00:02 h. sábado, 04 de febrero de 2023
Bruno Perera

Nada ni nadie, sea cosa, animal o humano, etc, fue creado por un supuesto Dios y un padre y una madre terrenal

Activista Social

Bruno Perera | 14 de noviembre de 2022

Parte del universo o universos

Nada ni nadie tiene Dios, ni padre ni madre porque la evolución nos ha venido fraguando en un sueño profundo desde la NADA absoluta sin señales de que hayamos provenido de una familia espiritual y terrenal.

Lo que llaman como divinidad Yahú en lengua judía y Jehová como nombre corrompido, Theus  en griego,  Deus en latín, Dios  en español, Goot en alemán, y  God en inglés; y cuantos más nombres les quieran dar a las supuestas divinidades, son solo ilusiones creadas por la humanidad que sabe en su hondo sentir que es huérfana en el universo o universos, sin Dios y  sin padre y madre.

Si de verdad fuéramos hijos de algún dios, tendríamos dos padres, el espiritual y el terrenal, pero solo una madre, la terrenal. Por lo que no cabe en cerebro alguno aceptar  que podamos tener dos padres y solo una madre.

El universo o universos que, vemos, sentimos y palpamos, es todo un sueño profundo del cual no se puede despertar y que continúa como si fuera una creación real.

Si todo se creó y vino de la NADA, habrá que preguntarse quién creó esa NADA que según científicos dio origen al Big Bang  y a seguir a toda la materia que conocemos y que creemos que existe en el universo o universos.

Si existió la NADA antes de la misma debió haber un espacio que era materia o energía, por lo que tendríamos que viajar hacia atrás en busca de algo más a cual no llegaríamos porque el sueño de la vida es igual que la numerología que no tiene comienzo ni tampoco final. Antes de un cero existen otros números, y el final de los mismos se desconoce.

Por lo dicho en estas pocas palabras, la vida total universal es un sueño profundo y eterno que mientras crees que vives existes, y cuando mueres el sueño se acaba para ti, pero continúa para otros/as;  y todo lo creado que forma el sueño universal, sigue sin que nadie sepa cómo funciona, y  que nadie jamás podrá explicar porque todos vivimos soñando. Y así la vida continuará como un sueño con todo lo ficticio que en el  mismo aparezca de forma eternal.

Conclusión. La vida es un sueño que todos anhelamos como realidad dentro de uno o varios universos, y es igual a  dormir y despertar esperando que vuelva el próximo sueño para que nuestro sueño anterior no muera y la vida universal nunca acabe.

En resumen: El universo o universos es un sueño profundo majestuoso en el cual las vanidades de este mundo terminan para cada cual cuando le toca su ida final. Llegado ese momento el universo se apaga para ti porque tu memoria dejó de soñar, pero sigue para otros/as que continúan soñando un sueño que es solo eso, un sueño irreal continuo e inexplicable.

Ver vídeo de Calderón de la Barca: La vida es Sueño:

https://www.youtube.com/watch?v=YLGVzaVqDaw

Autores de opinión
Facebook