04:32 h. sábado, 16 de octubre de 2021
Bruno Perera

Si usáramos millas terrestres británicas en navegación, nos perderíamos

Activista Social

Bruno Perera | 07 de octubre de 2021

maxresdefault

Si en navegación marítima o aérea con las actuales cartas marinas y sistemas GPS= en inglés Global Positioning System, usáramos millas terrestres británicas, nos perderíamos en el viaje. 

A seguir explico el porqué. 

Una milla náutica equivale a 1.852m, y una milla terrestre británica a 1.609,334m. 

La circunferencia terrestre tiene 360º X 60 millas náuticas cada grado, en total = 21.600mn. 

21.600mn X 1.852m = 40.003.200m, o = 40.003,2km de circunferencia terrestre. 

Nota. En este artículo m igual a metro, mn a milla náutica, y km a kilómetro. 

Un grado náutico de arco se divide en 60 minutos, un minuto en 60 segundos, y un segundo en 60 terceros, o en decimales; y sus equivalentes en metros son los siguientes: 1 grado= 111.120m. 1 minuto= 1.852m. 1 segundo=30.86666666666667m. Y 1 tercero= 0,5144444444444444m. 

Ahora si quisiéramos navegar vía marítima o aérea con millas terrestres británicas no podríamos hacerlo con los sistemas de navegación habidos en la actualidad porque están hechos según las normas de Mercator basado en millas náuticas de 1.852m.  

*La proyección de Mercator es un tipo de proyección cartográfica ideada por Gerardus Mercator en 1569 para elaborar mapas de la superficie terrestre. Ha sido muy utilizada desde el siglo XVIII para cartas náuticas porque permitía trazar las rutas de rumbo constante o loxodrómicas como líneas rectas e ininterrumpidas, a diferencia de otras proyecciones más precisas. 

Es un tipo de proyección cilíndrica tangente al ecuador. Como tal, deforma las distancias entre los meridianos (en la tierra son como "gajos" de polo a polo) en líneas paralelas, aumentando su ancho real cada vez más a medida que se acerca a los polos. 

Esta proyección tampoco respeta las formas reales entre los paralelos, la amplía en largo, cada vez más a medida que se acerca a los polos, distorsionando las áreas cercanas a los polos aún más. Notándose la diferencia con la proyección cilíndrica equidistante, que sí respeta distancias entre paralelos y tiene solo las deformaciones meridionales de la proyección*. 

Desde * a* datos tomados de Wikipedia. 

Historia de la milla. 

*La milla es una antigua unidad de longitud que se ha utilizado en numerosos países a partir de la milla romana, que equivalía a 1.000 pasos (midiendo cada paso 5 pies romanos). Tiempo después de que la mayoría de los países adoptaran el sistema métrico decimal, Reino Unido y Estados Unidos seguían manteniendo el sistema anglosajón de unidades que incluía la milla entre sus unidades. Aún se sigue utilizando en Estados Unidos con un valor de 1.609,344 metros. En Reino Unido se usa solo como referencia, por ejemplo, las velocidades de las carreteras se establecen en millas por hora. 

La milla romana medía unos 1.481 metros, y, por tanto, un paso simple era de unos 74 cm. Como herencia romana (antes de establecerse el sistema métrico), la milla fue una de las principales medidas de longitud en el mundo occidental (si bien su longitud difería de un país a otro). Con la introducción del sistema métrico, los países latinos y otros muchos comenzaron a usar el metro y sus múltiplos para medir las distancias terrestres, y actualmente se utiliza en todo el mundo, excepto en los países anglosajones y los de su ámbito de influencia, donde todavía utilizan la milla (aunque oficialmente ya está implantado el Sistema Internacional de Unidades). 

Aunque se utilizan varias abreviaturas para su símbolo (mi, ml, m, M), en los Estados Unidos el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología recomienda el uso de mí, aunque en el uso común para otras unidades que la usan, al menos en México, Estados Unidos y Reino Unido, se abrevia como m en lugar de mi; como por ejemplo en millas por hora (mph en lugar de mi/h).*  

Desde * a * datos tomados de Wikipedia. 

Si calculáramos la circunferencia terrestre según el valor de una milla terrestre británica, tendría las siguientes medidas: 360 grados X 60 minutos = 21.600 millas terrestres británicas X 1.609,334m = 34.761.614m, o = 34.761,6144km.  

Estos cálculos dan a entender que no se puede navegar con el sistema Mercator empleando millas terrestres británicas, por causa de que para llegar a obtener la verdadera circunferencia del globo terrestre que es 40.003.200m, o = 40.003,2km, faltarían 5.241.585,6m, o = 5.241,5856 km. 

Sistemas de Navegación - Beneyto.pdf (itmexicali.edu.mx) 

Ver sistema Mercator en navegación aérea:  

Principales cartas aeronáuticas (pasionporvolar.com) 

Ver algunas controversias relacionadas con el sistema Mercator:  

Descubre sorprendentes alternativas interactivas ante la proyección Mercator - Geoinnova 

Cuidado. Si navegas o conduces y quieres llegar seguro a tu hogar, no tomes alcohol ni utilices tu GPS con millas terrestres británicas. Broma. 

Otros autores
Facebook