05:58 h. domingo, 03 de julio de 2022

La FCU avanza con paso firme hacia la creación de un modelo de Estado Canario

| 25 de febrero de 2022

Bandera Nacional en Güime, sede de Vecinos Unidos
MAMERTO PÉREZ. El 21 de noviembre de 2021, la Asamblea General (TAGOROR) del MLNC celebró una reunión extraordinaria en la sede de Güime, en la que se redactó un borrador provisional sobre la lo que podría ser "la estructura organizativa y federativa" de una futura Federación "de colectivos de toda índole" en el Archipiélago Canario, con una única meta común: la DESCOLONIZACIÓN de Canarias.

En ese mismo Tagoror se propuso dar a dicho proyecto, el nombre de FEDERACIÓN CANARIAS UNIDA. Y se aprobó contactar con TODAS las organizaciones y hacerles partícipes del documento primigenio.

Un esbozo de dicho documento comenzó a ser remitido el 23 de noviembre a todos los colectivos con aspiraciones soberanistas (partidos, asociaciones de vecinos, colectivos sociales, entidades deportivas, movimientos culturales, etc.). Dejando bien claro a los destinatarios que "se respeta la autonomía de cada colectivo que quiera sumarse al proyecto, cada uno puede tener la ideología que quiera, y llevar sus iniciativas particulares al foro que estime oportuno; lo único que se pide en este proyecto federal común, es tener como ÚNICO objetivo, LA DESCOLONIZACIÓN DE CANARIAS". Eso sí, la participación en el proyecto "debe ser de FORMA CONSENSUADA". 

La primera prueba de fuego del entonces proyecto, fue el 10 de diciembre de 2021, durante la celebración del 61º Aniversario del Día Mundial de la Descolonización. El MLNC elaboró un Manifiesto que fue firmado por 12 organizaciones (canarias) y apoyado por otras 3. Dicho hecho, en palabras del responsable de Política Internacional del Movimiento, "constituye una buena señal de madurez y predisposición a avanzar hacia la tan ansiada y necesaria alianza y unidad en el campo soberanista del Archipiélago".

Acta notarial y legitimidad de la Gestora

Siguiendo la estela, y tras mostrar diversos colectivos su intención de formar parte de la aún no constituida oficialmente Federación, el 27 de diciembre de 2021 se creó, dio legitimidad y firmó ANTE NOTARIO, LA GESTORA PRE-FEDERACIÓN CANARIAS UNIDA, con "un DOCUMENTO DE MÍNIMOS, que resalta los puntos de coincidencia y concordancia entre diversas organizaciones de las más diversas y variadas naturalezas, social, vecinal, deportiva, cultural, musical, ecologista, deportiva, sindical, empresarial, profesional, política, o religioso-espiritual".

En enero de 2022, ya eran seis las organizaciones que formaban parte de dicha Gestora (ARA, CMIC, FVL, HdC, USC y MLNC),  y todo apuntaba que iban a sumar más (como así ha sido). Fue entonces cuando el MLNC anunció que la intención era "abrir el abanico al máximo y dar cabida a todo tipo de personas y asociaciones, partidos, sindicatos, organizaciones y colectivos que accionen prioritariamente en pro de la Unidad y Libertad de Canarias. Y será entonces, sólo entonces, cuando las formaciones que se sumen (ojalá sean todas), ELABORAREMOS EL DOCUMENTO DEFINITIVO DE LA FEDERACIÓN CANARIAS UNIDA (FCU). Porque será un Proyecto de todos, por todos y para todos. Siempre respetando la autonomía interna de cada grupo".

Dejando bien claro que "la intención es que todos sumen, por el único objetivo de la descolonización. No importan las ideologías de cada grupo, ni si son 'pro' o 'anti' lo que sea, eso quedaría fuera de la Federación. La Federación sólo defenderá la Descolonización de Canarias. El resto de las ideas o simpatías de cada grupo, quedará fuera del margen de la Federación... Y, por supuesto, en la Federación no se podrá pedir a cualquier grupo que intente entrar, que sea afín a las ideas de otros grupos. NO QUEREMOS CLONES, sino que en conjunto, todos luchemos por un objetivo común. EL RESTO, LAS IDEAS PARTICULARES, ES SECUNDARIO... Ya lo discutiremos tras la Independencia".

