13:40 h. lunes, 25 de octubre de 2021

El Caso Asenet Padrón

Director | 27 de enero de 2016

Los mismos de siempre vuelven a hacer lo mismo de siempre.

Recientemente, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha declarado NULO, el Decreto firmado en 2012 por el entonces Alcalde de Arrecife (desgraciadamente fallecido) Cándido Reguera, y el Teniente de Alcalde (y entonces, socio de gobierno), José Montelongo; que trataba de “justificar” la destitución  de la (en aquel momento) Secretaria Accidental del consistorio, Asenet Padrón. Sin embargo, Montelongo (hoy, Alcalde capitalino), a quién le llueven citaciones judiciales por todos lados, no ha dudado en desdecirse de lo afirmado en aquel momento (ya saben, lo de donde dije digo, digo Diego), buscando acomodo a lo sentenciado por la justicia…

¡Pero dejémonos de acertijos!

Asenet Padrón cumplía la labor de Secretaria accidental del Ayuntamiento de Arrecife (el Secretario oficial, Felipe Fernández Camero, había sido Destituido en 2004 por la Secretaría de Estado de Organización Territorial por una FALTA MUY GRAVE,   y desde entonces, no ha parado de acumular imputaciones). Hasta que en febrero de 2012, una sorpresiva rueda de prensa dada por los entonces Alcalde (Reguera) y teniente de Alcalde (Montelongo) comunicaba su “cese”, alegando (entre otros motivos) que “no llevaba los expedientes ni el trabajo con la diligencia debida”; poniendo como ejemplo la “lenta” notificación del recurso a una demanda que se había presentado contra el consistorio. Ejemplo éste que con el tiempo se demostraría que ERA COMPLETAMENTE FALSO.

La realidad era otra: Asenet  había denunciado que el 29 de diciembre de 2011, el Alcalde y 2 concejales (entre ellos, Montelongo) habían “entrado” en su despacho, “desapareciendo ciertos documentos”. Los mismos documentos (¡qué casualidad!) que la Fiscalía le acababa de pedir  a la Secretaria para iniciar una investigación sobre presunta (entonces) corrupción en el Ayuntamiento. Los mismos expedientes que darían inicio al hoy conocido como Caso “Montecarlo”…

Tras acudir a la vivienda del Alcalde para “reintegrar los documentos al expediente municipal”, Asenet Padrón acabó de colocar el último clavo en su ataúd. Y de nada le valió informar a la Junta de Personal que “se encontraban abiertas unas diligencias de investigación por parte de la Fiscalía, por las cuales, casi a diario, y con apercibimientos personales si no se contaba en el plazo se pedía documentación a la Secretaría debiendo dar prioridad a aquello…”.

Para reemplazar a Asenet,  los entonces gobernantes del atípico pacto PP-PSOE en Arrecife designaron a un auxiliar de administración general (funcionario de inferior subescala que la propia Padrón), “dócil” y “muy tranquilo”: el licenciado en Derecho, Francisco Javier López. Mientras tanto, el Caso “Montecarlo” comenzaba a salpicar de lleno a políticos y empleados del ayuntamiento. De hecho, los mismos que propiciaron el “cese” de la Secretaria, se convirtieron en los principales imputados…

Por su parte, Asenet Padrón recurrió su cese. Y las consecuencias le fueron favorables: primero fue el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Las Palmas, quién declaró “nulo” el Decreto que ordenaba la destitución de su cargo; y ahora ha sido el Tribunal Superior de Justicia de Canarias quién ha dictado “dejar sin efecto el cese”, o en su defecto, “dictar otro decreto en el que se motive la destitución”. O sea, que el cargo de Secretaria “NO es un puesto basado en la confianza política, donde no se van a realizar encargos personales del presidente de la corporación”, sino que “es necesario garantizar su independencia”.

Tras 4 años de espera, la situación no tenía visos de cambiar. Hasta que los Tribunales de Justicia han decidido reactivar el Caso “Montecarlo”: el próximo 3 de febrero, el Alcalde (o sea, el mismo Montelongo) debe prestar declaración en el Juzgado nº 4 de Arrecife, en relación con una pieza relacionada con la empresa Inelcon… Con lo cual, era necesario dar un golpe de efecto.

Así ha sido que ahora el Alcalde, ha asegurado ante los medios que en 2012 cesó a Asenet Padrón porque “hacían falta técnicos en otros departamentos”, añadiendo que “el cese se enmarca dentro de la potestad de autoorganización de la administración para tener una mejor y más eficiente organización de sus recursos humanos”...

Recapitulando: Montelongo quiere hacernos olvidar que en febrero de 2012 cesó (junto con Reguera) a Asenet Padrón por “no llevar los expedientes ni el trabajo con la diligencia debida”; ahora ha cambiado el discurso, asegurando que con el “traslado” de la entonces Secretaria, “se consiguió dotar en exclusiva a los Departamentos de Infracciones y Actividades de un técnico que conociera bien dicha materia (Asenet), reforzando la seguridad jurídica de los expedientes, hasta ese momento llevados por personal auxiliar y administrativo”… O sea, DONDE DIJE DIGO, DIGO DIEGO.

La realidad es bien otra. Con el Caso “Montecarlo” en vísperas de ser juzgado, y hallándose imputado Montelongo en varias de las piezas, no dudó en aprovechar el “regalo” del TSJC: antes que readmitir a Asenet Padrón en su puesto, optó por la sugerencia de “dictar otro decreto en el que se motive la destitución”…  O sea, antes de tener al “enemigo” en casa, lo mejor es alabar su labor, y justificar su destitución como un simple traslado.

Pero Asenet aún no ha dicho la última palabra.

Otros autores
Facebook