15:22 h. viernes, 03 de diciembre de 2021
Bruno Perera

Alcaldes canarios versus inmigración ilegal

Activista Social

Bruno Perera | 18 de noviembre de 2021

Menas-Espana

Casi a diario llegan 3 ó 4 pateras a Canarias, pero por fin, y aunque lo estén reivindicando de forma hipócrita, varios alcaldes y alcaldesas en algunas islas han comenzado a mostrar rechazo contra la inmigración ilegal, pero lo hacen porque están apreciando que sus votos se están poniendo en peligro por la inseguridad que sienten los ciudadanos viéndose invadidos por grupos de adultos y MENAs que no respetan las costumbres del lugar donde han sido acogidos. 

Sin ir muy lejos, en Lanzarote, el alcalde de Tinajo, la alcaldesa de Arrecife y la de Haría,  públicamente han mostrado su rechazo a que se creen más centros de acogida de inmigrantes ilegales en sus  correspondientes ciudades y pueblos; “alegando sobre todo que, tales lugares que se han montado o se pretendan montar, sean campamentos, albergues para adultos o para MENAs, no son aceptados porque crean focos de delincuencia, como bien se está demostrando con los tantos robos y pleitos a cuchilladas que están cometiendo inmigrantes ilegales en las calles  de nuestras urbes, dando lugar a que los ciudadanos se sientan con miedo cuando salen a la calle a pasear o de compras, etc, sobre todo de noche”.  

También los alcaldes y alcaldesas han puesto el grito en el cielo, alegando que, mientras las fuerzas del orden se dedican a ayudar a los inmigrantes ilegales cuando llegan a tierra en sus pateras, zodiacs y cayucos, e incluso durante los días que los vigilan en sus albergues, etc, dejan de prestar algunos servicios que le corresponden a la ciudadanía. Y para tal necesidad demandan que el Gobierno canario dote a sus correspondientes ciudades y pueblos de más policías.  

(Y en todo esto, de mi cosecha digo: La inmigración ilegal también desborda los servicios del SIVE, los médicos y los de Cruz Roja, entidad que más parece una oenegé africana antes que española). 

Contesto a los alcaldes y alcaldesas  lo siguiente: Está bien que pidan más policías para que en el tiempo que tengamos el problema de la inmigración ilegal ayuden a controlar la delincuencia, pero con esa petición no remediarán el estrago inmigratorio, ni tampoco haciendo más albergues de régimen abierto, porque la clave está en hacer los centros de acogida de régimen cerrado para después de prestarles auxilio 72 horas sean deportados a sus países de origen, sin que importe que su estatus social sea MENA o adulto.  

Sin estos requisitos que señalo, será imposible atajar la invasión de inmigrantes ilegales. 

Debo asimismo remarcar que, los alcaldes y alcaldesas cuando ponen como impedimento que esas casas, mansiones y naves que se quieren dedicar al alojamiento de MENAs y de adultos -carecen de licencia-, es una forma hipócrita de decir que no desean que inmigrantes ilegales deambulen por las calles de sus pueblos y/o ciudades. Y al mismo tiempo como cobardes ponen siempre el INRI de que debemos darles un trato digno a los inmigrantes ilegales. Esto es como tirar una piedra y luego dar un caramelo que, las mafias interpretan como que hay vía libre para seguir mandando a inmigrantes ilegales hacia Canarias. 

El remedio es Vox, partido que reivindica con la verdad y valentía, y por ello es el único que podrá solucionar el problema de la inmigración ilegal y otros más que padece España. 

Otros autores
Facebook