14:47 h. miércoles, 07 de diciembre de 2022
Bruno Perera

La desalinización del agua en Lanzarote por medio del sistema Ósmosis, y algunos de sus problemas.

Activista Social

Bruno Perera | 01 de abril de 2016

Un esquema de desalinización de agua de mar.

Hace unos 45 años, o más, ignoro la certeza; una de las compañías pioneras en la desalinización de agua de mar era (Atlas de Dinamarca). Las desalinizadoras, o potabilizadoras, como también se les llamaban y que fabricaba dicha compañía, se utilizaban sobre todo para barcos, y una de estas potabilizadoras que no ocupaba más de unos 2m2 de espacio plano por 1m de altura, podía desalinizar en 24 horas unos 4m3 de agua para consumo humano. Las mismas eran alimentadas por corriente eléctrica y estaban provistas de un sistema con caldera que en su interior poseía unas rejillas tipo radiador con tubos de cobre por donde pasaba agua fría de mar, que condensaba el vapor del agua salada que hervía dentro de la misma caldera. El agua salada que entraba dentro de la caldera por causa de que estaba en un circuito cerrado vacío, hervía a una temperatura de unos 50 centígrados. (En varios sitios de costas de países del mundo este mismo sistema también se utilizó para desalar agua de mar tomándola a través de tubos que se internaban unos 20-30m hacia mar adentro. (Yo trabajé con una de estas potabilizadoras a bordo de un barco español de Pescanova de Vigo llamado M/n. Rivadeo).

Hoy día, el sistema que se utiliza para desalinizar agua de mar, es “Membrana de Ósmosis Inversa”, pero en sí misma, no elabora agua potable segura.

Según informa una página web de una compañía que fabrica desalinizadoras: “Los pasos de PRE y el núcleo del proceso de desalinización está basado en la tecnología de Membrana de Ósmosis Inversa, y POST-tratamiento son requeridos para adecuar el agua antes y después del proceso de ósmosis inversa por membranas para acondicionarlo a su proceso”.

En ello también añaden: “La eliminación de la salmuera puede ser un problema medioambiental y económico en algunas áreas dónde la fauna y flora son sensibles al aumento local de la salinidad del mar. La eliminación de la salmuera debe ser estudiada y diseñada caso por caso”.

El arte de desalinizar es determinar y combinar las tecnologías disponibles para optimizar los costos de producción y calidad del agua.

En la actualidad en Lanzarote y en toda Canarias, todas las plantas  habidas de cabildos, ayuntamientos y Gobierno canario que desalinan agua de mar, lo hacen con el sistema Ósmosis, toman el agua de unos pozos que tienen situados a unos 10m de la orilla de mar, la desalinan, y por tubos descargan la salmuera de desecho al mar contaminada con un alto grado de sal y tres pesticidas que se utilizan para lavar las membranas, etc.

Por otra parte, las desalinadoras que poseen algunos hoteles y complejos de apartamentos cercanos a la orilla del mar, desalinan el agua de mar con el mismo sistema que las desalinadoras de Canal Gestión Lanzarote, o igual como lo hacen todas las desalinadoras  de cabildos y ayuntamientos, o del Gobierno canario, que es a través de bombear agua salada de un pozo situado a pocos metros de la orilla, y luego envían la salmuera contaminada con tres pesticidas al mar.

Pero por otro lado, las desalinadoras que están alejadas de la costa a unos 100-200- 300m, o algo más, toman agua de mar de un pozo y luego en otro que tienen cerca depositan la salmuera con los tres pesticidas cual de todas maneras se filtra hacia el mar a través de la corteza terrestre.

Nota.  En Lanzarote han habidos denuncias contra algunas desalinadoras que operan algo alejadas de las orillas porque en ciertas ocasiones han vertido salmuera en el alcantarillado de las calles, que da lugar a que cuando esta salmuera llega con las aguas negras a las depuradoras no se pueda depurar el agua negra por causa de que las depuradoras no separan la sal del agua, sino algunos de los residuos contaminantes, etc.

De lo que he informado invito a los lectores a que saquen su propia conclusión si es  positivo o no permitir a hoteles y complejos de apartamentos elaborar su propia agua según lo están haciendo, o bien prohibírselo y obligarlos a que se enganchen a la red de Canal Gestión Isabel Lanzarote que posee el monopolio de la desalinización, distribución y venta del agua, cuyos derechos hace unos dos años los poseía el Cabildo y los 7 ayuntamientos lanzaroteños.

El problema más importante que tenemos en Canarias relacionado con las desalinadoras, y que ningún partido político se atreve ponerle remedio porque es anti-político y no rentable para coger votos, es que, todas las desalinadoras sean grandes o pequeñas, y estén situadas en la orilla de mar o a unos 100-200-300m de orilla hacia tierra, todas contaminan el mar con los cientos de miles de m3 de salmuera contaminada con tres pesticidas que descargan en la orilla del mar todos los días; y también que al agua que elaboran las desalinadoras privadas no se les hace  las inspecciones correspondientes para asegurarnos que en sí elaboran agua apta para  el consumo humano. Urge por ello que tan pronto sea posible se anulen los vertidos de salmuera contaminada en pozos y en la orilla de mar, cerrando las desalinadoras privadas que estén lejos de la orilla y a las que estén cerca, privadas o de cabildos, ayuntamientos y del Gobierno canario, obligarlas a que sus descargas de agua con salmuera contaminada la hagan a través de tubos que se internen en mar adentro unos 300m. Con eso se lograría que en nuestras costas la fauna marina no muera por el exceso de sal y por la contaminación de los tres pesticidas; repito: “que se le añaden al lavado de las membranas que luego se descarga en el mar con la salmuera”.

Lo de si en Lanzarote se permite o no la desalinización de agua de mar a los hoteles y complejos de apartamentos que están cerca de la orilla de mar y que ya poseen desalinadoras, es algo que se debe estudiar y debatir con mucho cuidado, y sin politiqueo, porque hay siempre que anteponer que existe una compañía llamada Canal Gestión Isabel que adquirió el monopolio a través del contrato que firmó con el Cabildo de Lanzarote, y en ello se debe revisar los acuerdos que esos hoteles y complejos de apartamentos firmaron antes de instalar sus desalinadoras: “si eran perpetuos, o sólo hasta que el enganche de la antigua INALSA llegara  con agua hasta ellos”.

Que la paz del agua sea con vos-otros y con nos-otros.

Otros autores
Facebook