Documento original redactado el 21 de noviembre de 2021

"Desde el Movimiento de Liberación Nacional Canario (MLNC) se propone a las futuras organizaciones que se integren en la aún no nacida Federación Canarias Unida FCU, una estructura organizativa federativa que tenga como meta y objetivo político-social, la consecución del proceso de descolonización del Archipiélago Canario; y que a su vez nos permita la constitución de la República Federal Canaria (RFC) o la Federación de Estados del Archipiélago de Canarias (FEAC).

Haciendo hincapié en que esta futura federación sería la heredera de la fallida Declaración de Aguere del 28 de junio de 2013, por la cual varias organizaciones canarias soberanistas se comprometieron a articular una coordinación activa. Con el aliciente de que la la posible y futura FCA culminará, siempre de forma consensuada, todos los objetivos en los que fracasaron nuestros antecesores.

Propuesta del MLNC (a someter a debate)

La Canarias a la cual aspiramos desde la FCU podría contemplar como mínimo las siguientes características: Federal, Laica, Democrática, Social, Internacionalista, Solidaria, Humanista y Pacifista.

La FCU, siempre a expensas de lo que democráticamente el pueblo canario decida, intentará promover la construcción de un Estado Archipelágico (o en su defecto una Federación de Estados) que reúna esas características, a saber:

a)  Federal, pues la condición archipelágica de nuestra tierra obliga a construir relaciones federales desde cada una de las islas. Canarias podrá optar por una República Federal o por una Federación de Repúblicas Canarias. Cada isla del archipiélago constituye una entidad geográfica, que aconseja la construcción del Estado Canario desde esa estructura de Federación de Islas. La Federación de Islas Canarias (FICA) será la estructura organizativa que permita la articulación viable y aceptable de nuestra Nación para convertirse en un Estado moderno.

b) Laica, dado que nos desprenderemos de la imposición teocrática y católica en la que el perverso y malvado colonialismo español nos ha metido. Somos conscientes desde la FCU que la sociedad canaria actual del siglo XXI es el resultado y producto de un proceso histórico de sincretismo y mixtura en el que se ha mezclado lo antiguo guanche con lo impuesto en la invasión colonizadora. En consecuencia, la libertad de creencia y práctica religiosa o espiritual será efectiva, con lo que se acabarán con las prebendas y privilegios de los que ha gozado la mayor maquinaria ideológica de alienación y colonización, ¡la iglesia católica!

 La espiritualidad ancestral de nuestros antepasados, el pueblo guanche, será gradualmente recuperada, para restablecer lo que un día fue dominante en nuestra tierra, y que fue cercenado por el poder del vaticano. En la Canarias que anhelamos convivirán y coexistirán en igualdad de condiciones todas las corrientes y confesiones religiosas o espirituales; pero la milenaria, antigua y ancestral de nuestro pueblo originario guanche, gozará del apoyo institucional que al menos durante tantos siglos ha gozado la católica en el período colonial. El kronos de la liberación nos exigirá enraizar a la futura sociedad canaria en sus raíces más hondas y antiguas, para de ese modo dar estabilidad, fortaleza y bienestar comunitario.

c) Democrática. La sociedad canaria colonial se caracteriza por la imposición de las leyes y normas más antidemocráticas del mundo, las que se derivan del desorden legislativo español. En Canarias, la única RUP (Región Ultraperiférica) de España, se impuso por la metrópoli colonizadora un sistema electoral, según el cual para poder obtener representación parlamentaria en la cámara “autonómica”, se fijan unos topes insulares y archipelágicos que actúan de filtros y barreras electorales; más concretamente, cuando la cámara era de 60 diputados, se fijaron los topes de 30% de votos a nivel insular y 6% de votos en el nivel archipelágico. En las últimas elecciones del 26 de mayo de 2019, con un “estatutillo” reformado, el parlamento autonómico pasó de 60 a 70 diputados, y en consecuencia, las barreras electorales cambiaron de 30% a 15% en el nivel insular y bajó de 6% a 4% en el nivel archipelágico.

