14:47 h. miércoles, 07 de diciembre de 2022
Bruno Perera

¿La guerra fría económica petrolífera ha sido orquestada por los EUA?

Activista Social

Bruno Perera | 24 de enero de 2015

offshore_rigs

 

Leyendo por aquí y por allá artículos  escritos y publicados por economistas nacionales y extranjeros acerca del actual precio de un barril de crudo, encuentro que entre ellos no se ponen de acuerdo al 100% en el porqué el barril se ha devaluado en tan poco tiempo a casi la mitad de lo que costaba hasta hace unos meses.

 

Algunos economistas señalan que la bajada del precio del barril de crudo está orquestada por los EUA y Arabia Saudita; por un lado de interés de los EUA: -para que las sanciones impuestas a Rusia se hagan efectivas como castigo por haberse tomado a Crimea por la fuerza y haber invadido algo del territorio de Ucrania-; y por la parte de Arabia Saudita obedeciendo a los EUA:- para obligar a Irán a que deponga y olvide su proyecto de fabricar su tan ansiada bomba nuclear-.

 

Otros economistas especulan que la bajada del precio del barril de crudo se debe a que  hoy hay demasiados países productores que extraen  más petróleo del mar y tierra del que la industria mundial puede absorber, y que por causa que no tomaron en cuenta la crisis económica mundial que ha habido y hay,  donde países como China, Japón, Europa y USA, etc ralentizaron su producción de bienes comunes, ahora sobra petróleo que les resulta a las compañías petroleras muy caro almacenar en tanques en tierra o en yacimientos petrolíferos que se hallan vaciios en tierra o mar. También se habla de que la súper producción de crudo y gas obtenidos con el sistema de fracking a dado lugar a que la producción sea mucho mayor que la demanda y por ende el precio del barril haya devaluado a una marcha tan escalofriante que parece que en unos meses el petróleo va a llegar a costar casi igual que el agua potable.

 

En todo esto, economistas, por un lado exponen que el precio del barril de crudo a como está ahora a 45,46 dólares el WITI y a 48,81 dólares el Brent, es favorable para la industria mundial porque se consume más crudo y/o gas y se crean mayor cantidad de bienes de consumo ordinario, que dan más puestos de trabajo y con ello se recupera la economía mundial.  Otros postulan que el precio actual del barril de crudo no podrá sostenerse tan bajo por más de un año porque muchas industrias que dependen de él tendrán que cerrar sus puertas, poniendo a mucha gente en paro, cuales podrían ser: astilleros, transporte marítimos petroleros, barcos y plataformas perforadoras, refinerías, y un etc de personal que depende de la cadena petrolífera.

 

Y en todo este embrollo, Arabia Saudita confirma que a ellos producir un barril de crudo les cuesta entre unos 10-12 dólares, y no tienen pensado aminorar su producción para que aumente el precio del barril de crudo y favorezca a otros, porque esperan que quienes extraen petróleo de la corteza terrestre marina que les cuesta más caro de 12 dólares la extracción de un barril, sean los que dejen de producir para que el precio vuelva a más o menos igual a como estaba hasta hace unos meses, unos 100 dólares el barril.

 

Según se aprecia del panorama petrolífero presente, parece que en esta lucha económica petrolera, el fracking y la extracción de crudo y/o gas en aguas profundas a más de 1.000m de lámina de agua y a más de 3.000m de profundidad de corteza terrestre marina, tienen sus días contados hacia varios años de abandono porque el coste de producción de un barril les supone más de 12 dólares.

 

Concluyo de lo dicho en general, que a las naciones importadoras de crudo y/o gas como son EUA, China, Japón y otras, les favorece el bajo precio actual del barril de crudo y del m3 de gas, aunque a los EUA les perjudique su producción a través del fracking. Y a las naciones productoras y exportadoras de crudo y/o gas como son Rusia, Noruega, Reino Unido, Arabia Saudita y otras, les desfavorece incluso tomando en cuenta a Arabia Saudita que alega que no le importa perder ganancias mientras obliga a otros países productores y exportadores a reducir su producción.

Otros autores
Facebook