19:40 h. Domingo, 23 de Julio de 2017

la verdad de lanzarote

Bruno Perera

¿Hubo tráfico de influencia en la supuesta llamada telefónica del promotor JFR solicitando la licencia de la apertura de la bodega Stratvs?

Activista Social

Bruno Perera | 21 de Junio de 2017

Foto aérea de la bodega Stratvs. (1)

Para decidir si hubo o no tráfico de influencia en la supuesta llamada que alega el fiscal señor Stampa que hizo JFR en relación con la concesión de la licencia de apertura de la bodega Stratvs, permítanme antes que les explique de una forma corta y simple, cómo se presenta en un ayuntamiento una solicitud de licencia de obra y/o de apertura.

Para una remodelación de una casa o almacén, etc.; si es obra menor, se presenta en la alcaldía correspondiente la escritura de propietario o contrato de arrendador y un plano hecho por un arquitecto técnico con el cual se explica y se solicita el tipo de reforma que se pretende llevar a cabo.

El ayuntamiento manda al lugar a un arquitecto o ingeniero responsable, y según lo que ve en sitium, y en los planos la reforma que se pide hacer, si es posible modificarse el inmueble porque no pone en peligro a sus vecinos y la reforma se ajusta a la Ley, se le concede licencia de obra al peticionario.

Una vez que está la obra terminada, el peticionario presenta solicitud de licencia de apertura con los boletines de agua, luz, Sanidad, etc. necesarios, y seguidamente la obra vuelve a ser inspeccionada por el arquitecto o ingeniero correspondiente del ayuntamiento. Si la reforma-obra y todo lo presentado está basado en la Ley y tiene los permisos de Hacienda, se le concede licencia de apertura. (Más o menos esto se hace tal como expongo en los casos de obra menor).

Ahora, cuando se pretende hacer una obra mayor, sobre todo si va a desarrollarse en una zona protegida o en una zona rural, -que en sí ambas están protegidas con diferentes regulaciones- para ello se necesita una mayor cantidad de permisos porque entra como vigilante regulador el PIOL en aéreas rurales, y si es en Suelo Especial Protegido, entrarían el PIOL y el Plan pertinente del Espacio Especial Protegido, donde se quiera levantar tal obra, y por causa de que estos documentos regulatorios están bajo la potestad del Gobierno de Canarias, cabildos o Cabildo, ayuntamientos o Ayuntamiento, cuando se solicita hacer una obra mayor en dichas zonas, se debe presentar un amplio abanico de documentos que justifiquen que la petición de obra mayor se ajusta a las leyes, y así  si es posible se le podrá conceder licencia de obra y/o de apertura. 

Normalmente cuando alguien solicita una licencia de obra o de apertura menor o mayor, si se tardan demasiado los ediles en concedérsela/s, el promotor intenta contactar con los medios que tiene a su alcance con los ediles responsables, preguntándoles: por qué tanta tardía, y en la misma le solicita que hagan lo mejor que esté en sus manos porque muchas veces una obra parada por un largo tiempo y sin licencia de apertura puede dar lugar a que se convierta en una ruina para su promotor.

Por mi experiencia les cuento que, las obras menores que hice en Puerto del Carmen, allá entre los años 1994-99, en algunos casos la licencia de apertura no me llegaba en el tiempo justo y necesario, y algunas veces tuve que llamar al Ayuntamiento de Tías para pedir que agilizaran la concesión de la licencia.  Entonces pregunto: ¿Cometía yo tráfico de influencia por reclamar que se agilizara la concesión de la licencia que me urgía? Creo que no, porque lo que yo hacía era defender mi derecho que era obtener mi licencia en un tiempo normal y justo.

Con la misma venia cabe otra pregunta: ¿Cometió tráfico de influencia el promotor de la bodega Stratvs JFR cuando supuestamente llamó a un edil o a varios del Ayuntamiento de Yaiza explicándoles que llevaba tres años esperando por la licencia de apertura de la bodega Stratvs y que por ello les solicitaba que hicieran algo a favor de concedérsela en un tiempo normal y justo? -Creo que el promotor JFR no cometió tráfico de influencia porque lo que pidió fue que no mantuvieran la licencia de la apertura de Stratvs en el baúl de los recuerdos. Y como bien dijo JFR cuando fue preguntado en el primer día del juicio que se ha estado celebrando en Lanzarote: “Cuando y siempre lo necesite para agilizar una licencia llamaré incluso si es necesario al Presidente Rajoy”.

Pienso que cualquiera que haya estado o estuviese en el lugar de dicho promotor actuaría de la misma manera. Por ello creo que el fiscal señor Stampa, si es justo, en vez de catalogar las supuestas palabras del promotor JFR como tráfico de influencia para las que alega años de cárcel, las debería cambiar exponiendo que fue -una necesidad perentoria legal que no está penada por la Ley-.

También el señor Stampa debería corregir la acusación contra la bodega Stratvs de 119 páginas porque en ella cometió unos 30 errores que no se ajustan a la realidad del territorio vulcanológico de La Geria, ni tampoco a lo que se construyó como bodega en la finca número 1.006  barranco El Obispo donde según postula erróneamente el fiscal y su séquito de detractores, Stratvs ocupó un terreno de más de 12.000m2 cuando que lo verídico fue unos 8.000m2 en total, unos 2.000m2 de obra útil entre bodega, tienda y baños, y el resto unos 6.000m2 repartidos en pasillos, terrazas y jardineras, como los tienen otras bodegas que incluso algunas superan a Stratvs en suelo ocupado.  

Asimismo se debe tener en cuenta que la tienda se montó dentro de la antigua casa que fue restaurada en sitium donde desde el año 1950 existía y aun existe como edificación de 218m2.

Como final de mi artículo pregunto a la FCM, al señor Stampa, a El Guincho, a Transparencia Urbanística y a ADENA: ¿Por qué ponen tanto interés e hincapié en condenar a la bodega Stratvs dejando libres de pecados a unas cuantas otras bodegas que si de verdad han cometido varias atrocidades contra el Espacio Protegido La Geria, como por ejemplo la cantidad extra de m2 que edificaron sin licencia y la destrucción de unos 1.500 hoyos de parras tradicionales que cambiaron por otros más pequeños con paredes rectas de piedra, etc. de otros atentados contra la ecología de La Geria.

Y si  preguntamos a la FCM por sus propias ilegalidades cometidas en el volcán de Tahíche, entonces mejor será decir: apaga la luz  y vámonos porque sus tantas ilegalidades no cabrían en este artículo.

Por favor, para apreciar detalles, ver las dos fotos que adjunto. Gracias.

Finca 1.006 de dos partes

Más acciones:
Otros autores
Facebook