Desde la FCU defendemos el principio una persona un voto, listas abiertas, listas exclusivamente archipelágicas y no insulares para la cámara baja de representación poblacional, eliminación de la regla matemática del holandés D’Hont y respeto estricto de la proporcionalidad directa.

Asimismo, la FCU rechaza el ventajismo electoral que supone el reparto de papeletas de voto en los buzones de las viviendas antes de las elecciones, es decir, defendemos que los votantes sólo puedan disponer de las papeletas de voto en las respectivas mesas y colegios electorales.

La campaña electoral por ley, sólo se podrá realizar en los medios de comunicación públicos, radio, televisión, periódicos, con tiempos estrictamente iguales para cada candidato, impidiendo de ese modo que los candidatos más ricos puedan gastar más dinero y ocupar más espacios físicos y mediáticos, con lo que comporta de desequilibrios e injusticias propagandísticas.

La FCU defiende la celebración de consultas o referéndums para la toma de decisiones importantes que exijan la consulta del pueblo,

Dada la naturaleza Federal y Archipelágica de Canarias, su sistema político exigirá dos cámaras parlamentarias, una de representación poblacional y otra de representación territorial, donde las 7 islas tendrán el mismo número de representantes populares cada una de ellas. A su vez, cada Isla (o Estado) tendrá su propio Parlamento, donde se defenderán los asuntos relacionados con su propia territorialidad.

Para entendernos, existiría un Parlamento (o Tagoror) FEDERAL, donde se debatirán y promulgarán las leyes Federales (del conjunto). Y al mismo tiempo funcionarán Parlamentos (o Tagorores) Insulares, en los que se tratarán los asuntos (y leyes) de cada Isla.

d) Social. La sociedad canaria colonial se caracteriza por las enormes injusticias, inequidades, desigualdades y marginaciones que han provocado pobreza, exclusión, paro, enfermedad física y mental, hambre, y violencia social. La FCU defiende unas políticas gubernamentales que promuevan un modelo de sociedad, que sea incluyente, integrador y priorizador de la atención a los sectores populares más desfavorecidos.

- Internacionalista, pues la ubicación geográfica estratégica del Archipiélago cerca de la costa occidental de África y en la encrucijada entre Europa y América, hace de Canarias una actora internacional tricontinental importante, posicionada en el área número 1 del planeta, con un papel protagónico en la conformación de un nuevo orden mundial multipolar, multilateral, multicéntrico más justo, igualitario, libertario y respetuoso con la Madre Tierra, que coadyuve al establecimiento de una nueva cultura internacional basada en la negociación, la mediación, la colaboración, la cooperación y la paz, y que destierre para siempre la vieja y caduca incultura de la confrontación y conflicto. Tal vez el sistema mundial que se avecina sea otro ‘ismo’, superador del feudalismo, fascismo, capitalismo, comunismo, anarquismo, o socialismo sistemas todos fracasados y fallidos, que dejen paso libre al Humanismo o al Espiritualismo.

- Solidaria: el Pueblo Canario a lo largo de su historia moderna y contemporánea ha demostrado ser muy solidario con todas las causas ajenas a sí mismo, llegando al extremo de abandonar su propia causa de liberación nacional. Ahí están las solidaridades del pueblo isleño con las causas por ejemplo del pueblo palestino, saharaui, vietnamita, libio, iraquí, amazigh continental (rifeño, kabilio, tuareg) y un largo etcétera. Esa condición del Pueblo Canario será reforzada por la FCU, pero concienciando a nuestro pueblo de la necesidad imperiosa de no abandonar su propio destino y progreso.

