto revolucionario”.

De ti depende, tú eliges (o quizás, de ti no dependa). https://lamanoylapluma.blogspot.com/

En un barranco de la Gran Canaria- Islas Canarias a 27 de agosto de 2021.

Ramón Francisco González Hernández de la corriente GANA (Grupo Activo por una Nueva Alternativa) - http://santaluciadetirajanagana.blogspot.com/