15:38 h. Domingo, 16 de Junio de 2019
Bruno Perera

Los grupos de LGTB+ queriendo y sin querer confunden la supuesta moral de la sociedad

Activista Social

Bruno Perera | 19 de Noviembre de 2018

bandera

Hasta hace unos 20 años, defender la homosexualidad era tabú, pero en la actualidad propagarla no lo es.

El matrimonio entre dos personas del mismo sexo en España es legal desde el 3 de julio de 2005. El PSOE dirigido por José Luis Zapatero, se presentó a las elecciones generales con un programa que incluía el compromiso de <<posibilitar el matrimonio de personas del mismo sexo y el ejercicio de cuantos derechos conlleva como un matrimonio normal>>. Tras el triunfo socialista en las elecciones y la formación del gobierno, y después de mucho debate, el 30 de junio de 2005 se aprobó la Ley que modifica el código civil que permite el matrimonio entre dos personas del mismo sexo. Y como consecuencia de esto, otros derechos, como la adopción conjunta, herencia y pensión. La Ley fue publicada el 2 de julio de 2005, y el matrimonio entre personas del mismo sexo pasó a ser oficialmente legal en España, el 3 de junio de 2005; siendo el tercer país en el mundo en legalizarlo. Fuente recortada: Wikipedia.

Yo Bruno Perera, opino que el PSOE y quienes más apoyaron el matrimonio entre dos personas adultas del mismo sexo, se equivocaron al reconocer la unión de dos personas del mismo sexo como (matrimonio) porque la palabra (matrimonium) en latín deriva de: (pertenencia o herencia de la madre) y (patrimonium) a pertenencia o herencia de los padres. Y en este caso (con los mismos derechos) para que se pudiera diferenciar los matrimonios entre dos personas del mismo sexo, se debió haber escogido otros nombres, como por ejemplo, para matrimonios entre dos varones, debe ser: (homomonio), y para el de dos mujeres: (ginecamonio). Y las personas que cambian de sexo y son reconocidas por el sexo que legalmente se les otorga, entrarían dentro de los cauces normales, que podrían ser igual a un matrimonio entre hombre y mujer, cuando uno de ellos es considerado hombre y otra mujer. -Y aunque hayan sido anteriormente hombre o mujer-, y dependiendo de sus estados sexuales reconocidos, entrarían en los grupos de dos personas de igual sexo, o entre las uniones de mujer y hombre.

Homomonio es una palabra que hace unos 15 años compuse y publiqué de homo= hombre, y monio, = pertenencia o herencia, que es lo mismo que decir: pertenencia o herencia del hombre. Y en el caso de: ginecamonio, lo compuse de gineca=mujer del griego, y monio=pertenencia o herencia de la mujer.

Siguiendo la misma secuencia de lo que estoy exponiendo, existe en la Biblia, Antiguo Testamento, dos versículos que prohíben la homosexualidad entre personas del mismo sexo varones, y la zoofilia por hombres y mujeres. Leviticus 22: No te acostarás con varón como lo haces con mujer; es una abominación. 23: No te ajuntarás con ningún animal, contaminándote con él, ni mujer alguna se pondrá delante de un animal para ajuntarse con él, es una abominación.

De estos dos versículos se capta que el Antiguo Testamento prohíbe hacer el sexo entre dos hombres, y a los hombres y mujeres les prohíbe ajuntarse con animales, pero no se menciona nada en relación con las lesbianas, quizás porque por ese tiempo habían pocas, y  tal vez porque el hecho de que entre mujeres se acariciasen no era un acto considerado como lesbianismo. -Vaya usted a saber lo que pensaban esos rudimentarios de aquel tiempo-.

Siendo yo ateo, medito que todo esto fue escrito por líderes religiosos que querían imponer un sistema social y religioso para que la sociedad se pudiera regir por unas normas que a ellos les venía bien y de provecho económico, pero seguro digo: -nada de estos dos versículos fue comandado por ningún dios. Y también me adentro a decir que los homosexuales que han nacido con esa diferencia dirán y se preguntarán: Dios, ¿Por qué nos hiciste como somos y nos penas con la muerte si nosotros no pedimos haber nacido como nos creaste? -Todo un dilema que está basado en religión y no en la evolución-.

El universo o universos, es una composición y expansión tan inmensa y tan inimaginable llena de tantos  trillones de componentes, que es igual a preguntarnos si de verdad existimos, y si no es todo un sueño en esta gran hechura; y reclamar (al Cosmo Poder) culpa por los nimios errores que tenga o tengamos, es simplemente una ilusión. No importa cuantas diferencias o errores tengamos en nuestra composición genética, pues es parte de la misma imperfección dentro de la gran perfección. Todos nacemos con diferencias y en ello a veces hay errores, pero nadie es culpable de como fuimos creados, de ahí que debemos aceptar a todo, todos/as con igualdad.

La concordia entre hombres y mujeres con diferencias sexuales de nacimiento, o por engatusamiento, por vicio o por drogas, es parte de nuestra evolución, pero dentro de esta vida, debemos tener normas, tanto para unos como para otros, y yo abogo porque no se confundan a los mayores ni a los menores propagando que la homosexualidad es una opción, porque no lo es. Por lo tanto, se debe educar exponiendo que se nace homosexual, o porque entras en el meollo por engatusamiento, engaño, vicio o drogas, donde cabe también la bisexualidad

Final. Los países que han reconocido el matrimonio entre dos personas del mismo sexo, en la actualidad, están recibiendo gran cantidad de inmigrantes homosexuales de otras naciones por causa de que en sitium encuentran la panacea de la libertad sexual que en sus naciones correspondientes no poseen, y es por ello por lo que en presente parece que en España la gran mayoría de la gente es homosexual.

Nota. Propagando la verdad podemos vivir en paz sin la necesidad de tantas banderas de colorines. (Los menores de edad no deben ser confundidos con la propaganda de uno u otro grupo que reivindica una u otra solución). Mejor es discutir el problema y buscarle solución sin victimismos, entre adultos, pero fuera de las escuelas y sin dogmas ni intereses de religión, política de partidos ni de oenegés.

Más acciones:
Otros autores
Facebook