- Humanista al contemplar la promoción de los valores éticos y morales que ayuden a la inculcación de la cultura de la justicia, la libertad, el respeto, la tolerancia, la paz, el amor y la cooperación. El ser humano es una de las infinitas especies que habitan el Planeta Tierra, nuestra única nave espacial, en la cual cohabitan con nosotros infinidad de especies animales, minerales y vegetales, con las cuales debemos de convivir en armonía. La Canarias que impulsará la FCU será la de un Estado que contenga en su misma carta magna los valores anteriormente citados, que aseguren la felicidad, bienestar y buen vivir de las personas que lo forman.

- Pacifista: pues el 12 de marzo de 1986 el Pueblo Canario dijo NO a la OTAN en el referéndum convocado en aquel momento. La vocación de neutralidad y antimilitarismo del Pueblo Canario contribuye a esa construcción anteriormente citada de un nuevo orden mundial, superador del desorden y el caos en el que los sucesivos imperialismos han sumido a la Humanidad. La Organización Terrorista para el Ataque a las Naciones (OTAN) una vez desaparecido y disuelto el Pacto de Varsovia, carece de necesidad y utilidad, además de representar una seria amenaza a la Paz mundial. El mundo del futuro será el de aquella utopía que postula un escenario sin ejércitos, sin guerras, sin gastos militares, sin matanzas, sin dolor y sin sufrimiento humano y planetario.

Por tanto, LA FCU NO TOMARÁ PARTIDO POR NINGÚN PUEBLO EN CONFLICTO. Primero, porque nosotros ya llevamos siglos en conflicto intermitente, y ninguno de esos pueblos en conflicto nos ha prestado la más mínima atención. Y segundo y más importante, porque nuestro carácter pacifista nos ha hecho renunciar a la violencia; y por ello jamás la apoyaremos. 

¿Por qué es necesario crear la Federación Canarias Unida?

 La reiterada fragmentación y desunión entre los diversos colectivos soberanistas y anticolonialistas de Canarias ha hecho necesario redoblar los esfuerzos, para tejer una estructura organizativa que posibilite una coordinación fluida entre los mismos, con la finalidad de aunar acciones tanto en el interior como en el exterior de nuestra Nación colonizada.

Muchas son las personas militantes, activistas o simpatizantes del proceso anti-colonial que se encuentran desvinculadas de partidos u organizaciones; y diversos los colectivos de naturaleza social, deportiva, cultural, sindical, vecinal, empresarial, profesional, ecologista, religioso-espiritual y política que continúan bregando por la causa de la Liberación Nacional, pero se encuentran descoordinadas o fragmentadas. El nacimiento de la FCU es la respuesta y solución a tal problema, y para ello, el MLNC propone a los colectivos ya integrados en la Federación una organización y funcionamiento que aquí se detalla. Con un dato a tener en cuenta, la FCU jamás entrará en conflicto con otras organizaciones soberanistas que no están dentro de la Federación. Porque EL GUERRACIVILISMO ENTRE ORGANIZACIONES CANARIAS, HA SIDO EL CÁNCER QUE NO NOS HA DEJADO AVANZAR DURANTE EL ÚLTIMO SIGLO

Desde el MLNC sugerimos que el modo más sencillo y ágil de articular la coordinación entre todas las organizaciones que conformen la Federación es el de la creación de un Comité Coordinador. Dicho Comité podría estar formado por 1 persona de cada organización, siendo éste el responsable de coordinar y consensuar todas aquellas acciones conjuntas que se aprueben.

Partiendo del respeto absoluto de las diferencias entre las organizaciones, y del énfasis en las concordancias, se le dará carácter de estabilidad al Comité Coordinador. Es decir, las personas que sean nombradas por cada organización para formar parte de dicho Comité lo deberían ser por un periodo temporal al menos de un año, pudiendo ser renombradas para períodos temporales sucesivos. Los acuerdos en el seno de dicho Comité deberían ser adoptados por mayoría simple para permitir la agilidad, democracia y eficacia en el funcionamiento y actividad política de la Federación. No obstante, también se podría sugerir la conveniencia de que las decisiones sean tomadas de modo consensuado.

