18:54 h. viernes, 19 de agosto de 2022
Nicolás Montero

Diez mil y poco más

Analista deportivo

Nicolás Montero | 03 de noviembre de 2013

FÚTBOL DE GARRAFÓN

 

Ni el ex- Gran Valerón; ni el enérgico y gesticulante Apoño; ni el trotaequipos de Aranda; ni la rutilante figura del de Abadán en el nombre de Masoud; ni la intimidación al rival que supone un tal Nauzet Alemán; ni la sobriedad que aún le resta al isleño Ángel López; ni la actual claridad de delantero del ex-Bundesliga, Chrisantus; ni el gigantesco nivel de un tal Vicente Gómez, ni la alta seguridad que no fiabilidad de Mariano Barbosa; ni la tremenda firmeza del trío de centrales Deivid, David García y Aythami Artiles; ni los muchísimos y frescos glóbulos rojos que aportan Asdrúbal, Tana y el ya arquerazo Raul Lizoain; ni los slaloms eléctricos del vasco Xabi Castillo; ni los restos(cada vez menos) de destellos que atesora Jerónimo Figueroa, Momo; ni lo que pudo ser, no es pero se espera que acabe siendo en el nombre del murciano Tato; ni la lenta pero progresiva resurrección tras su lesión del grancanario Hernán Santana; ni el fútbol alegre, desenfadado y en ocasiones de niño chico del espigado y veterano Atouba; ni la adquisición de un internacional por Bulgaria como Spas Delev que está más para allá que para acá; ni el trabajo opaco pero siempre eficiente y eficaz de los hermanos Castellano; ni el fichaje como goleador y Killer del área de un tal Mayordomo que de momento apenas las "huele"; ni la llegada para apuntalar la defensa de Ernesto Galán del cual apenas nos "hacemos" con su rostro; ni la elegante y bien vestida figura del modoso de Sergio Lobera paseando por la banda del campo; ni la fotogénica presencia en el banquillo con chandal casero( estilo Mono Burgos), del querido venezolano Juan Carlos Socorro; ni los cánticos de sirena del ahora Asesor Deportivo Juanito Rodríguez, de extenso y variado curriculum en la UD LAS PALMAS; ni la sexta marcha que esta temporada le está metiendo al Gigante Amarillo el JEFAZO Miguel Ángel Ramírez...

...Ni siquiera con todos estos parabienes o para males(los menos), hacen que los verdaderos aficionados del representativo Gran Canario se vuelquen con su inestimable presencia en el estadio de Siete Palmas para apoyar al equipo de sus amores, alegrías y tristezas.

Venciendo sin convencer en demasía y racaneando en algún que otro partido, lo cierto es que la UD LAS PALMAS está en los puestos de alcurnia en esta 2ª, y aún viva en la Copa del Rey peninsular. Por lo que es de esperar que el número de fieles seguidores vaya en aumento en las próximas fechas.

Otra cosa es que los arrequintados precios por las entradas y la TVC de un tal Willy García mermen esas ansias del personal de un espectáculo en vivo y en directo. Claro, en casita GRATIS y ASOCADO.

Otras opiniones
Otros autores
Facebook