En las votaciones que se lleven a cabo en el seno del Comité Coordinador, cada organización política federada contará con un voto independientemente del número de militantes o afiliados que cada una de ellas posea. Podría ser deseable que los acuerdos adoptados en el Comité sean por unanimidad o consenso, pero en caso imposible, la votación será el procedimiento más adecuado.

 Además del Comité Coordinador se propone también una Portavocía Nacional protempore, es decir, durante periodos de tiempo anuales, u otros que se convengan. Se establecerá por orden alfabético, u otro criterio que se adopte, por parte de las organizaciones constituyentes de la Federación, un turno rotatorio mediante el cual en cada período temporal consignado, la organización política correspondiente ostentará la representación global de toda la Federación. Las funciones de la Portavocía Nacional serán las de representar a la Federación ante los organismos internacionales, medios de comunicación, instituciones políticas, colectivos sociales, etc., siempre en estrecha concordancia y coordinación con el Comité Coordinador de la Federación.

 Por otro lado, en cada una de las islas de nuestro archipiélago funcionará la Asamblea o Tagoror Insular, que es el espacio psicosocial donde toda la militancia independentista de cada Isla participa activamente de la construcción, desde la base, de la tan necesaria y ansiada UNIDAD INDEPENDENTISTA CANARIA. Las Asambleas o Tagorores Insulares de la Federación estarán formadas por los afiliados y afiliadas de las respectivas organizaciones que estén al corriente en el pago de sus cuotas. Dichas Asambleas son integradoras, confluyentes y proponen al Comité Coordinador las acciones políticas y sociales orientadas a incrementar la conciencia nacional de nuestro colonizado pueblo canario, así como la movilización del mismo en aras de la descolonización e independencia de nuestra Nación.

 Articuladas a las Asambleas o Tagorores Insulares, en cada una de las islas, se podrán ir poniendo en marcha, en un futuro (esperamos que cercano), las Asambleas o Tagorores Locales que tendrán un ámbito de actuación municipal. Teniendo en cuenta que nuestro archipiélago está de momento organizado en 88 municipios, el número de Asambleas o Tagorores Locales podrá llegar a esa cantidad.

En aquellas islas que se decida, se podrá funcionar en Asambleas o Tagorores Territoriales que coincida geográficamente con los antiguos Menceyatos, Guanartematos, o Cantones en los que estaba organizado nuestro pueblo ancestral y originario Guanche.

Como órgano máximo de participación, decisión y organización se propone también el Gran Tagoror Nacional que estaría constituido por la totalidad de la militancia afiliada a la Federación en el conjunto del Archipiélago. Este órgano sería el de máximo poder y representación, pudiendo ser convocado cuando se estime oportuno o necesario, para tomar decisiones importantes, trazar los planes de actuación y fijar el rumbo de la Federación.

 Finalmente, desde el MLNC se propone que las organizaciones integradas en la Federación deberían acoplar sus programas, ideología y estrategia político-social, de modo y manera que, el objetivo prioritario sea el de la DESCOLONIZACIÓN e INDEPENDENCIA de CANARIAS

21 de noviembre de 2021".

Documento que forma parte de la Historia, y que, como se adelantó el pasado mes de enero, "es un grano de arena (pero no por ello menos importante) del futuro documento consensuado y definitivo".

Ahora depende de los diferentes grupos que conforman la FCU, dar vida a un DOCUMENTO DEFINITIVO, consensuado por todas las partes (y las venideras). Y así bajo sus directrices, AVANZAR COMO EQUIPO hacia el único objetivo

Mamerto Pérez, Vicepresidente de ADEY GALGUEN

 

Otros autores
Facebook